El banquete de boda. Ang Lee.


Sinopsis.



Simon y Wai-Tung son una pareja gay que viven juntos en Manhattan. Para disipar las sospechas de los padres de Wai-Tung, Simon sugiere que organice una boda de conveniencia con Wei-Wei, una joven inmigrante que necesita la carta verde de inmigración para poder permanecer en los Estados Unidos. Pero cuando los padres de Wai-Tung llegan a Nueva York insisten en organizar el banquete, lo que traerá muchas complicaciones.


Ang Lee es un cineasta chino de Taiwán, educado en EE.UU., que combina en su cine tradición y modernidad, muchas veces en tono de comedia, Sus obras marcan una ruptura con el realismo trágico que caracteriza el cine de Taiwan tras el fin del período de ley marcial de los años 1990. Fue el primero en introducir temas homosexuales en el cine asiático y también fue pionero en las películas de artes marciales/exotismo oriental de gran presupuesto de Hollywood.
En Banquete de boda trata con gran frescura y sencillez la relación interracial de una pareja gay chino/norteamericana y una joven china con problemas con Inmigración, y el choque entre unas generaciones tradicionales que combatieron el comunismo y a Japón, y unas nuevas que, instaladas en América se integraron en la modernidad y superaron los prejuicios. Pero el padre de Wai Tung, que se rebeló en su tiempo contra sus progenitores que le impusieron una boda, es capaz de entender la elección de su hijo. Las mujeres, más tradicionales porque sobre ellas ejerce más presión el aparato ideológico de los poderes fácticos, aceptan peor la situación, aunque, experimentadas, envidian a las nuevas mujeres más libres e independientes.


Cada uno de los padres, por separado, aceptan la situación a su manera, aunque se 'mienten' en beneficio de la familia. Wei Wei ha quedado embarazada , pero los tres, dos padres y una madre,aceptan cuidar de la criatura. La sabiduría oriental se impone.
En su despedida el padre agradece a ambos, a Simon, el cuidar de su hijo, a Wei Wei el darle un momento de ilusión y fantasía en la gran boda oriental y un nieto. Magnífico film sobre la tolerancia con el diferente, a pesar de los prejuicios. El film está filmado con frecuentes barridos que emborronan la imagen y contrapicados que te echan los techos encima; la última imagen es un congelado en el que el padre, tras pasar por un agobiante y estrecho túnel metálico, obra de la modernidad, levanta los brazos para someterse al riguroso control de los norteamericanos, en el aeropuerto, que tienen miedo a todos y a todos.
El banquete de boda sigue un ritual occidentalizado, en el que lo único chino son los invitados, que todos los que han pasado por él lo reconocerán, ya que está tratado casi como un reportaje que sigue una a una todas nuestras costumbres, con algún toque oriental. Incluso el traje de la novia es el blanco inmaculado, que poco o nada tiene que ver con el significado del signo.
Ang Lee es muy inteligente en su planteamiento, pues mucha gente rechaza la denuncia frontal contra la discriminación y él le da vuelta a la moneda y presenta la situación en positivo, la posibilidad de ser feliz y hacer felices a los demás en una situación que muchos considerarían dramática y llena de conflictos. Es posible el amor, la solidaridad, la tolerancia y la comprensión, aunque haya que adobarlo con un poco de disimulo o si queremos de 'mentira' para no herir a gentes que, por su edad, ya no pueden cambiar. En Brokeback Mountain, doce años después (2005) plantea la situación a la inversa ¿Había perdido la confianza en un mundo tolerante?




Comentarios