Páginas vistas en total

lunes, 8 de junio de 2015

Big Hero. Comentario.






Ficha técnica, sinopsis, críticas,trailer. (Pinchad aquí).

Comentario:

Hacía tiempo que no veía una película de Disney tan emdiabladamente aburrida, confusa y torticera en el aspecto intelectual, que hace muy difícil a los padres acompañar a sus hijos en esta aventura que refuerza todos los tópicos infantiles y cuyo mejor uso podría ser el de ayudar a los padres a orientar a sus hijos hacia las carreras tecnológicas, que hasta ayer  eran el futuro de los jóvenes que se creían dotados de una inteligencia superior, que los animaba a apartarse de sus compañeros mediocres, que debido a su escasa capacidad de razonamiento, sólo podían orientarse al estudio de la literatura, la historia y la filosofía. Y es precisamente el presentar un producto en el que cualquier forma de pensamiento especulativo, no dirigido a un fin práctico, brilla por su ausencia.

Desde el primer minuto se 'dora la píldora' a estos jóvenes, aficionados a destripar los electrodomésticos familiares para observar como funcionan, cuyo resultado es el enfrentamiento entre  David y Goliat y demostrar  la capacidad de auto-aprendizaje de estos 'monstruitos', que tanto emocionan a la prensa nostálgica de otros tiempos en los que el acceso a la Universidad de las masas estaba limitado; estos personajillos califican a la Universidad como 'escuelita nerd', más cuando el hermano mayor de Hiro lo lleva a las aulas donde trabaja con sus compañeros en proyectos de I+D, la situación se vuelva por completo y se pasa inmediatamente a una idealización excesiva: los futuros ingenieros experimentan con cosas que difícilmente pueden comprender los niños y muchos padres: suspensión electromagnética,  plasma inducido por láser, carbono de tungsteno, ácido perclórico . El resultado más obvio es que el jovencísimo da pronto el paso de mitificar el aspecto más  nerd de la ciencia, donde entra en contacto con el creador de las leyes de la robótica: Tales Callaghan.

La capacidad de invención de este niño le lleva pronto a la creación de un nuevo ingenio, los microbots, unos pequeños robots que harán posible que lo que hacían varios obreros durante meses o años sea realizado ahora por una sola persona en unos instantes. Una situación que recuerda lo que sucedió en la primera revolución industrial. Mas, a partir de ahora todo se torna oscuro y confuso, con la participación de los compañeros del hermano de Hiro Hamada:  Fred, Go Go Tomago, Wasabi y Honey Lemon que ha fabricado para él un robot medicalizado, Baymax, que el niño utilizará en la lucha contra una trama criminal que se sirve de sus inventos con fines perversos y con objetivos de venganza contra un industrial. De tal forma que lo que parece un enfrentamiento entre la Universidad y la Empresa, se resuelve con un conflicto personal con lío amoroso de por medio.

Las luchas de los robots y los engendros mecánicos en primerísimos primeros planos, impiden a los niños disfrutar de la evolución de estos adelantos de la ciencia, lo que convierte esta primera colaboración entre Disney y Marvel en un auténtico torro, que el espectador, al menos el adulto, está deseando que acabe pronto. Mas que nadie se preocupe, tan pronto la crisis disminuya sus efectos sobre la población, a la que ahora los empresarios quieren formar a cambio de una parte de sueldo en especie, volveremos a las andadas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario