Páginas vistas en total

miércoles, 9 de septiembre de 2015

El corredor del laberinto.Algunos apuntes de la puesta en escena





FOXPRENSA. Atmósferas : localizaciones, decorados y vestuario.

La película  se había filmado mayoritariamente en una sola localización, un claro muy boscoso ubicado en las proximidades de Baton Rouge, Luisiana, pero para la segunda parte, se requería un conjunto de lugares diversos para representar tanto los extensos entornos como el viaje.En el centro de Nuevo México, cerca de Albuquerque, producción encontró las localizaciones adecuadas para crear la post-apocalíptica y distópica visión de tonalidad terrosa de la película, lo que incluía las dunas de arena del circular desierto que se extiende bajo gigantescos cielos; terreno reseco; un desvencijado centro comercial; recónditos túneles urbanos y sistemas de alcantarillado pluvial; un desguace abandonado; y un virginal desfiladero en las montañas que brindaba la esperanza de que, de alguna manera, la naturaleza podría perdurar.

Tras 58 días de rodaje,de nuevo encontramos al director Wes Ball fusionando su particular visión de escenas de acción visualmente imaginativas con interpretaciones muy naturalistas. La vegetación del frondoso Claro, había sido sustituida aquí por terrosas tonalidades de color marrón, azul y rojo. Ball declara: “Esta película tiene mucha acción y una imagen completamente nueva de una épica historia que comenzamos en el laberinto. Su paleta de colores es muy diferente, con texturas y colores distintos, y la atmósfera es asimismo totalmente distinta”.

Godfrey señala:“Wes fue un auténtico descubrimiento como realizador. Puso su particular sello como nuevo director a tener en cuenta con . Nos encantó el hecho de que quisiera continuar la saga. Wes es una persona joven, entusiasta, extraordinariamente creativa y visual, y apasionada por comunicar su visión como realizador.Él mismo se encarga de realizar gran parte del material gráfico, de manera que prácticamente puede aparecer ante nosotros con un enorme dibujo y decir, ‘Esto es básicamente lo que estoy buscando’.Después, nosotros tenemos que descubrir la forma de hacerlo realidad”.

Mientras que algunos géneros cinematográficos han adoptado un enfoque sofisticado y estilizado, Godfrey dice que Ball se decanta más por “el realismo, la fisicidad y el estilo naturalista. El acabado no es brillante u es probable que  a eso es a lo que han respondido los fans; a que la estética de las películas es extraordinariamente abrupta y realista. James Dashner señala que, “En la primera película, vimos el Claro, el laberinto y un montón de cemento, hiedra y rocas. Ahora, vamos a salir al mundo, donde observaremos toda clase de entornos, ruinas, tormentas, así como a los aterradores Cranks. Los espectadores se van a mantener al borde de sus asientos y, en ocasiones, van a sentir auténtico terror. Pero, sobre todo, yo creo que van a sentirse aún más cerca de los personajes”.

La estética del film fue el resultado de la colaboración entre Ball y el diseñador de producción Daniel T. Dorrance. En la Quemadura, dice Dorrance, “Todo tenía que estar deteriorado, calcinado y destartalado. El diseño giraba en torno a glorias pasadas y el empleo de tonos tierra. Después, para las escenas de CRUEL, Wes quería que todo fuera aséptico, futurista, rígido y sumamente tecnológico, con líneas duras y tonalidades azul turquesa. El corredor del laberinto: Las pruebas" no es una película que cree un nuevo mundo, sino una que refleja cómo sobrevive el mundo”, prosigue Dorrance. “Toda la iconografía que se muestra en la pantalla nos resulta muy familiar, pero la mostramos en un estado de absoluto deterioro. Estamos presentando a personas que sobreviven en la Quemadura en unas condiciones completamente catastróficas”.

El búnker dirigido por CRUEL se representa exteriormente como una especie de plataforma petrolífera, con la mayor parte de su estructura ubicada bajo las arenas del desierto. Dentro del búnker hay laboratorios clínicos, barracones y salas de interrogatorios.La mayor parte de las escenas de interior del búnker se rodaron en una antigua planta de ordenadores, que nos proveía de un laberinto de pasillos y tuberías. “Pintamos las instalaciones en un tono gris militar, y añadimos papel de plata para modernizar las tuberías”, dice Dorrance. “También incorporamos puertas correderas similares a las de los barcos. La atmósfera que en general se precisaba para el búnkerera la de un buque petrolero, con esa claustrofóbica sensación de estar atrapado dentro de un barco”.

Las escenas de las dunas de arena se rodaron principalmente en la zona oeste de Albuquerque, concretamente en Pajarito Dunes. “Limpiamos las dunas de huellas y rastros de cuatrimotores” explica Dorrance.“Utilizamos rastrillos y una técnica especial de barrido, además, teníamos un helicópteroque sobrevolaba a baja altura como una especie de ventilador gigantesco para conseguir el efecto de remolino de las dunas de arena. Hicimos parecer como si el desierto hubiera llegado a la ciudad cubriéndola totalmente de arena. Teóricamente, en algunos casos, la arena tenía más de 15 metros de profundidad. Había algún pequeño fragmento de arquitecturaque sobresalía de la arena que contribuía a sugerir esa idea”.

Para las escenas del centro comercial abandonado, la compañía ocupó el Winrock Mall, actualmente cerrado. Producción eliminó las placas del falso techo, reventó ventanas y creó un enorme montículo de arena,por el que los Clarianos entraban deslizándose desde las dunas de arena. Se envejecieron las paredes mediante un profuso proceso de baños de pintura de colores negro y ocre oscuro. Producción destruyó los paneles de yeso del centro comercial, y también insertó vidrio de seguridad con filamentos de plástico, creando frentes de vidrio roto sobre las ventanas, de manera que parecían rotas pero no eran tan peligrosas como si realmente lo estuvieran.

Para recrear el poblado de chabolas donde habitan los Cranks, producción ocupó varios bloques de edificios en el centro de Albuquerque. “Después lo hicimos todo añicos hasta conseguir el nivel de degradación que necesitábamos”, explica Dorrance. “El sol ha sido tan potente que la arquitectura se ha visto afectada, así que los plásticos se han fundido. Buscamos coches viejos y calcinados. Creamos el poblado a partir de lonas, antiguos carteles publicitarios, embalajes de fábricas, andamios, contenedores volcados; cualquier cosa que la gente puede encontrar en la calle y con lo que puede construir una casa”.

Para la secuencia de una fiesta rave, el departamento de localizaciones encontró un espacio único en la Zachary Mansion, también en el centro de Albuquerque, más conocida como “El Castillo”y propiedad de la fallecida diseñadora de joyas Gertrude Zachary. Las paredes de la mansión se revistieron de color verde musgo oscuro, que se avejentó con manchas de pintura y moho. Se colgaron más de 200 candelabros en la ajada mansión y, además, se incorporaron elementos de arte antiguo en las vidrieras policromadas. Dorrance nos explica: “Queríamos establecer que era un sitio que solía ser grandioso y espectacular, pero que ahora apenas es una reminiscencia de glorias pasadas. Colocamos muchas luces para crear la atmósfera festiva. Añadimos accesorios de fiesta, cientos de velas que habían ardido hasta formar montículos de cera, así como una cinta VHS, fuera de su carcasa y antiguamente empleada como unidad de cinta magnética, como elemento decorativo”.

El mayor reto al que producción se enfrentó fue encontrar la localización para rodar el clímax del filme, que se desarrolla en la montañosa ubicación de la Unidad Brazo Derecho. El productor Joe Hartwick Jr. recalca, “Hay muchas montañas en Nuevo México, pero no hay muchos lugares en las montañas de fácil acceso para todo el equipo que entraña una película. Debemos haber enseñado a Wes veinte localizaciones distintas antes de que se decantara finalmente por una”.

Las escenas del campamento de la Unidad Brazo Derecho se rodaron en el remoto Diamond Tail Ranch,al que se accedía a través de kilómetros de sucias y accidentadas carreteras. El concepto que queríamos dar al campamento era el de un soplo de aire fresco, rodeado por un transparente arroyo y maravillosas montañas. “Es el escenario principal del campamento”, dice Dorrance.  “Es prácticamente una ciudad utópica”.Los sets se decoraron con desgastadas telas de cáñamo, alambradas camufladas, tiendas de campaña y militares, así como vehículos todoterreno equipados con tiendas, de manera que los que allí vivían podían cargarlos y ponerse en marcha en una noche.Se rodaron cerca de 600 efectos visuales para la película, y su uso más dramático tenía lugar en la Quemadura y teniendo como protagonistas a los Cranks.

Durante la fase de posproducción, los efectos visuales añadieron imágenes de un entorno sobrepasado por la aridez extrema y la deslumbrante luz solar que había asolado a la ciudad por completo, ahora convertida en un calcinado cascarón de ruina y desolación. La compañía de efectos especiales, reconocida internacionalmente, Weta Digital, fue la encargada de producir esta magia digital a partir de imágenes referenciales. Según el supervisor de efectos visuales Richard Hollander:“Para nosotros, no había nada en Albuquerque lo suficientemente derruido como para poder aprovecharlo, así que buscamos onliney encontramos bastantes referencias de edificios que estaban abandonados o se habían incendiado, así como puentes que se habían caído.

Hay tres etapas en la enfermedad del Destello que convierte a los humanos en Cranks. Para la “Etapa 1”,a los Cranks se les colocaron prótesis capilares y maquillaje que aumentaba el tamaño de las venas, proporcionaba aspecto de piel despellejada y oscurecía la zona alrededor de los ojos. Para la “Etapa 2”,dichos efectos se hicieron aún más pronunciados, con venas manifiestamente ennegrecidas e hinchadas.Para la “Etapa 3”, el deterioro fue generado por ordenador, con los intestinos saliendo como ramas de los putrefactos cuerpos de los Cranks.

En cuanto al vestuario, “La idea era que en la Quemadura nadie confecciona ropa, así que todos tienen que reciclar, es decir, reutilizar prendas ya hechas. Todo tiene que ser muy usado, sucio y ajado”, dice la diseñadora de vestuario Sanja Milkoviç Hays. Los Clarianos llevaban varias capas de ropa para poder adaptarse a las rápidamente cambiantes temperaturas del desierto.Thomas viste una chaqueta bastante sencilla y pantalones.El atuendo de Minho es más militar, sobre todo la chaqueta de aviador que lleva en el campamento de la Unidad Brazo Derecho. Teresa lleva un amplio guardapolvo, que resultaba más femenino. Frypan lleva frecuentemente chaleco, ya que, al ser chef, podía desear llevar puesto algo más funcional. Aris, el nuevo miembro del grupo, lleva a menudo una sudadera con capucha, lo que le hace parecer una persona perdida.

El vestuario de los Cranks estaba absolutamente hecho jirones. “La idea era remarcar que ser un Crank es algo muy incómodo, por lo que ellos mismos se desgarran la ropa”, puntualiza Hays. El fin que se pretendía era que su atuendo fuera testimonio de la falta de techo y de esperanza”.Los carroñeros parecen los piratas de este mundo futurista. “Ellos se dan una vuelta y simplemente cogen la ropa que les gusta. Para ellos, combinamos colores más cálidos y mucho tono marrón, beige, rojo y verde, por lo que su atuendo, en conjunto, resulta mucho más divertido”, señala Hays.

En las montañas, en el campamento de la Unidad Brazo Derecho, el vestuario acentuaba una paleta de colores mucho más cálida, de tonalidad beige y marrón claro. Se usaron chaquetas de cuero y zamarras, además de bufandas de lana y sombreros. Para que la oficial de CRUEL Ava Paige ,interpretada por Patricia Clarkson, parezca más intimidante, su vestuario siempre es blanco y hecho de suntuosos tejidos, como la cachemira. Su vestuario fue el único que no se sometió a un proceso de envejecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario