Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

miércoles, 27 de mayo de 2015

Tomorrowland: El mundo del mañana. Brad Bird.





Ficha técnica:

Título original:  Tomorrowland.
País: Estados Unidos.
Año: 2015.
Duración: 130 minutos.

Dirección: Brad Bird.
Guión: Brad Bird, Damond Lindelof. Jeff Jensen.
Dirección de Fotografía: Claudio Miranda.
Música: Michael Giacchino.
Montaje: Walter Munch.

Productores: Brad Bird, Damond Lindelof y Jeffrey Chemov.
Compañías. Producción y  Distribución: Walt Disney Pictures.

Web oficial: http://movies,disney.com/tomorrowland/


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

George Clooney :  Frank ,
Walker Hugh:  Laurie  Nix,
Britt Robertson:  Casey Newton ,
Raffey Cassidy: Athena,
Tim McGraw Eddie Newton,
Kathryn Hahn :  Ursula,
Keegan-Michael Key:  Hugo,
Chris Bauer : Padre de Frank,
Thomas Robinson : Joven Frank Walker,
Pierce Gagnon : Nate Newton,
Matthew MacCaull :  Dave Clark ,
Judy Greer : Madre,
Matthew Kevin Anderson : conductor del autobús,
Michael Giacchino, D. Harlan Cutshall...

Sinopsis:

 Unidos por el mismo destino, un adolescente inteligente y optimista lleno de curiosidad científica y un antiguo niño prodigio, inventor hastiado por las desilusiones, se embarcan en una peligrosa misión para desenterrar los secretos de un enigmático lugar localizado en algún lugar del tiempo y el espacio conocido en la memoria colectiva como : "Tomorrowland"


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

En el momento que se anuncia un nuevo producto que combina diferentes elementos que lo hacen candidato a conseguir la etiqueta de Blockbuster por unanimidad, un hecho que facilita en sumo grado el trabajo de críticos ( es decir creadores de opinión de los periódicos, los blockbusters de la prensa) y blogueros (Los que no tienen donde caerse muertos, salvo que pertenezcan a los grupos editoriales citados), las plumas más afiladas, que bajo esta etiqueta ya tienen la mitad del trabajo hecho, comienzan a enmendar la plana a quienes se han puesto al frente de un gran equipo,- me refiero al número de personas-, apoyados en alguna que otra 'celebridad'. Tomorrowland: El mundo del mañana (un traducción redundante del título que no tiene fácil explicación), reúne alguno de estos méritos: 190 millones de dólares de financiación, Brad Bird (Los Increíbles, 2004, y Ratatouille, 2008, entre otras) al frente de la dirección y George Clooney como protagonista. Hay más, pero con esto nos basta para fundamentar nuestra argumentación. Si a ello añadimos una de las ubicaciones, la 'Ciudad de las Ciencias' de Valencia, una caja que contiene más secretos y sorpresas que los que cualquier guionista pudiera imaginar, y que puede dar lugar a un spin off, cuya trama está ya realizada a mitad de camino, nada podrá impedir destrozar todas sus expectativas. Cada uno, de acuerdo con el lugar que ocupe en el espectro de la crítica, tendrá más o menos oportunidades de influir en el público, llegando en algún caso a apartar a la gente de los cines, o simplemente a rebajar un poco su entusiasmo (Rotten Tomatoes  da una diferencia de 10 puntos entre la prensa y el público: 50 % de aceptación la primera, 60% el segundo, en la primera semana, algo que puede cambiar).



Pero antes de seguir adelante quiero reflejar aquí el alegato que hace Alejandro González Iñarritu contra críticos poderosos de la prensa neoyorkina como The New York Times. Una mujer, que puede tener reflejo en las que escriben cada día en ese rotativo, le dice abiertamente al protagonista de Birdman, adaptador, productor y  protagonista de una obra de teatro en Broadway, que se hizo célebre y ganó mucho dinero haciendo de superhéroe, que va a destrozar su obra por esta sencilla razón, sin ni tan siquiera haberla visto, y la va a retirar de la cartelera, porque, curiosamente lo odia a él y todo lo que representa (niñatos, arrogantes, caprichosos y egoístas, aunque el personaje es de su misma edad, complacidos por su carencia de formación, incapacitados para hacer arte, midiendo su calidad por la taquilla). Esto es el teatro y no se puede llegar a Broadway y pretender que puedes vender, dirigir y actuar sin venir a verme a mí primero." Éste y no otro es el quid de la cuestión en un mundo cambiante como el nuestro en que cualquier ciudadano con un móvil y un poco de suerte puede convertir unas imágenes en trending topic, un auténtico poder que desplaza al de la aristocrática crítica.



