Páginas vistas en total

miércoles, 8 de julio de 2015

Alma salvaje. Comentario.




:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



Comentario:

Jean Marc Vallée, el director y guionista de Quebeck, autor de uno de los films más interesantes sobre la aceptación de la propia identidad sexual y el enfrentamiento a una sociedad homófoba, C.R.A.Z.Y. (2005), (Premio Mejor película canadiense en el Festival Internacional de Cine de Toronto; Certified  100 % Fresh de Rotten Tomatoes, otorgada por el público) una de las películas que alcanzó mayor éxito en Quebeck y quizá la más personal y beligerante de todas las realizadas a lo largo de su corta historia cinematográfica, plagada de éxitos y galardones. Desde entonces inició una carrera imparable hacia el éxito con 'La reina Victoria', (2009), 'Café de Flore' (2011) y Dallas Buyers Club, (2013), con la que consiguió los Globos de Oro para Matthew McConaughey, como mejor actor y Jared Leto, como actor de reparto, situación que se reprodujo en la fiesta del cine de la Academia donde ambos actores recibieron la réplica con los Oscars.

Jean-Marc Vallée es el cineasta que a todo el mundo le sienta bien, gracias a su escritura tranquila, a la ausencia de música o al buen uso de piezas extradiegéticas bien insertadas en el guión, y el tratamiento de temas universales, transversales, que afectan al hombre, sea cual sea su situación en este mundo. Con 'Alma salvaje' toca la vena sensible del espectador, por medio de una chica que busca su redención, casi religiosa, en el medio salvaje  y natural de la PCT (Pacific  Crest Trail o Sendero de la Costa del Pacífico de Oregón a Washington), sola, con todo lo que puede llevar consigo en una mochila cargada con 30 kilos de peso, unas botas pequeñas y todos sus miedos, traumas y sentimientos de culpa, más pesados que el peso físico que arrastra consigo; aunque el objetivo más ambicioso es recorrer sus 2600 millas de una vez (unos 4200 Kms.), las nieves que se instalan en las zonas más elevadas y las cierran al viandante durante casi nueve meses, aconsejan acotar retos y metas más modestas, como hace Cheryl cuando se ve obligada a desviarse de su camino.

Cheryl, hija de una mujer maltratada e incapaz de querer a nadie, en especial a un marido que rompe la relación cuando ya no puede soportar el sufrimiento de sus infidelidades y su  desaparición periódica para perderse durante algún tiempo en el submundo de la heroína, decide enfrentarse consigo misma tras la muerte de su progenitora de un cáncer a los 45 años. El problema es que Marc-Vallée se recrea en un relato que se hace exasperante y excesivamente largo, en el que es el público el que parece destinado a sufrir su personal travesía del desierto, a pagar por sus delitos y sus faltas durante las casi dos horas que dura la proyección, en compañía de una protagonista, interpretada por una inexpresiva Reese Whiterspoon, temiendo a cada paso que sea atacada, violada o forzada por los escasos y solitarios hombres con los que se encuentra, que no son, precisamente su particular pesadilla, ya que si su padre fue un monstruo para su familia, al que, a pesar de todo, su madre quiso y sentía la felicidad de haber recibido de él dos hijos, su marido era uno de los pocos hombres o mujeres buenas con los o las que uno se puede encontrar. Para mayor abundamiento lleva una buena provisión de condones en su  bagaje, que hace bastante explícito el hecho de que no siente ningún rechazo por el sexo masculino.

Para Luís Martínez 'Alma salvaje', de Jean-Marc Vallée, quiere ser la historia de una mujer acompañada de su soledad y, todo sea dicho, de sus ampollas (...) De nuevo, la religión pagana del sé-tú-mismo adquiere el punto exacto del cansancio. Es loable, y hasta gratificante, el esfuerzo evidente tanto del guionista como del director por huir de lo convencional. En todo momento, Vallée quiere buscar un molde nuevo a una historia tan clásica como la de un hombre solo (en este caso mujer) frente a lo indómito de la naturaleza (la interior y la exterior). Pero, y pese a todo, no es suficiente. (Las ampollas del alma. Diario 'El Mundo'. El crítico acaba pidiendo a James Stewart que diga algo, el problema es que no hay mucho más que decir, a no ser que decepciona profundamente, a quien ha puesto muchas expectativas en una propaganda que promete por su belleza y la serenidad que transmite.

Acierta Jordi Costa cuando se cuestiona el que Marc-Vallée como "al cineasta más insospechado le pueda entrar la fiebre del cine puro: el impulso de despojarse de lo accesorio y encontrar la elocuencia a través de, pongamos, la desnuda relación entre figura y paisaje ", hecho del que hay precedentes (J.C.Chandor, 'Cuando todo está perdido'. 2013, Robert Zemeckis, 'Náufrago', 2002, Danny Boyle,'127 horas'), pero "Alma salvaje es el tipo de película donde cualquier detalle activa explícitos y pirotécnicos flashbacks, que convierten el pasado del personaje en carnaza para el sensacionalismo de videoclip.(Rendidos a la falsa pureza).



No hay comentarios:

Publicar un comentario