Páginas vistas en total

lunes, 13 de julio de 2015

La tendresse. Marion Hänsel




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: La tendresse.
País: Co-producción Francia/Bélgica/Alemania.
Año: 2013.
Duración: 80 minutos.
Género: Drama/Road-Movie.

Dirección: Marion Hänsel.
Guión: Marion Hänsel.
Casting: Sylvie Brocheré.
Dirección de Fotografía: Jean Vancaillie.
Música original: René-Marc bini
Director artístico: Thierry Leproust.
Jefe de decoración: Annick Leproust.
Montaje Imagen y Sonido:Michèle Hubinon

Diseño de Vestuario: Yan Tax.
Jefe de maquillaje: Jean Christopher Roger.


Dirección de producción: Monique Marnette
Compañías. A.S.A.P. Films, Man's Films Productions, Neue Pegasos Films.
Producida con la ayuda del 'Cente du Cinéma  et de l'Audiovisuel de la Federation Wallonie-Bruxelles y de Woo du Fonds Audiovisuel Flamand y la participación de la Wallonie y de la región de Bruxelles-Capital y la región Rhône-Alpes y el Centre  National du Cinéma y de l'Image Animée de Hessische Filforderung. Participación de TV5Monde de ZDF/arte en coproducción con Rhône-Alpes cinéma RTBF (Televisión Belga) Belgacom.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Olivier Gourmet: Frans,
Marilyne Canto: Lisa,
Adrien Jolivet: Jack
Margaux Chatelier: Alison,
Sergi Lopez: Leo,
Hilde Hijnen: Antje,
Romain David: Clément,
Dean Mechemache: Rachid,
Sylvain Zind: Sylvain,
Valérie Gil: Yvette,
Jerôme Fonlupt: Hervé,
Justine Bosco
Mehdi Senoussi: Saïd

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:

Una pareja que llevaba quince años separada se reencuentra para ver a su hijo hospitalizado en el extranjero tras un grave accidente de ski. ¿Qué sentimientos guardará el uno respecto al otro? ¿Indiferencia, rencor, celos? ¿O por el contrario simpatía, amistad e incluso amor?

Lisa y Frans están separados hace quince años. Lisa vive sola y ama a su hijo como una loca. El marido se convierte  en un hombre de negocios con éxito, feliz con su nueva esposa. Cuando su hijo Jack, instructor de esquí, se fractura gravemente la pierna durante una salida fuera de la pista, acompañado de la hermosa Alison, Lisa y Frans dejan Bruselas para unirse con él en los Alpes franceses; Marion Hänsel opta por la road-movie, un viaje que explora su relación avergonzada, pero teñida de una ternura modesta, lejos de cualquier rencor.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:



Cuando apenas acaba de empezar el film el espectador, desprevenido, comienza a sentir la sensación de que le están tomando el pelo, y de que el accidente del hijo es un simple mcguffin, una excusa para justificar una road-movie que junte de nuevo a un matrimonio separado que, en el caso del hombre ha rehecho su vida sentimental. Aunque pronto el cielo se llena de nubarrones cuando en medio de un ambiente tan guay alguien se fija en que el pie se está poniendo azul. Mal asunto, pero si ellos no se preocupan, el espectador tampoco debe hacerlo.

Todo es adorable en torno a un joven adorable, y carece de importancia; en pleno 2013, sorprende poder acceder a la contemplación desde un lugar privilegiado, (la butaca del cine o la de nuestro salón) de un joven estupendo, al que no le preocupa haberse saltado todas las reglas, como no tener un seguro europeo vigente de nada (ni de coche, ni sanitario...) lo cual se convierte en una contrariedad a la que los padres no parecen dar mucha importancia. A su progenitor le preocupan mucho más la presencia de emigrantes del Este que acuden a trabajar a la estación, mientras el hijo, alcanzada la madurez se queda en el sms y rechaza las redes sociales. Ambiente de Erasmus pijo e internacional que descansa, entre examen y examen en las estaciones de esquí.

Muchas situaciones son reconocibles para quien tiene hijos y lo único que cambia es la forma de enfrentarse a los problemas. Estos personajes representan a una gente que vive en un mundo sin facturas, que ha hecho un largo viaje desde Bélgica hasta los Alpes sin apenas despeinarse y que disfruta de todo aquello disfrutable que le sale al paso, con mayor arrogancia que lo hacen  los personajes de  feel good movie. En este caso la clase media representada es altiva y exhibicionista; confía en sus medios para salir de los apuros y respeta la intimidad de un hijo, aunque cada vez tenga el pie más azul, lo cual sigue careciendo de importancia. Ella es despreocupada, dice el marido, cuando recoge a un auto-estopista, que le pone en contacto con el paro y los recortes.

Carole Millerili vuelve la vista atrás y compara 'Le tendresse' con 'Oceano Negro' y afirma que si en 2011 perdió en la estética y guardó silencio ante la fuerza de los problemas que planteaba, debilitando a los personajes, ahora  continúa la debacle con una narrativa autobiográfica sin problemas,  a  lo que se une la ausencia de una puesta en escena efectiva que pueda compensar el vacío de sujeto. La cuestión del desarrollo del carácter no interesa a Marion Hänsel, sino que opta por la elección, encomiable para la crítica, de proyectar una mirada inusual a las situaciones autobiográficos, experimentadas por muchas familias en la sociedad occidental, aunque, por desgracia, la voluntad de dramatización tiende hacia la simplicidad tan extrema que la película se va vaciando poco a poco de su sustancia.

Ternura comienza con la promesa del mismo planteamiento esteticista que ' Oceano negro', en un escenario  alpino de impresionante belleza, captado con un plano cenital que observa dos cuerpos que se deslizan por la nieve, sin embargo en este undécimo trabajo, Marion Hänsel se pega al terreno y no deja que su obra sea contaminada por la magia del entorno o de la propia historia. (www.Kritikat.com).  Todo es solemnemente aburrido, y como afirma Millerili "el cine no es solo la vida", aunque muchos lo crean, es algo más, intentando erróneamente emular al cine de la Nouvelle Vague (nada más fascinante ni poético que 'Los cuatrocientos golpes' de Francoiçe Truffaut, ni que transmita más emoción que el travelling final.


No hay comentarios:

Publicar un comentario