Pero los vídeos virales y los trending topic descansan en el desprestigio de una prensa que ya no está allí donde se produce la noticia, sino donde mejor pueda presionar en pro de sus intereses y los del periódico que representa, esforzándose más en extorsionar que en escribir. 'Oiga, ¿Qué puede pasarle a uno en la vida para decidir que quiere ser crítico ? " - le responde 'Birdman'- ¿Escribir otra crítica? ¿Es buena ? ¿Es mala? ¿Al menos la ha visto? ¡Ah, Inmadura!, eso es una etiqueta, ¡deslucida!, otra. Todo son etiquetas; Ud. le pone etiquetas a todo. Joder, eso huele a vagancia. Ud es una vaga de cojones. ¿Sabe que es ésto? ,-le dice enseñándole una flor- "No tiene ni idea de qué es esto, y ¿por qué? Porque Ud.es incapaz de ver nada si no sabe como etiquetarlo. Confunde todos esos ruidos que ve en su cabeza con el conocimiento. Aquí no hay nada sobre la técnica, no hay nada sobre la estructura, no hay nada sobre la intención . Sólo hay un montón de opiniones cutres que se apoyan en una serie de comparaciones. Escribe un par de párrafos y ¿sabe qué? ninguno de ellos le cuesta ningún esfuerzo.No arriesga nada, nada, nada. Yo soy un pobre actor. En esta obra lo he invertido todo..." (el resto es irreproducible ). "Usted no es un actor, responde ella, es una celebridad. Que le quede claro. Voy a arruinar su obra." Lo malo para la crítica es que los tiempos han cambiado y ya no puede arruinar nada. La cámara de Iñarritu se muestra muy crítica con el público arrogante y pretencioso que paga el elevado precio que le cuesta un asiento en un teatro de Broadway, y capta a una mujer que le comenta el trabajo de Riggan Thompson a su acompañante: " Ha planteado muy bien el conflicto entre personajes ¿No crees?"




Pero todo no acaba ahí: cuando Riggan sale a la calle, un pobre hombre, un miserable, recita delante del teatro con la intención de enseñarle a declamar con matices, aunque es más humilde en la forma de dirigirse al atormentado actor, convertido en director. Iñarritu tiene antecedentes de esta actitud de otros directores que lo precedieron en la crítica a los críticos, como Fellini en Fellini 8 1/2, el propio Brad Bird en Ratatouille o Nanni Moretti en Caro Diario. Pero hay una que nos ha conmovido extraordinariamente, una bella comparación, la de Pablo O. Scholz: Ya lo dijo John Lennon, aquello de que podrán decir que soy un soñador, pero no soy el único. Y Tomorowland está pensada, al fin, para aquéllos que no se dan por vencidos ni aún vencidos, y que tienen la esperanza de que un mundo mejor es posible. Y si se es niño o adolescente, mejor (...) "Cuando era niño, el futuro era diferente", aclara un apesadumbrado Walker/Clooney, quien, en otro momento, dice algo casi premonitorio: "¿Tengo que explicarlo todo? No podés sentir asombro sin preguntar cómo?". Eso, en síntesis, debe ser lo que se propuso Brad Bird para los espectadores. (Tomorrowlnd: Cuando el futuro es hoy". Diario Clarin, 21 de mayo de 2015).



Hay muchas más críticas, que utilizan las consabidas etiquetas: emociones de alto presupuesto (Steve Rose, The Guardian), esplendor visual y mediocridad discursiva (Justin Chang. Variety), incoherent Jorgen Morgenstern (The Wall Street Journal)...

El film se presenta con esta leyenda simpática: "Esta película no esta basada ni en un cómic , ni en un libro u otra cosa. Salió de la mente de sus creadores.", un reclamo para los espectadores, con el objetivo de que acudan al cine el día del estreno: el 18 de Mayo de 2015.




No hay comentarios:

Publicar un comentario