Páginas vistas en total

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Los vengadores: La era de Ultron.






Ficha técnica, sinopsis críticas. (Pinchad aquí)

Comentario,

Hoy han salido a la venta el CD y el Blu-Ray de la segunda parte de la franquicia inspirada en personajes de Marvel que reune a varios de sus superhéroes: Los Vengadores: la era de Ultron. El revisionado del film permite confirmar las diferencias que existen según Ramón  Carmonam (Cómo comentar un texto fílmico) entre una crítica y un comentario, más sosegado, reflexivo y tranquilo que la primera, porque no recibe las presiones de la inmediatez de la prensa. Si recordamos las primeras lecciones de Jenaro Talens, cuando luchaba por implantar la carrera de Comunicación Audiovisual , en la década de los 80, en España, lo primero que el espectador debe hacer es disfrutar de la película, sin prejuicios ni pretensiones, y sentir la satisfacción o el desencanto, y, al parecer, el segundo se ha impuesto a la primera.  Pero cuando te llevas a casa tu película y dispones de un mando que te permite hacer avanzarla o retrocederla según tus necesidades, la cosa cambia, y nos encontramos con decisiones empresariales y científicas dudosas, cuestiones éticas y morales que hacen dudar de ciertos descubrimientos tecnológicos; revoluciones, superación constante de las contradicciones de los hombres que hacen que los cambios sean constantes y que cada vez que la sociedad recibe un golpe, salga un hombre diferente. Iron Man quiere explotar, como empresario ciertos descubrimientos y crear un tron, inteligencia artificial; el más viejo de sus compañeros duda de estas decisiones empresariales.

Pero el público siente que este discurso se le vende con una iconografía gastada, semánticamente agotada, un sumatorio de ecos de otras películas, desde King Kong, pasado por La Guerra de los Mundos, o X Men e incluso algún que otro film de Roland Emmerich, o pinturas de Magritte, aunque el espectáculo no decae y en ellos se esfuerzan cientos de especialistas, de expertos de todas las ramas de las nuevas tecnologías que dan forma a los deseos de un equipo formado por guionistas, músicos, realizadores y gentes procedentes del mundo de las artes que solo tienen que chasquear los dedos para que las pantallas verdes hagan realidad sus alucinaciones, casi siempre  relacionadas con la catástrofe. No se puede negar algún que otro gag que hace sonreír al público por el aire desenfadado de los héroes y sus chascarrillos, que no llegan a la eficacia de la primera entrega. La cámara seguirá, en medio del desastre más absoluto, a una madre y a un hijo en medio de la debacle, transversalmente, a lo largo de la película.

Pero Joss Whedon va más allá de la celebración del héroe individual americano, dotado de poderes tales que seis o siete hombres y mujeres pueden derrotar a ejércitos enteros muy sofisticados, y entra en una cuestión social, en cierto modo original: Hulk y la Viuda Negra hacen explícita la conveniencia de que quien se dedique a salvar a la humanidad,(una hipérbole, por supuesto), o a causas o actividades que pueden reformar el mundo o el arte no pueden tener hijos. La tradición artúrica, emblematizada por el martillo de Tor convive con la investigación genética y la creación de un hombre nuevo, que ya no tendrá siquiera una envoltura biológica, sino completamente de metal, los que supondrá el nacimiento de un nuevo mundo, una visión dialéctica  nada despreciable. Vuestras intenciones son buenas, pero no lo habéis planeado bien. Queréis proteger el mundo, pero no queréis que cambie. ¿Cómo se va a salvar la humanidad, si no se le permite evolucionar? les pregunta un tron, Y es precisamente de esto de lo que va el film, una historia de cambio que exige la extinción de 'Los Vengadores', cuyos enemigos utilizarán todas las artimañas para conseguirlo, imaginadas por Ultron.

Reproducimos lo que en su día escribió Antonio José Navarro respecto a este film. Ya en la entradilla advierte que "Joss Whedon vuelve a repetir con 'Los Vengadores: La era de Ultrón' la fórmula que le dio tanto éxito en la primera pare, pero de una forma un tanto irregular". Y como ocurre siempre Navarro, un observador incisivo y profundo no nos decepciona nunca: "Según explica Tom V.Morris -filósofo especializado en filosofía analítica (aquella que presta un especial interés al estudio del lenguaje y del análisis lógico de los conceptos) y profesor en la Universidadof Notre Dame (Indiana), "los cómics de superhéroes constituyen una de esas formas de arte originales de Estados Unidos que, como el jazz y el blues"muscle cars" como el Mustang o el Challenger, o los donuts Krispy Kreme se han exportado por todo el mundo y han causado un impacto inconfundible en gran cantidad de culturas. Incluso el observador más despreocupado sabe que son relatos llenos de acción, aventuras y un trabajo artístico de primera. Pero lo que no se ha comprendido aún con la debida claridad es que también merecen una atención intelectual seria, porque nos presentan temas e ideas hondamente filosóficos y lo hacen de un modo fascinante (...) al tiempo que (...) desarrollan de forma vívida algunas de las cuestiones más importantes e interesantes a las que se enfrentan todos los seres humanos: cuestiones relativas a la ética,a la responsabilidad personal y social, la justicia, la delincuencia y el castigo, el pensamiento y las emociones humanas, la identidad personal, el alma,el concepto de destino,el sentido de nuestras vidas..."- ("Los superhéroes y la filosofía" por Tom V.Morris y Matt Morris (Eds. Blackie Books S.L.U. Barcelona 2010. Pág.16).

Antonio José Navarro cree que los críticos se despacharán de forma despectiva y rutinaria con este film, tratándolo de secuela insulsa. Nada más lejos de las verdad para el crítico, para el que la película no es una secuela, ni un producto franquiciado, sino "un depurado ejemplo de mercancía intertextual orientada a captar a las nuevas audiencias (Narrativa transmedia. Cuando todos los medios cuentan", por Carlos A.Scolari), un nuevo eslabón de un universo narrativo en expansión, donde todas las películas están interconectadas, relacionadas, involucrando a los espectadores como cómplices activos a través de la narrativa transversal de una historia (...) No es un eslabón de una larga cadena de películas comerciales. Tiene vida propia." Y donde radica su mayor interés es en mostrar la debilidad de sus superhéroes frente a Ultrón que nace del lado oscuro de Tony Stark, un antiguo traficante de armas. El nuevo monstruo ilustra la enfermiza obsesión del pueblo americano tras el 11-S por la seguridad absoluta. (Los superhéroes tienen miedo. Antonio José Navarro. Dirigido por...Mayo 2015). (Cinelodeon, 12 de mayo de 2015)




1 comentario: