Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Orgazmo




:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica: 

Título original: Orgazmo.
País: Estados Unidos.
Año: 1997.
Duración: 87 minutos.

Guión y Dirección: Trey Parker.
Casting: Katy Wallin y T.Edwin Klohn.
Dirección de fotografía: Kenny Gioseffi.
Música. Score: Paul Robb; Supervisor: Christopher Violette
Editor: Trey Parker y Michael R. Miller, a.c.e.;  Editor asociado: Carter DeHaven IV.
Decorador del set: Mandana Yamin.

Diseño de Vestuario: Kristen Anacker.
Maquillaje: Karen Scherer.

Productores: Fran Rubel Kuzui, Jason McHugh, Matt Stone.
Productores asociados: Farrell Timlake y Anthony Mindel.
Productores ejecutivos: Mark Damon, Kaz Kuzui, Noriaki Nakagawa.
Productores ejecutivos de la música: John King, Michael Simpson, Mitchell Frank.
Diseño de producción: Tristan Paris Bourne.
Compañías: Video Mercury Films, Kuzui Enterprises y MDP Worldwide presentan una producción de Avenging Consciencie.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Trey Parker: Joven Joe/Orgazmo,
Ron Jeremy: Clark,
Dian Bachar: Ben Capleski,
Robyn Lynne: Lisa,
Michael Dean Jacobs: Maxxx Orbison

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:

Un mormón trata de conseguir algo de dinero para volver a Utah y casarse con su novia. Un productor de cine X le propone participar en una de sus películas, interpretando el papel del Capitán Orgazmo. Del creador de los dibujos animados South Park.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Esta película que fue calificada de delirante y guarra en su momento por Rocío Ayuso del diario 'El País' o de tebeo insolente para un público fácil por M. Torreiro del mismo periódico, parece más bien un producto ad usum de Trey Parker, el creador de South Park, para divertirse y lucir palmito con unas imágenes deliberadamente cutres y bizarras que, sin embargo, tienen la virtud de profundizar, de forma incómoda, en la psique de muchos individuos que no sólo disfrutan con el sexo, sino derrotando la pretendida virtud de un hombre o una mujer que hacen gala de santidad, no en el sentido clásico, sino en el de la castidad sexual, al convertir en protagonista a un mormón, un miembro de la 'Iglesia de Jesucristo de los últimos días' que ya apunta maneras en la forma en la que reacciona cuando se le ataca esparciendo el dolor a su alrededor con técnicas de luchas orientales que lo aproximan a sus sosias animados, protagonistas de la irreverente y subversiva serie televisiva y la película que llevó la historia de estos precoces niños al cine.

Orgazmo no es especialmente guarra, ni contiene imágenes más escandalosas o escatológicas que cualquier otra producción, incluidas las de la transición española, en la que las mujeres se desnudaban ante la más mínima oportunidad que se les daba de quitarse la ropa. Si tiene alguna vocación es la de ridiculizar las historias de superhéroes, sin olvidar al villano que, como no podía ser de otra manera, tiene un arma poderosa para vencer al machoman: su condición de eunuco. A la par arremete con virulencia contra la crónica escasez de recursos de un género, el pornográfico, que tan sólo precisa, al menos como mínimo, de uno o dos hombres, un número igual de mujeres, una cama (presidida por la bandera americana), un cámara,  un director y unos pocos técnicos de sonido e iluminación, y en la que no se tiene empacho en sustituir al protagonista, un hombre blanco, para el momento de la penetración por un 'especialista' negro. Una bizarrada desfachatada sin precedentes.

A medida que la historia avanza gana en osadía y garrulez decididamente buscada por su creador, en la que el sexo, apenas presente en el film, cede el paso definitivo a la exhibición de las artes marciales en las que Orgazmo utiliza una prótesis en el brazo, el orgazmoreitor, (incríble),  que provoca orgasmos en los contrincantes del héroe. Una rayada difícil de superar, en la que el protagonista, a pesar de su inquebrantable fe, está dispuesto a realizar un sacrificio que le reportará un beneficio de 20.000 dólares, una cuantía con la que  reforzará la solidez de la institución sacrosanta del matrimonio que pretende levantar. Pero más morboso que doblegar a un santo es humillar a una santa, especialmente si el encargado de hacerlo es un eunuco, con lo cual no peligra la virginidad de la mujer ni la 'inocencia del público'. La hipocresía social al descubierto.

Una gamberrada de Tray Parker que podéis ver de forma gratuita en el videoclub de ONO con un final pragmático que pone en valor a Enrique IV de Francia y su famosa expresión de lo que estaba dispuesto a dar a cambio del poder: 'París bien vale una misa', que en este caso se podría traducir por "el matrimonio honesto y bendecido por las iglesias bien vale un orgasmo fuera del lecho nupcial."



No hay comentarios:

Publicar un comentario