Páginas vistas en total

martes, 19 de mayo de 2015

Mientras dormías. Jon Turteltaub









::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: While You Were Sleeping.
País: Estados Unidos.
Año: 1995.
Duración: 111 minutos.

Dirección: Jon Turteltaub.
Guión: Daniel G.Sullivan y Fredric Lebow.
Casting: Amanda Mackey, c.s.a. y Cathy Sandrich, c.s.a.
Director de Fotografía: Phedon Papamichael.
Música. Score: Randy Edelman
Editor: Bruce Green, a.c.e.
Coordinador de especialistas: Rick Lefevour.
Director artístico: Chris Cornwell.
Decorador del set: Larry Dias.
Attrezzista: Susa Wexler.

Diseño de Vestuario: Betsy Cox.
Supervisor de maquillaje: Pamela S.Westmore.
Responsable de peluquería: Elaina P. Schulman

Productores: Roger Birnbaum y Joe Roth.
Productores ejecutivos: Arthur Sarkissian y  Steve Barron.
Productores asociados: Jonathan Glickman y Elaine Johnson.
Co-productores: Charles J.D.Schlissel, Susan Stremple.
Diseño de producción: Garreth Stover.
Caravan Pictures, Hollywood Pictures.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Sandra Bullock: Lucy,
Bill Pullman: Jack,
Peter Gallagher: Peter
Peter Boyle: Ox
Glynis Johns: Elsie,
Micole Mercurio: Midge,
Jack Warden: Saul,
Jason Bernard: Jerry,
Michael Rispoli: Joe Jr.
Ally Walker: Ashley Bacon,
Monica Keena: Mary.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Lucy (Sandra Bullock) es una joven taquillera del metro con poca suerte en el amor. Su sueño es salir con Peter (Peter Gallagher), un guapo ejecutivo que todos los días coge el metro sin fijarse en ella. Un día Peter tiene un accidente en el metro y, aunque Lucy le salva la vida, queda en estado de coma. Cuando va a visitarlo al hospital, y los familiares de Peter creen que ella es su prometida, Lucy no se atreve a decirles la verdad. La situación se complica porque Jack, el hermano de Peter, empieza a sospechar que Lucy no es la novia de su hermano.

Premios:

1996: nominada a los  Globos de Oro a la mejor actriz de comedia: Sandra  Bullock.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Parece que existe un acuerdo, bastante generalizado, de considerar el film de Jon Turteltaub, como una comedia agradable, sencilla, simpática. Un tipo de producto que los americanos realizan como churros (concordancia ad sensum), con gran facilidad, y demostrando ser conocedores de los mecanismos que desatan las emociones de un público que quiere salir del cine con una amplia sonrisa, contento de haber pagado su entrada a cambio de un trozo de sueño, de 'realismo mágico', que no dudamos que a veces se da, -no somos tan cínicos-, aunque los disgustos que las relaciones amorosas nos proporcionan nos animan a exclamar con una señora que prestó su vida a un programa de personas anónimas, que a sus setenta años, ágil, caminando en unos patines que ella misma había confeccionado y que la dotaban de gracilidad al deslizarse por las aceras de las calles, daba gracias a su dios por no haber puesto a un hombre (o mujer) en su camino, lo que le permitía hacer su santa voluntad sin ser censurada a cada caso. Lo malo de las parejas es que se conocen tanto que se permiten el lujo de poner el dedo en las llagas más profundas.

Lo mejor de estas películas es que siempre concluyen en los prolegómenos de la historia de amor y no suelen terminar con un flasforward anunciado con el siguiente cartel: "Diez ( o quince o veinte o tan solo dos) años después", para que los espectadores puedan regresar contentos a sus hogares, y como la protagonista de 'La rosa púrpura de El Cairo' de Woody Allen, cuya experiencia matrimonial es tremenda, pueda meterse en un cine y seguir soñando con el amor de una pareja, que no es precisamente su propio reflejo devuelto por la pantalla.

"La vida casi nunca resulta como uno planea", dice al principio y al fin de la película la protagonista, repitiendo un axioma que su padre, ya muerto, le había enseñado siendo niña. Pero, tranquilos, en este caso no es para mal, sino todo lo contrario, el epílogo de dos enamorados que se sonríen con cara de bobos. Y eso lo hacen muy bien, tanto Sandra Bullock como Bill Pullman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario