Páginas vistas en total

martes, 2 de junio de 2015

Nominados (2006)



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: For Your Consideration.
País: Estados Unidos.
Año: 2006.
Duración: 86 minutos.

Dirección: Christopher Guest.
Guión: Crhiristopher Guest, Eugene Levy.
Casting: Richard Nicks, c.s.a. y David Rubin, c.s.a.
Director de Fotografía: Roberto Schaefer.
Música: CJ Vanston.
Editor: Robert Leighton.
Director artístico: Pat Tagliaferro,
Decorador del set: Dena Roth, s.d.s.a.

Diseño de Vestuario: Durinda Wood.
Diseño de peluquería: Judy Cooper-Sealy.
Diseño de maquillaje: Kate Shorter

Productor: Karen Murphy.
Diseño de producción: Joseph T.Garrity
Compañías: Fortissimo Film, Warner Independent Pictures, Shangri.la Entertainment, Castle Rock Entertainment para Timer Warner Company.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Carrie Aizley: Pam Campanella,
Jennifer Coolidge: Whitney Taylor Brown,
Paul Dooley: Paper Badg Sergeant,
Ricky Gervais: Martin Gibb,
Bob Babalan: Philip Koontz,
Jennifer Coolidge: Whitney Taylor Brown,
Christopher Guest: Jay Berman,
John Michael Higgins
Michael Hitchcock: Crítico,
Don Lake: Crítico,
Eugene Levy:  Morley Horfkin,
Jane Lynch: Cindy,
Michael McKean: Lane Iverson,
Larry Miller Syd Finkleman,
Christopher Moynihan: Brian Chubb,
Catherine O'Hara: Marilyn Hack,
Jim Piddock : Simon Whitset,
Parker Posey: Callie Webb,
Rachael Harris: Mary  Pat Hooligan,
Ed Begley Jr. Sandy Lane,
John Michael Higgiens: Corey Taft,
Jane Morris: Supervisor de scripts.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Comedia que nos sumerge en la filmación de una película de segunda categoría y los rumores que surgen rumores en internet sobre una posible nominación a un premio Oscar.

Género: metacine.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Premios:

2006: 2 nominaciones Critics' Choice Awards: Mejor comedia, actriz secundaria (O'Hara)
2006: National Board of Review (NBR): Mejor actriz secundaria (O'Hara).

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Christopher Guest, un actor secundario que ha participado en films notables como 'La princesa prometida (The Princesss Bride, Rob Reiner, 1987), Mrs. Henderson presenta (Mrs. Henderson present, Stephen Frears,  2005) o Noche en el Museo (Night at the Museum: Battle of the Smithsonian , Shawn Levy, 2009), se pone detrás de las cámaras y realiza un film interesante en el que el cine se mira a sí mismo y reflexiona sobre su propia esencia. Nominados es el paradigma de un tipo de películas que se suele cobijar bajo la etiqueta de 'metacine', un subgénero que reflexiona sobre el propio medio, su naturaleza, lenguaje, estructura y discurso y contempla cualquier aspecto de los que confluyen para hacer realidad eso que llamamos cine y que en realidad es, a diferencia de otras formas de representación de la realidad (teatro, pintura...) el efecto de una ilusión, 'un artefacto construido", como lo llama Ramón Carmona (1), que depende de factores humanos, -es un trabajo de grupo-, y tecnológicos, y corresponde a los críticos,a los comentaristas y al público e interpretar la 'intentio auctoris', la 'intentio operis' o la 'intentio lectoris'. Cada uno, partiendo de su propia ideología y sus experiencias previas hará una interpretación diferente de aquello que se les está contando, a través de la historia, y las tramas y subtramas que constituyen el argumento, aspectos que jamás pueden limitar la libertad creativa del autor, que puede manejar todos estos recursos e incluso prescindir de algunos de ellos según su conveniencia.




Como  se encargará de demostrar Christopher Guest, quienes están mucho tiempo en el arroyo se agarran a un clavo ardiendo, Un pequeño comentario en un blog que señala a Marilyn Hack (Catherine O'Hara) como una actriz digna de un Oscar, desata las esperanzas del equipo y atrae a los amos del dinero, las compañías productoras y distribuidoras que imponen  limitaciones a la libertad de guionistas y directores, e introducen cambios sustanciales en los guiones, de tal manera que una película que comenzó llamándose  'En casa por Purim", una fiesta judía que se celebra el día 13 del mes de Adar, pasó a denominarse 'En casa por Acción de Gracias". Así un film modesto, libre, en el que conviven judíos con lesbianas pasa a convertirse en el típico proyecto de 'productores', una función que cada vez avanza más en los créditos, arrinconando otras actividades.  Como ocurre con frecuencia una película cualquiera, realizada en Estados Unidos, se puede convertir de pronto en  un título reivindicativo. Guest arremete contra precisamente contra estos productores que  imponen su criterio en todas las fases de ejecución  de la película, tanto en la pre-producción, rodaje y postproducción (montaje, sonorización, revelado y copiado del producto final ) y en una, muy importante, el presupuesto, la financiación y organización económica, de la que dependen muchas cosas, entre ellas el reparto y  los profesionales que intervienen en la caracterización de los personajes.

