Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

domingo, 16 de agosto de 2015

Super.



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Super.
País: Estados Unidos.
Año: 2010.
Duración: 92 minutos.
Género: Comedia.

Dirección: James Gunn.
Guión: James Gunn.
Dirección de Fotografía: Steve Gainer, a.s.c.
Música: Tyler Bates.
Edición: Cara Silverman, a.c.e.
Efectos visuales: Modus FX; animación 2D Puny.
Coordinador de especialistas Greg Brazzel.
Decorador del set: Kristin Bicksler.
Attrezzistas: Cary Whitaker, Ernest J.Levron, Jr., Ricardo Lozier, Floyd B.Sterling, Jr.

Diseño de Vestuario: Mary Mathews.
Jefe de Departamento de maquillaje: Rose Librizzi-Davis.
Jefe de Departamento de peluquería: Gianna Sparacino.

Productores: Miranda Baile., Ted hope
Co-productor: Amanda Marshall.
<productores ejecutivos: Rainn Wilson, Lampton Enochs, Matt Leutwyler.
Diseño de producción: William Elliot.
Compañías. Productoras: IFC Films, Ambush Entertainment, Cold Iron Pictures, asociado con Hanway Films, Ambush Entertainment.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Rainn Wilson: frank Darbo,
Ellen Page: Libby,
Liv Tyler: Sarah,
Kevin Bacon: Jacques,
Gregg Henry: Detective John Felkner,
Michael Rooker: Abe,
Andre Royo: Hamilton,
Sean Gunn: Toby,
Stephen Blackehart: Quill,
Don Mac: Mr. Range,
Linda Cardellini: empleada de Pet Store,
Nathan Fillion: Vengador.
...

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

La vida de Frank D'Arbo, un tipo normal y corriente, da un dramático giro cuando es abandonado por su mujer, Sarah, que se va con un traficante de drogas. Inspirado por un programa de televisión, Frank cree que su misión es ser un superhéroe, Crimson Bolt,  pero, como no tiene ninguna habilidad especial, se dirige a una  experta vendedora de cómics de supereroes.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

La crítica se ha polarizado y no ha encontrado un termino medio entre el ataque mordaz y la complacencia. Mientras Rob Nelson (Variety) sostiene que esperar a que empiece lo divertido es una experiencia tan larga como la película misma, Ty Burr (Boston Globe) la define como 'inteligente, enferma y subversiva', y algo de razón debe tener porque los espectadores más jóvenes suelen tener un olfato especial para este tipo de películas que, de bajo presupuesto real o aparente, consiguen provocar al gran público y 'darle lo que quiere' aunque sólo sea para que se pregunte por qué lo quiere. El film proporciona sangre y la posibilidad de llorar a raudales ¿qué más se puede pedir, si añadimos un protagonista fracasado y perdedor, como somos la mayoría? Puedes disfrutar de este film en el videoclub de ONO.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Antes de que de comienzo el curso 2015-2016, cuando los informadores de lujo regresan de sus vacaciones de dos meses de duración, mientras la población señala con el dedo a los profesionales que padecen el 'síndrome del quemado', como médicos y profesores, cuyo tiempo de descanso se va reduciendo disimuladamente día a día, los sufridos ciudadanos que padecen recortes en derechos, asistencia sanitaria y precariedad de empleo, que son muchos más de los que se dice, y no sólo los parados, pueden hallar el 'nirvana' de los críticos más hipsters: las películas de bajo presupuesto y el cine francés, del que deben tener un buen stock las salas de proyección, esas que no van a ver ni los que las alaban como ejemplo de cine que no participa de los pecados del mainstream y del blockbuster. Entre ellas se pueden encontrar algunas inteligentes, enfermas y subversivas, como las define Ty Burr del Boston Globe, como 'Super', una de las parodias más crueles y duras de ese ciudadano bienintencionado, mediocre, creyente, de baja auto-estima, que cuando lo abandona su mujer por otros más 'interesantes', aunque de peor calaña, desde su punto de vista, se calza un traje de superhéroe y, carente de todo tipo de habilidades, asesorado por una niña fantasiosa, interpretada por la siempre-infantil Ellen Page, vendedora de cómics, por la que incluso es violado, en una de las secuencias más bizarras del cine, comienza a ejercer una justicia bíblica que exige los peores castigos para las faltas más insignificantes.

Con una presencia importante de mujeres en todas las fases del proceso productivo, Gunn ha conseguido que se incorporaran a su proyecto de un presupuesto de 2.500.000 dólares, de los que sólo se recuperaron 426.000, actores de la talla de Elle Page, Kevin Bacon o Liv Tyler, encabezados por Rainn Wilson, un eterno secundario de cine y televisión. Hoy podéis ver esta película en el videoclub de ONO, el tipo de producto que, cuando aparece en la pequeña pantalla consigue el éxito que le negó el gran público que acude a las salas atraído por la publicidad  y la propaganda en la que invierten inmensas sumas las grandes compañías. El film es barato y eso se traduce en una imagen cutre y pobre, aunque con buenas actuaciones, ya que, fuera cual fuera la razón, bien por hacer olvidar sus ganancias millonarias o por el afán de disfrutar y divertirse actuando con total libertad y desenfado  en una película que los retrotrae a sus inicios, gozó de un buen elenco, un corifeo de lujo para un protagonista que defiende su papel con dignidad, y que más que a un superhéroe recuerda a 'El vengador tóxico', con armas de guerra en lugar del famoso mocho.

James Gunn hace cameos de películas de realizadores que hoy están en la cúspide del éxito, y rinde homenajes a directores de la envergadura de Peter Jackson y la primera película que consiguió atención universal (la segunda de su carrera), una de las cintas más gamberras de la historia del cine, 'Bad Teste', y homenajes a otros cineastas corrosivos como Kevin Smith y su saga Klerks, llegando a unos extremos de bizarría difíciles de alcanzar con las revelaciones de Dios en apariciones abracadabrantes, que transforman al protagonista en 'Rayo Escarlata', azote de los roba-gallinas, con un disfraz que supera con mucho en horterez y chabacanería al de Kick-Ass, un superhéroe que vio la luz este mismo año, interpretado por Aaron Tayler-Johnson y gozó de un presupuesto mucho más elevado. Frank, necesita, dadas sus circunstancias personales, crear un personaje privado de poderes y sin habilidades, cuya torpeza daña por igual, en ciertas ocasiones, al atracador y a su víctima. El cómic infantil, el dibujo esquemático y elemental invade con frecuencia con bocadillos muy kitsch los fotogramas en los momentos de mayor acción, dando a la película un carácter iconoclasta, destructor de mitos a cargo de un joven de apariencia vulgar que sufrió el desprecio y la discriminación desde niño, lo que provoca la ternura de ciertas mujeres que, en alguna ocasión, deciden ser madres por un tiempo, aunque no tardarán en necesitar ser amantes y vivir experiencias fuertes.

El tiempo avanza y retrocede de forma zigzagueante, de tal manera que el retroceso al pasado se logra mediante el uso de un color artificialmente desleído y  privado de brillantez, y en este proceso muestra los excesos de un hombre corriente, de ideas retrógradas, que ejerce una justicia extrema por las faltas más insignificantes: saltarse un turno en una cola puede significar para el infractor que lo descalabren con una llave inglesa. Mientras cree que todos los universitarios llevan barba como los ortodoxos judíos, reza constantemente y coloca un cartel en su salón, formado por un letrero realizado torpemente sobre folios blancos, en el que revela a  los visitantes que allí vive uno de los elegidos por Dios para luchar contra el vicio y salvar a su ex-mujer  arrancándola de las garras del mal, usando para conseguir un aura divina efectos especiales descacharrantes. Al incorporar a sus acciones a una adolescente, "Rayito". interpretada por Ellen Page,  un mal remedo de 'Hit Girl' (Kic-Ass), una auténtica y sanguinaria justiciera. que los aproxima a Bonnie y Clide de tres al cuarto, pero mas peligrosos, ya que ambos se dedican a las vendettas más absurdas, a ejercer justicia por rallar el coche de una amiga, colarse en el cine, vender droga al menudeo, abusar de los niños o aprovecharse del sufrimiento ajeno, puede conllevar la pena de muerte, con procedimientos que superan con mucho la horca o la guillotina; la sentencia, emitida por estos dos chalados exige un respeto a la letra y el espíritu de las normas, establecidas desde hace mucho tiempo, lo que las hace más respetables que si fueran justas, para lo que se surten de un arsenal de armas importante en almacenes donde cualquier grillado las puede adquirir como denuncia Michael Moore en Bowling for Colombine (2002). La locura del personaje se expresa con claridad cuando el yonki interpretado por Kevin Bacon le pregunta si cree que matarle de una navajazo va a cambiar el mundo, a lo que el enloquecido superhéroe responde que eso no lo puede saber si no lo hace, mientras lo cose a puñaladas, ante el espanto de su mujer, supuestamente secuestrada.

La denuncia de la facilidad con la que accede cualquier americano a las armas más potentes que venden grandes almacenes, la aspiración de cualquier ciudadano corriente de acceder al famoseo y la confusión popular del individuo a la hora de distinguir al héroe del villano, con secuencias estrafalarias como la violación de Frank por Rayito (Ellen Page), una actriz con apariencia de niña que dota de ambigüedad y morbo a la escena, van dejando su poso en un film inofensivo sólo en apariencia. Una pantalla roja, tras la ejecución sumaria del chulo que interpreta Kevin Bacon, funciona como transición en la que el hombre mediocre convertido en superhéroe cree que ha restablecido el equilibrio, la paz que existía antes de que le robaran a su mujer, tras derrotar a los malvados que habían irrumpido en su vida y la habían destrozado. Las similitudes con Kick-Ass de Matthew Vaughn son evidentes, no sólo en los colores de los disfraces del héroe y su ayudante, sino incluso en los nombres de sus personajes: Rayo Rojo sustituye a Bruma Roja; Frank no tiene claro si es más bueno o incluso igual que los demás, por lo que el film concluye devolviéndonos a todos a la realidad: él era un hombre corriente, simplón, sin habilidades, un iluminado que tuvo sus momentos de gloria, que le permitirán seguir viviendo una vida vicaria, alimentada de los recuerdos. No es felicidad lo que transmite la última imagen del film; ninguno de nosotros puede asegurar que disfruta de esa sensación de estar bien consigo y con los demás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario