Páginas vistas en total

lunes, 4 de mayo de 2015

Hostage




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Hostage
País: Estados Unidos.
Año: 2005.
Duración: 113 minutos.

Dirección: Florent Siri.
Guión: Doug Richardson, basado en la novela de Robert Crais.
Casting:  Victoria Burrows, Scott Boland; casting asociado; Pattey Ryane.
Dirección de Fotografía: Giovanni Fiore Coltellacci.
Música: Alexandre Desplat,
Edición: Olivier Cajan y Richard Byard.
Coordinador de especialistas: Billy Burton.
Coordinador del departamento artístico: Sara Stafford.

Diseño de Vestuario: Elisabetta Beraldo.
Responsable de maquillaje: Gerald Quist.
Responsable de peluquería.

Productores: Bruce Willis, Arnold Rifkin. Mark Gordon, Bob Yari.
Co-Productor: David Willis.
Productores ejecutivos: Hawk Koch, David Wally, José Lautenschlager, Andreas Thiesmeyer.
Diseño de producción: Larry Fulton.
Compañías: Miramax Films y Strauts Film Company presentan a  Equity Pictures, Cheyenne Interprises LLC, Medienfonds gmbh & Co. y Hostage gmbh Production, asociado con Sindicate Films International;  distribución: Manga Films.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Bruce Willis: Jeff Talley,
Kevin Pollak: Walter Smith,
Jimmy Bennett: Tommy Smith,
Michelle Horn: Jennifer Smith,
Ben Foster: Mars Krupcheck,
Jonathan Tucker: Dennis Kelly,
Marshall Allman: Kevin Kelly,
Serena Scott Thomas: Jane Talley.
Rumer Willis: Amanda Talley
...

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:

Jeff Tolley, negociador de la policía de Los Ángeles, se ha trasladado al tranquilo pueblo de Bristo Camino para olvidar un terrible suceso que le atormenta. Sin embargo su nueva vida se verá alterada cuando tres adolescentes deciden entrar a robar en la casa equivocada, el día equivocado. Lo que parecía un secuestro al azar se convertirá en una pesadilla, cuando la familia de Talley también resulte amenzada.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Hostage es un film de acción realizado para amantes del cine de acción, a los que no se les puede enviar el mensaje de que está realizado con un lenguaje visual heterodoxo, plagado de planos aberrantes, de un variado y frenético repertorio de estructuras simples constituido por la dialéctica entre la duración de los planos para favorecer su legibilidad, la alternancia de lo flou y lo nitido, el sonido y la ausencia de él (especialmente en la secuencia más dramática en la que se ve a Bruce Willis con  una gestualidad extrema que sugiere un grito de angustia, sin que esa imagen se acompañe de ningún sonido ), la presencia de pantallas blancas y los más variados signos de puntuación, etc., todo ello acompañado del beligerante y estridente score musical del compositor mítico de moda, Alexandre Desplat, cortejado por los mejores realizadores del momento. Y no se pueden dar estos argumentos, porque lo que busca el fan del género es la emoción fuerte, la descarga de adrenalina favorecida por una acción vertiginosa y unas buenas actuaciones; nadie puede dudar, por otra parte, de la capacitación de Bruce Willis para  protagonizar esta clase de películas.

Una estructura complicada, a pesar de ser bastante clásica en su estructura, una narración lineal con planteamiento, nudo y desenlace, sin una sola alteración del tiempo, - ni flashbacks, ni flasforwards , excepto el salto temporal hacia el presente que se da tras la secuencia inicial de carácter justificativo-, que se corresponde con una historia en la que de la trama principal se desgajan otras secundarias, que van convirtiéndose en trampas dialécticas para justificar  la violación constante de las reglas del juego, en la que el individualismo americano, sobrecargado de héroes, tenga como siempre un lugar destacado. La  pequeña delincuencia es co-protagonista de la delincuencia de guante blanco, que atraviesa todos los estamentos del poder, desde los gestores de las grandes empresas hasta el FBI; la primera organización espontánea y ocasional para delinquir, que caracteriza la cinta como thriller psicológico,  se torna extremadamente peligrosa por los trastornos mentales del que por azar se ha puesto al mando del grupo de rateros de poca monta, un asesino sin escrúpulos, cuya personalidad desconocen los compañeros; la segunda es igual de peligrosa o más, porque se infiltran en la investigación y presionan a quienes se interponen en su camino con las mismas prácticas que los criminales de oficio, con el objetivo de defender su sofisticada ingeniería financiera para defraudar al estado.

Ladrones equivocados han tomado la casa equivocada y se va a desencadenar una guerra sin cuartel, en la que unos saben a que juegan y otros no, produciendo interferencias de todo tipo en las negociaciones y en los planes para resolver el conflicto y salvar a los rehenes. Uno de ellos, de vital importancia para la resolución del conflicto, es el principal rehén de esta historia y da nombre a la película: Hostage. Este film, realizado en 2005 habla sin problemas de una trama financiera para crear empresas tapaderas, tras las que se coloca el dinero negro, blanquearlo y depositarlo en los paraísos fiscales; desde entonces hasta ahora han pasado diez años, y parece que alguien está descubriendo la existencia de estos traficantes, la evasión de capitales y el papel de los países que se han convertido a lo largo del tiempo en paraísos fiscales. El ignorar este detalle incrementa la gravedad de la situación en la que se ponen estos delincuentes, ladrones de coches, al penetrar en una casa construida aprovechando en parte una inmensa roca, con un sistema de seguridad propio del Pentagono (¡Cómo viven los ricos!, dicen tanto los cacos como el policia que interpreta Bruce Willis). Cuando las causas de la crisis que padecemos ya eran visibles, incluso para películas de acción que, en teoría, solo buscan entretener, se denunciaba abiertamente una situación explosiva que sólo necesitaba un detonante, que surgiría dos años y pico después. Un tipo de error que cometen los hermanos Kelly cuando se asocian con un enfermo, un joven afectado por un grave síndrome psiquiátrico ocasionado por el hecho de haber presenciado como su padre mataba a su madre y luego se suicidaba. Este enfermo mental, un peligroso asesino incendiario buscado por la policía acabará haciendo estallar la fortaleza del millonario, aprovechando el laberinto que atraviesa la estructura interior de la residencia, para esconder todo tipo de cables y medidas de seguridad y por el que se desplazará el hijo pequeño de Smith para huir de sus secuestradores y negociar con Talley. 

Respecto a quienes opinan que es un final atrapado al vuelo, tendrían mucha más credibilidad si apostaran por denunciar la postura tantas veces defendida por el cine de acción americano, desde el protagonizado por Arnold Swarzeneger, pasando por Silvester Stallone, el  propio Willisy otros malotes de la pantalla, del derecho que asiste a quienes violan las leyes en beneficio de sus conciudadanos, según su leal saber y entender. De hecho Bruce Willis carga con dos muertos a sus espaldas, entre ellos un niño por haber dilatado una operación y haber dado una oportunidad a un hombre de matar a su mujer y su hijo a causa de sus dudas, una historia que se plantea en la primera secuencia, que sigue a unos títulos que evocan uno de los filmes más violentos producidos ese mismo año, Cin City, una coartada para lo que vamos a ver. Pero si  decidimos caminar  por la senda del género y los elementos que lo caracterizan, el héroe debe ganar la partida, triunfar sobre sus adversarios e incluso ser generoso con quien el cree que ha actuado adecuadamente. Desconocemos si esta situación se da en la vida real, (con esta violencia de película, desde luego no), pero esto es lo que pide el fan del género, y el equipo de Hostage se lo da.




No hay comentarios:

Publicar un comentario