Páginas vistas en total

jueves, 20 de agosto de 2015

Lina Morgan. In memoriam.




Ha fallecido una actriz que, a lo largo de su carrera, mimada por un público muy conservador que la colmó de riquezas, que tienen su expresión en el millonario que lega a sus sucesores, en el que curiosamente tienen una gran presencia, al margen de las propiedades mobiliarias e inmobiliarias, una interesante colección de joyas y abrigos de pieles, y ha muerto abandonada por todos, excepto su chófer, al que legítimamente convierte en su heredero principal, como nos ocurre al común de los mortelas: llegamos a este mundo indefensos y solos, y morimos de la misma manera.


Lina Morgan junto a su chófer y fersona de confianza, Daniel Pontes.


Dos periódicos señalan la tristeza de sus últimos momentos en este mundo, rodeada del bienestar que se ganó, materializado en importantes bienes, según afirman quienes la conocieron, pero abandonada por todos los que ahora acuden a recoger lo que deja. Iñaki Gabilondo decía, con razón, que los muertos no tienen bolsillos, pero la sociedad, al parecer, tiene recuerdos.

-Lina Morgan , dos meses en la UCI y sin recibir visitas. Diario 'El Mundo'. Jesús Manuel Ruíz. 24 de septiembre de 2014).
-El triste ocaso de Lina Morgan. José Luís Romo. El Triste ocaso de Lina Morgan. Diario 'El Mundo'.


Hoy muchos periódicos harán el panegírico de la actriz, e incluso muchas cadenas incorporarán en sus parrillas alguna de su películas cutres y casposas, como la España que le tocó vivir, pero pocos recordarán la soledad a la que se  se condenó en su madurez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario