Páginas vistas en total

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Reina y patria. John Boorman.




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: Queen and country.
País: Irlanda.
Año: 2014.
Duración: 114 minutos.
Estreno: 11 de septiembre.

Dirección: John Boorman.
Guión: John Boorman.
Dirección de Fotografía: Seamus Easy.
Música: Stephen McKeon.
Edición: Ron Davis.

Productores: John Boorman y Kieran Corrigan.
Diseño de producción: Anthony Pratt.
Compañía Prouctora.Merlin Films.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Callum Turner: Bill Rohan,
Caleb Landry Jones: Percy Hapgood,
David Thewis: Bradley,
Richard E.Grant:  Comandante Cross,
Vanessa Kirby: Dawn Rohan,
Tamsy Egerton: Ophelia,
Aimee Ffion Edwards: Soophie Adams,
Miriam Rizea:Peggy,
Sinead Cusack: Grace Rohan,
David Hayman: Clive Rohan,
John Standing: abuelo George.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Concebida a modo de secuela de 'Esperanza y gloria', (1987), que ahora se centra en el periodo del servicio militar a la patria que coincide con la muerte  del rey  Jorge VI y la coronación de su hija Isabel como reina de Inglaterra y sus consecuencias. Una serie de acontecimientos lo conducirán en teoría, aun a su pesar, a la Guerra de Corea, a donde,sin embargo,no llegan nunca.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario.

La nueva película de John Boorman (Leo el último, 1970, Deliverance, 1972, Zardoz, 1973, Excalibur, 1981..., películas que nos impresionaron en su tiempo y lo siguen haciendo, a pesar de que sus nuevas realizaciones han ido reduciendo su impacto social con el tiempo, incapaces de hacer frente a la competencia de las nuevas generaciones) realiza esta nueva película, superados los 80 años, cuando ya no tiene nada que demostrar, y en la que parece querer dejar un testamento vital, unas memorias esculpidas para la posteridad. La crítica ha recibido muy bien este film, y en especial en críticos apalancados en el clasicismo más visceral, como Tomás Fernández Valentí,  para quien en el cine de Boorman subyace, " como siempre,el conflicto  entre civilización y barbarie y civilización y naturaleza, pero con matices:la civilización es aquí el modo de vida y la manera de pensar (...) mientras que la barbarie estaría representada por el servicio en armas; pero la 'civilización' sería, al mismo tiempo,las ideas convencionales en torno al amor y la vida de un todavía no maduro Billy, incapaz de ver, hasta que la propia existencia le conduce a ello, que  la muchacha que considera la 'apropiada' para él - la atormentada y un tanto misteriosa Ophelia - no lo es en absoluto, mientras que la mujer que acabará entre sus brazos es, precisamente, la 'inapropiada' -por desvergonzada - Sophie : la misma gracias a la cual vivirá sus primeras experiencias sexuales; la naturaleza (humana) es la que acaba triunfando aquí sobre la civilización de las convenciones sociales." (Ni esperanza ni gloria.Dirigido por...septiembre 2015, págs.  24 y 25).

Según Xavi Sánchez Pons Boorman " regresa con una secuela de la celebrada Esperanza y gloria (1987) que podría significar su testamento cinematográfico. Reina y patria retoma el personaje de Bill Rohan, alter ego de Boorman, aquí un adolescente obligado a realizar el servicio militar británico, una época de formación convertida en un relato de coming of age que fluctúa entre la crónica sentimental de aire realista y las licencias poéticas. Una mezcla que no acaba de funcionar a pleno rendimiento." (Historias de la mili, Sensacine).

Rotten Tomatoes vuelve a señalar una profunda diferencia entre la valoración de una crítica entregada al viejo Boorman. -un 85 % de aceptación-, y la indiferencia de un público joven que apenas la aprueba con un 53 %, lo cual, no tratándose de una obra maestra no augura un éxito rotundo del film.


No hay comentarios:

Publicar un comentario