Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

domingo, 2 de agosto de 2015

La desaparición de Alice Creed.




:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: The disapperance de Alice Creed.
País:  Reino Unido.
Año: 2009.
Duración: 105 minutos.

Dirección: J.Blakeson.
Guión: J. Blakeson.
Dirección de Fotografía: Philip Blaubach.
Música: Marc Canham.
Edición: Mark Eckersley.

Productor: Adrian Sturges.
Productores ejecutivos: Steve Christian y Marc Samuelson.
Diseño de producción: Ricky Eyres.
Compañías. Productora: Isle of Man Film, Cinema NX; distribución: West End Films.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Gemma Arterton: Alice Creed,
Martin Compston: Eddie,
Eddie Marsan : Vic.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

En una calle residencial, dos hombres enmascarados secuestran a una joven. Ella es Alice Creed, la hija de un millonario.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

El debut de  J.Blakeson, tras su éxito como guionista en 'The Descent : Part 2, vuelve a plantear las contradiciones entre los críticos, que son muchas y profundas, especialmente cuando se quiere establecer un canon y definir unas características en el tratamiento del guión y de las unidades de espacio y tiempo, y la división de la historia en las partes tradicionales, planteamiento, nudo y desenlace. Bueno, hasta aquí no habría que decir otra cosa, excepto que se comparte o no el criterio acerca de la bondad o el despropósito en la ejecución de la obra y el manejo del lenguaje audiovisual, o el diseño de los personajes, más o menos convincente. Ahora, lo que ya es difícil de aceptar es que alguien diga, como  José Arce que "el problema principal es el catastrófico error de tono ambiental de una película que no sabe explotar las posibilidades de que dispone, colocando el ánimo del espectador en las antípodas de lo que pretende." Y ¿Cómo sabe el crítico lo que el cineasta pretende? Ya que si pretende un film asfixiante y angustioso, lo transforma en" comedieta folletinesca por obra y gracia de una serie de giros argumentales tan patosos como incomprensibles en su búsqueda de impacto visual y narrativo." No sé donde le ve la gracia, a no ser que  se divierta allí donde fracasan los demás, según él, a causa de su pretenciosidad. (The dissappearance of the Alice Creed: Secuestro disparatado. La Butaca.net). Sin créditos de apertura

Muy al contrario, Frank Scheck, (The Hollywood Reporter) califica el film de magníficamente ejecutado y muy apasionado; una película que marca un debut y auspicia una carrera brillante al escritor J.Blakeson. El thriller se localiza en un solo lugar, el interior de una casa, y con solo tres personajes, pero no se deja sentir la claustrofobia gracias a que el ambiente de tensión, de principio a fin no lo permite. La película comienza con un excelente montaje de apertura que muestra los preparativos detallados de dos hombres para una acción de carácter criminal,  Vic (Eddie Marsan) y su joven colaborador Danny (Martin Compston), el secuestro del personaje principal (Gemma Arterton), una estudiante de la universidad y de la hija de un rico hombre de negocios. A medida que avanza la acción se irán produciendo varios giros argumentales sorprendentes, derivados de las relaciones pre-existentes entre los personajes, muy bien construidas  que evita describir para no defraudar a sus lectores con un spoiler. "Baste decir, continúa, que nada es lo que parece" y que Blakeson consigue generar tensión y captar la atención de los espectadores "sin recurrir a la violencia sin sentido y el sensacionalismo endémico de los dramas criminales actuales", una forma de hacer en la que tiene mucha responsabilidad los hoy venerados Quentin Tarantino, los Hermanos Coen o Roberto Rodriguez, por citar solo a algunos de ellos.

En la misma línea Kim Newman (Empire) describe esta película como "un thriller pequeño pero perfectamente elaborado. Y, sin  escandalizar en exceso, logra construir una verdadera intriga (un clavo-mordedor adecuado)". (La desaparición de Alicia Creed. Cuando un hombre con una furgoneta se vuelve malo. Empire).


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Terminada la acción las cámaras de Blakeson recorren en sentido inverso las estancias en las que se ha desarrollado la acción, como el asesino que vuelve al lugar del crimen: la habitación en la que ha estado secuestrada Alice Creed, ahora vacía, la furgoneta, que hasta el final no habíamos visto, quemada, los cuerpos de las víctimas, más de sus propias pasiones inconfesables e inconfesadas que de los propios hechos que se narran. El realizador y guionista diseña unos personajes cercanos, unos delincuentes más parecidos a los normales que los de muchas películas realizadas hasta el momento, desacralizados, nada celebrados, de cuerpos debiluchos y apariencia mediocre, mal vestidos, malcarados, y sin el auto-control del superhéroe. Unos hombres que, como cualquiera de nosotros mete la pata y se equivoca, y, en una situación tan delicada paga caros sus errores.

No es nada despreciable el trabajo de tres actores en dos o tres espacios cerrados durante casi dos horas, sin que el interés del público decaiga y reservando el climax, el momento más intenso, la set piece para el final, sin que el espectador sepa hasta casi el último momento cómo se va a resolver la cuestión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario