Páginas vistas en total

domingo, 20 de septiembre de 2015

Francisco (El padre Jorge)



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: Francisco (El Padre Jorge)
País: España.
Año: 2015.
Duración:

Dirección: Beda Docampo Feijóo.
Guión: Beda Docampo Feijóo y César Gómez Copello, basado en la obra 'Francisco, vida y revolución' de Elisabetta Piqué.
Dirección de  Fotografía: Kiko de la Rika, a.e.c.
Música: Federico Jusid.
Montaje: Mapa Pastor.

Productor: Pablo Bossi.
Productores ejecutivos: Regino Moranchel, Juan Pablo Buscarini, y Soledad Olivera Twombli
Dirección de producción:Felix Rodríguez y Julián Castro.
Compañías:

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:


Dario Grandinetti : Jorge Mario Bergoglio,
Silvia Abascal : Ana,
Carlos Hipólito : Marcos,
Leticia Brédice :Cecilia,
Blanca Jara:  Angélica,
Jorge Marrale : José.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

A través de una periodista (Silvia Abascal) que está escribiendo un libro sobre el Papa Francisco (Darío Gandinetti) recorremos la emocionante vida del padre Jorge en su permanente lucha contra la pobreza, la prostitución, la explotación laboral, la droga y la corrupción. Desde el adolescente que descubre su vocación hasta el jesuita elegido Papa, descubrimos la misma calidez, buen humor y sabiduría con la que el Papa asombra hoy al mundo desde que fuera elegido como sucesor de Benedicto XVI en 2013.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

Las críticas a una obra hagiográfica y elegíaca prematura no se han hecho esperar, especialmente porque no se comprende que se haya realizado un producto propagandístico tan ostentosos en un momento en el que la Iglesia, por razones que desconocemos, está pasando por su segundo 'papado de Avignon'.

Luís Martínez, tras analizar la cinta que se nos ofrece desde un punto de vista cinematográfico, que es lo único pertinente para un crítico de cine, concluye con un diagnóstico bastante acertado: "Digamos que el interés de la película reside más en lo que representa que en lo que, de verdad, ofrece. El peligroso empeño de todos -desde los medios de comunicación, ya sean de izquierdas, de derechas o mediopensionistas, hasta cada agnóstico, creyente o ateo irredento- por glorificar el pontificado de Bergoglio a cada segundo que pasa corre el riesgo de convertirse en su verdadero enemigo. Y por ello, esta película es un claro ejemplo del error. Es más, ella misma es un error.(Los superpoderes del Papa. Diario 'El Mundo', 17 de septiembre de 2015).



También Javier Ocaña está dispuesto a apartarse del ridículo a cualquier costa y para el no sólo loa minutos iniciales son un horror narrativo, la antítesis del cine, sino que "durante la mayor parte del relato se dan a conocer los hechos no por lo que los personajes hacen, sino por los que los personajes dicen y, aún peor, por lo que otros dicen de ellos. Como en un reportaje periodístico. Y eso poco tiene que ver con el lenguaje cinematográfico." (Lo que dicen del Papa, 18 de septiembre de 2015).


El ocaso de los periódicos se torna cada vez más próximo, cuando páginas como Filmaffinity, que es más un banco de datos muy útil para los blogueros que un lugar al que el lector acuda en busca de una orientación a cargo de sus rectores, (un hecho que favorece la expresión sin complejos ni coacciones de sus lectores, comienza a incorporar la opinión de estos blogs, muchos de ellos dependientes de viejos periódicos, como el Huffington Post.

Entre sus ofertas está la de Página 12, (Argentina), en la que Ezequiel Boetti nos habla de que "una película es un espejo de su tiempo" (...) y "Beda Docampo Feijóo arranca con un “tour papal” guiado por el personaje de Leticia Brédice, inaugurando una larga nómina de actores y actrices de renombre en plan bolo. Claro que ese recorrido eclesiástico prescinde de imágenes de los ámbitos marginales donde Bergoglio (Darío Grandinetti) supuestamente se desenvolvió durante su trayectoria para, en cambio, optar por otras de lugares porteños turísticos (del Obelisco a Caminito, del Puente Avellaneda a la Catedral), siempre musicalizadas al ritmo de “Balada para un loco”, de Astor Piazzolla. La vida del cura oriundo del barrio de Flores, entonces, como entidad falsa, lavadita, aséptica, estanca, museística y predeterminada. Lo mismo que la película toda." (Un pontífice hecho de cartón. Página 12,10 de septiembre de 2015)  ¿Caemos en los errores de siempre o es el tratamiento que gusta a los verdaderos fieles de la Iglesia católica?

