Páginas vistas en total

jueves, 28 de noviembre de 2013

Mammuth. Benoît Delépine






Ficha técnica: 


Título original: Mammuth
País: Francia
Año: 2009
Duración: 92 minutos

Guión y Dirección: Gustave de Kervern y Benoît Delépine.
Dirección de Fotografía: Hugues Poulain.
Música: Gaêtan Roussel.
Dirección artística: Pau Chapelle.
Montaje: Stéphane Elmadjan.

Productores: Jean-Pierre Guerin y Veronique Marchat.
Compañías: No Money Productions, GMT Productions.


Ficha artística:


Gerard Depardieu: Serge Plardosse
Yolanda Moreau: Catherine Plardosse
Miss Ming: Solange Plardosse
Isabelle Adjani, Benoît Poelvoorde...


Sinopsis:


Serge, ( Gerard Depardieu), un matarife jubilado, que trabajaba en el matadero de un supermercado, tras conocer que no le dieron de alta en la seguridad social lo que le priva del derecho de cobrar la pensión, después de humillaciones y alienación laboral, emprende un viaje de búsqueda de sus jefes con el objetivo de vengarse de ellos. Durante este deambular por los caminos descubre los sentimientos de placidez y libertad y su rabia se va transformando un sensiblero recuerdo del pasado.


Comentario y críticas:



En el país galo  abundan los directores que realizan  películas sobre trabajadores que, como Louis Michel, deciden saldar cuentas con los jefes, máximos representantes de la tiranía capitalista. Este es el caso de un orondo Gerard Depardieu, que en una vieja moto alemana, una Múnch Mammuth ( que da nombre a la película ), inicia un vengativo itinerario. El film es una road movie que denuncia el individualismo posmoderno, la falta de idealismo social, y la existencia de excluidos sociales que simbolizan el sistema.

Eulalia Iglesias (Cahiers du Cinema, julio-agosto 2011) que Kervern y Delépine desaprovechan para realizar un visión crítica a los Easy Rider, y en su lugar hacen una película de auto-ayuda sobre la necesidad de reencontrarse a uno mismo.

Aurélien Le Genissel afirma que la cinta sintetiza el espíritu francés, el modelo de sociedad que quiere transmitir el país como propio, forjado en las últimas décadas de oposición al capitalismo más liberal, con un espíritu que navega entre la incomprensión y la nostalgia de un tiempo en el que su voz era escuchada, glorificando e idealizando el pasado, y criticando implícitamente el lado oscuro del sistema de producción hollywoodiense. El resultado es una road trip surrealista.

Benoît  trabaja con trazo grueso, buscando un efecto feista, con película de grano grueso, tipos antiestéticos filmados cámara al hombro y en primeros planos que no buscan  complacer al público, sino hacerles ver el lado oscuro de la vida, el de la pérdida de la línea, la vejez, la pobreza. Un niño dice del protagonista: ?Hay un hombre durmiendo en la parada del autobús. ¿Que hago? ¿Lamo a la policía? Es gordo y apesta; pero no es así para todos


No hay comentarios:

Publicar un comentario