Christopher Guest


Pronto,  el sencillo y austero equipo descubre todas las concesiones que debe hacer al dinero, si quiere salir del anonimato de una  película verdaderamente independiente y del precio que debe pagar para  concitar la simpatía de los críticos, en múltiples escenarios norteamericanos pero que, en casi todo el mundo se reconocen, ocupados por presentadores de lujo como David Letterman,  o Larry King, ante los que deben doblegarse si no quieren ser aplastados; las mujeres aumentan sus pechos y se rellenan con silicona los labios, sometiéndose a los caprichos del Gran Jefe, el dueño del dinero, que acaba frustrando todas sus ilusiones

El propio director de la película desempeña el papel de realizador en la ficción, y no duda en ridiculizar en este doble papel a los sectores más casposos de su país que se estremecen con películas que se llaman "El orgullo de la roca de Playmouth", Y para realizar esta parodia vuelve a formatos de pantalla clásicos, imagen tosca en la que se puede percibir el grueso granulado, color que nos retrotrae a los años 40, modo de representación que ha variado poco del Institucional de que habla Noël Burch, actores pobres, más pobremente vestidos, y convertidos en auténticos fantoches cuando los cirujanos plásticos acaban con ellos, que siempre pueden volver a los teatros de los que salieron, actuando para un reducido grupo de jóvenes, pero no pueden recuperar sus rostros de antaño, expresivos y con una gran riqueza de registros. Mientras discurren por una pantalla en negro los créditos iniciales se oye la voz de Bette Davis, interpretando unos diálogos premonitorios de una dama sureña, Jetzabel (William Wyler, 1938), rogando a su amante Preston Dillard (Henry Fonda), que no la abandone para marcharse a tierras desconocidas, al Norte del País, mientras Marilyn recita los diálogos que conoce de memoria. Una grúa se eleva en el exterior y sigue el recorrido de la actriz hasta los estudios donde ruedan una película modesta a  cuyos protagonistas nadie conoce y cobran el salario mínimo; por la pantalla van pasando los técnicos de iluminación (key grips), los scripts, los guionistas...

Un actor secundario hace una película secundaria pero honesta que se deja guiar en exceso por ciertos lobys de periodístas que se imponen y el resultado es poco original, en cierto modo maniqueo, ya que coloca en un lado lo que ellos llaman Blockbuster, cuyos equipos y actores son los que se llevan  en último extremos los premios de la Academia de Cine Norteamericana, y de otro  el cine independiente, que empieza a parecerse demasiado a sí mismo y que busca una apariencia deliberadamente pobre como signo de autenticidad, cuando muchos jóvenes, con un móvil saben construir magníficos productos audiovisuales. Martín Scorsese recuerda a su hija Francesca, ante el estreno  de su  opera prima, entre otras cosas, la siguiente: " No creo, sin embargo, que esté siendo pesimista cuando te digo que el arte del cine y del negocio de las películas se encuentran ahora en una encrucijada. El entretenimiento audiovisual y lo que conocemos como cine –imágenes en movimiento concebidas por individuos– parecen ir encaminados en direcciones diferentes. En el futuro, probablemente, verás cada vez menos de lo que reconocemos como cine en las multisalas y más y más de él en pequeños cines, on line y, supongo, en espacios y circunstancias que no puedo predecir." Sin embargo se coloca en un espacio de esperanza como Brad Bird en Tumorrowland, cuando la tranquiliza con estas palabras: "Entonces, ¿por qué el futuro es tan brillante? Porque por primera vez en la historia de esta forma de arte, se pueden hacer películas por muy poco dinero. Algo absolutamente insondable cuando yo crecía, y las películas de presupuesto extremadamente bajo siempre han sido la excepción, en lugar de la regla. Ahora es al revés. Puedes crear hermosas imágenes con cámaras que te puedes permitir. Puedes grabar sonido. Puedes montar, mezclar y hacer corrección de color desde tu casa. Todo eso es ahora posible." (www.cinelodeon.com). Cuando un miembro del equipo habla de interweb, provocando el escándalo de los  actores más jóvenes, no sabe lo lejos que se encuentra de la gran revolución que se está llevando a cabo.



(1) Ramón Carmona. Cómo se comenta un texto fílmico. Catedra, primera edición 1991), "donde la realidad no funciona como presupuesto, sino como resultado, efecto retórico que depende.


No hay comentarios:

Publicar un comentario