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Si esta película hubiera sido realizada por Nanni Moretti, un italiano que convive diariamente con la institución papal y que sacó a un pontífice ficticio a la calle (el que tiende puentes entre la población y dios) en 'Habemus papa', con el fin de que tuviera un contacto con la realidad que hizo renunciar al jerarca, o por Ron Howard que rodea a la milenaria institución de un hálito de misterio, hubiera salido una película muy diferente, aunque amplios sectores de la crítica y el público denostaron su saga de 'El Código Da Vinci' y su segunda parte 'Ángeles o demonios'. Ambos cineastas hubieran aventurado una hipótesis de por qué abdicó o dimitió o se le hizo renunciar a Benedicto XVI, y no hubieran temido introducirse por la muy cinematográfica ficción de las profecías de Nostradamus, que vaticinó que la llegada al poder de 'un papa negro' anunciaría el fin de la Iglesia. El problema reside en que durante muchos años se estuvieron riendo de esta profecía, quizá porque pensaban que era más difícil que un hombre negro llegara a mandar en el Vaticano que en la Casa Blanca, un milagro que ya se ha producido en la capital del actual imperio, pero jamás se les ocurrió pensar que el profeta visionario se podría estar refiriendo al  Praepositus Generalis de la Compañía de Jesús, el General de una orden religiosa que nació con carácter militar, al que, popularmente, se llama Papa Negro. Esto si que es ficción y de la buena: Dios escribe recto con renglones torcidos, dicen los católicos.

Si profundizamos un poco más, existen diversas interpretaciones sobre el origen del apelativo: el color de sus sotanas, o  el poder que alcanzaron en los siglos XVI y XVII. Los muy católicos Reyes de España, Isabel y Fernando, los expulsaron del país, y no fueron los únicos. Muchas páginas hablan de esto, como www.elobservador.co,uy, que interpreta para sus lectores el ascenso al poder del Cardenal Bergolio, el primer jesuita sobre cuya cabeza descansa la tiara papal:" De nuevo aparece la figura de Nostradamus, el profeta medieval que con seguridad jamás imaginó la influencia que sus escrituras tendrían en el futuro. Nostradamus predijo que cuando un hombre negro asumiera como sucesor de San Pedro en Roma, con él traería el fin de los tiempos. “Pero Bergoglio es blanco”, se reirán algunos. Eso es evidente, y sin embargo la orden a la que pertenece –la Compañía de Jesús, o simplemente los jesuitas- se caracteriza por la vestimenta negra de sus sacerdotes; el superior de la orden es llamado “Papa negro”. (El Papa Francisco según las profecías de Malaquías y Nostradamus). Además el santo irlandés Malaquías (segundo milenio después), auguró el fin del mundo durante el reinado del papa número 112: Francisco.

La misma profecía habla de un cambio de sede por la lucha de tres poderes. que se han estado interpretando como los que emanan de tres potencias: Estados Unidos, China y los pueblos islámicos, que llevarán la sede de la Iglesia romana temporalmente a Jerusalén, Sin embargo lo que se ha producido hasta ahora, en relación con la Iglesia con vocación ecuménica, es que se ha materializado una lucha a muerte entre el poder temporal o terrenal (dentro y fuera de las sedes de la curia), el poder espiritual de dominar las conciencias, y el poder omnimodo de internet, que ha provocado el primer gran cisma en la misma cúspide de la jerarquía eclesiástica y ha desalojado a los dos papas que conviven vivos, uno emérito y otro en activo, del Vaticano.¿Qué información incluían los vatileaks?

En lugar de ubicar la historia de Francisco en el contexto de una depresión mundial que ha hecho retroceder al hombre a la época de la primera revolución industrial, perdiendo todos los derechos conseguidos con su propia sangre con el objetivo justo de conseguir un reparto justo de los productos que ofrece a sus habitantes el planeta Tierra, y una profunda crisis de la Iglesia, el realizador de 'Francisco (El padre Jorge)' vuelve su mirada a otras películas, cuyo objetivo es reforzar la fe de sus feligreses, como la realizada en 1968 por Michael Anderson, 'Las sandalias del pescador', olvidando producciones cinematográficas más actuales, e incluso la suave mirada crítica del americano sobre los ritos ostentosos de la curia romana en momentos convulsos. Ahora, Beda Docampo Feijóo hace una película más digna de una catequesis, dirigida a quien no precisa de información ni de elementos de persuasión, actitud que, como dice Luís Martínez acabará por volverse en su contra.

Son muy pocos, al parecer, los espectadores que han decidido meterse en una sala para ver una elegía del papa, y su calificación ha sido demoledora: 0,6, un fracaso que redunda en la teoría del crítico de 'El Mundo'.


No hay comentarios:

Publicar un comentario