Páginas vistas en total

jueves, 6 de enero de 2011

Orgullo y Prejuicio. Joe Wright.


Orgullo y prejuicio. Universal Pictures with Studiocanal. Director: Joe Wright. Guión: Lee Hall. Casting: Keira Knightley, Matthew Macfadyen, Brenda Blethyn y Donald Sutherland.


En esta genial obra, muy bien llevada al cine por Wright, Austen plantea un choque frontal entre dos sentimientos muy potentes: el orgullo de Elizabeth y los prejuicios de Mr. Darcy. Dentro del mundo de Lizzie hay dos esferas: la ilustrada, en la que habitan ella y su padre, y la vulgar donde residen su madre y sus cuatro hermanas. Desde el primer momento la cámara lo hace muy patente, cuando entra en la casa y observa a cada uno de los que están en ella y vuelve a salir y sigue a nuestra protagonista que está leyendo un libro en el jardín. En otro momento, en casa de los Bingley, en el salón en que coinciden todos, sienta a las cuatro hermanas ruidosas en un sofá, justo enfrente de nuestra protagonista, seria y cicunspecta. Ella no ignora, como mujer instruida, esta circunstancia que la cohibe.







Elizabeth pertenece a una familia pequeñoburguesa, los Bennet, cuyo padre está siempre en una habitación rodeado de libros; la madre anda confabulándose constantemente con las otras hijas para encontrarles un marido rico, única salida que considera digna para ellas, aunque eso suponga humillarse y ponerse constantemente en ridículo.







Lizzie, entre estos dos mundos no encuentra su lugar, y asiste sorprendida a la más superflua de las conversaciones entre los Bingley y el Sr. Darcy, y su definición de lo que és o debe ser una mujer con talento. Darcy dice: " No conozco a más de media docena de mujeres inteligentes de verdad". La hermana de Bingley, por si acaso tiene alguna duda de dónde está le aclara: : "Una mujer con talento ha de conocer la música, cantar, dibujar, bailar, tener algo en su porte y en su forma de andar" y él remata: " Y ha de cultivar su mente con la lectura". La joven Bennet, cada vez más divertida, responde : "Ya no me sorprende que sólo conozca a seis mujeres con talento, lo raro es que conozca a alguna. Nunca he visto a semejante mujer; ciertamente daría miedo".





Pero debe además soportar otras humillaciones de esa clase frívola: el paseo que le obliga la joven Bingley a dar por la habitación para que los hombres admiren su porte, en contraste con el de ella, y los insultos de Lady Catherina de Bourgh, cuya hija enferma está omprometida con Darcy. Pero la mayor de todas ellas será el intento de Darcy de romper la relación del joven Bingley, casi idiota pero rico, con su bella hermana Jane, a causa de la vulgaridad de su familia.

El amor y el arrepentimiento de Darcy romperá todos los muros que el orgullo y los prejuicios habían levantado ante ellos. Es un buen retrato de la sociedad de la época en que vivió Jane Austen,en la que las mujeres sólo tenían una salida digna para mantener su estatus: casarse. El hombre heredaba la fortuna y todos quedaban bajo su potestad; no falta en esta obra el pastor protestante, heredereo de la casa que habita la familia.



4 comentarios:

  1. esta!! esta!! esta si q es una re pelicula preciosa!!! es algo q n se puede describir,justament en esta escena se siente algo dentro de uno cuando el la mira teniendola tan cerca de su boca!! es precioso!!! tendrian q verla todos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Este es un film, basado en la novela de Austen, en el que se reflejan las barreras invisibles que se levantan entre los seres humanos. ¿Se pueden derribar con un sentimiento tan noble como el amor, ya sea romántico o fraternal? Austen así lo cree.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo comentario. Yo creo que ORGULLO Y PREJUICIO es la mejor adaptación que se ha hecho de una obra de Jane Austen: visual y narrativamente fascinante, con una Keira Knightley maravillosa y multitud de puntos tan cómicos como de crítica social. Una obra maestra algo infravalorada, en mi opinión y una de las pocas veces en que Joe Wright (que repetiría éxito y actriz en la brillante EXPIACIÓN) da en el clavo. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Creo que es la mejor película que Joe Wright ha dedicado a una mujer, temática en la que ya sabes que se ha especializado. Aquí sí logra tocar la fibra romántica y hacerte sentir por unos momentos la emoción que a ellos les embarga. Me alegro de coincidir. Un saludo.

    ResponderEliminar