Páginas vistas en total

martes, 27 de octubre de 2015

Demons 2





::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Demoni 2...L'Incubo Ritorna.
País: Italia.
Año: 1986.
Duración: 88 minutos.

Dirección:Lamberto Bava.
Guión: Dario Argento, Lamberto Bava, Franco Ferrini, Dardano Sacchetti.
Casting: Roberto Palmerini.
Dirección de Fotografía: Gianlorenzo Battaglia. Color: L.V. (Luciano Vittori).
Música. Score: Simon Boswell; grupos: The Smiths, The Cult, Art of Noise, Peter Murphy, Dead Can Dance.
Escenografía: Davide Bassan.
Montaje: Pietro Bozza.; supervisor; Franco Fraticelli, a.m.c.
Regidora: Valeria Paoloni.
Criaturas mecánicas y transformación: Sergi Stivaletti; efecto especiales de maquillaje: Rosario Prestopino.

Vestuario: Nicola Trussardi; Ditta Trussardi.
Jefe de maquillaje: Rosario Prestopino; Giacinto Bretti.
Efectos criaturas mecánicas: Barbara Morosetti.
Peluquería: Rochetti e Carboni.

Productor: Dario Argento (DACFILM, s.r.l. Roma)
Productor ejecutivo: Ferdinando Caputo.
Director de producción: Guido De Laurentiis.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

David Knight: George,
Nancy Brilli: Hannah,
Coralina Cataldi Tassoni: Sally Day,
Asia Argento: Ingrid Halle,
Virginia Bryant: Mary, la Prostituta,

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Un edificio vanguardista que cuenta con la última tegnología se convierte en una trampa mortal para los que viven en él cuando una criatura demoníaca empieza a convertirlos a todos en una horda de demonios, que sin razón alguna empiezan a devorar y descuartizar a todo aquel que tiene la mala suerte de cruzarse en su camino.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Lamberto Bava demuestra en Demons y Demons 2 que no ha tenido un padre como Mario Bava en balde, que le han calado sus lecciones, y que el paso del tiempo, desde  que su progenitor hizo 'La máscara del demonio' en 1960 ha transformado, como no podía ser de otra manera, su visión del mundo. Los aristócratas de ayer son los demonios de ahora, que atacan en grupo y convierten a quienes contaminan en fieles seguidores, y a los que, ni siquiera la inocencia, puede hacer frente. Uno piensa, en determinados momentos que Bava preservará al niño que está solo en casa, sin embargo lo utilizará con argucias para engendrar al incubo, un diablo con un montón de dientes, que si no enternece, al menos da risa, y que tiene como objetivo hacer abortar a la joven honesta, embarazada y bien casada, que interpreta Nancy Brilli. Bava destila muy mala baba.

Lamberto emplea un lenguaje audiovisual propio e inteligente. Una voz en off  nos advierte de una terrible y centenaria profecía ( ¿De Nostradamos? ), "que presagiaba una invasión de demonios en la tierra. Esta predicción se transformó en realidad cuando los espectadores de una película se convirtieron en unos seres sedientos de sangre que expandían muerte y pánico. Fueron días de terror que convencieron al mundo de que los demonios existían." El realizador italiano parece que se plagia a sí mismo y copia la primera película de esta pequeña saga, sin embargo las diferencias son enormes, tanto en lo que se refiere a la estructura y puesta en escena, como a los sensaciones que nos quiere transmitir. En Demons los espectadores de una película de terror se veían atrapados en un cine siniestro del que no podían escapar porque no había salidas practicables, el Metropol,  y eran acosados por los demonios que danzaban por la gran pantalla e interactuaban con su público. Ahora el mal entra en los hogares a través de la televisión, y se manifiesta en un moderno bloque de edificios inteligentes, penetrando en este espacio a través de una joven caprichosa, Sally , que celebra su cumpleaños y que tiene muy mal rollo con un tal Jacob, que no se explica pero se sugiere.Los demonios utilizarán su rabia para contaminar a los más inocentes.Pero lo más llamativo es el lenguaje que utiliza para contarnos todo ésto: el contraplano de la historia que nos cuenta la televisión y que tiene mucha semejanza con la cinta que se proyecta en el cine en la primera película, -unos jóvenes se adentran en una  zona prohibida y abren la caja de Pandora, liberando a los seres demoníacos-, está constituido por la 'realidad' que representa el relato que nos hace de los habitantes del bloque, de tal manera que alterna las secuencias de ámbitos de distinta naturaleza, como si formaran parte de la misma realidad o la misma ficción. El homenaje a su padre es constante y para ello utiliza los iconos de mayor fuerza expresiva: las manos con grandes garras que preceden en su aparición a su propietario, las máscaras que se clavaban en los rostros de los acusados de brujos y la forma de acabar definitivamente con estos muertos vivientes, que se contagian como los vulgares zombis, pero se acaba con ellos clavándoles un objeto punzante en el ojo izquierdo.

Bava nos advierte de que todo lo que vamos a ver es ficción.  Comienza con un primer plano un cuchillo que gotea un líquido rojo, que cae sobre él desde una superficie cuya forma y función no podemos determinar, una puerta que se entreabre y se cierra en un movimiento que pretende inspirar temor, una artimaña parecida a la presentación de la serie de Narciso Ibañez Serrador, el maestro del fantasterror español, 'Historias para no dormir'; a continuación unos pies calzados con  unas botas con alzas, que sugieren una deformidad de su dueño, algo maligno en este lenguaje, en el que se convierte en indicio de algún tipo de resentimiento o rencor. La imagen de este hombre, proyectada como una sombra china del individuo a través del cristal, una puerta que se abre y un individuo que penetra secándose las manos con un paño, y del que solo vemos un delantal pringado con sustancias viscosas multicolores muy sugerentes, nos hacen temer lo peor, pero un desplazamiento de la cámara nos muestra una mesa de cocinero repleta de pasteles y frivolidades, permitiéndonos conocer que el tipo es un simple pastelero y que lo que gotea sobre el cuchillo es el caldo de un tarro de confitura que se ha volcado.Un hombre que prepara los dulces para la fiesta de cumpleaños de Lucy, cuya presentación demuestra que el mal está en nuestra imaginación. Una broma similar a la que Wan y su guionista gastaron a sus fans,  cuando se fotografiaron con un cuchillo en una mano y un frasco de ketchup en otra. Esto, y no otra cosa, es lo que vamos a ver a continuación: el uso escatológico y guarro de una serie de ingredientes que usamos cotidianamente en nuestros guisos, por lo que más que verla de noche o de día, se desaconseja verla mientras comes. La música contribuye a crear el ambiente de angustia que prepara al espectador para pasar una noche divertida gritando.

La sangre nutre la durmiente semilla del mal..., comienza la fiesta  en la que los demonios, dirigidos por la caprichosa Sally, saltan, son ligeros, bloquean las salidas y no se les derrota con facilidad. El nacimiento del hijo de George y Hannah (¿Un mesías?) acabará con ellos; Sally perderá la vista y el nuevo padre romperá las pantallas de televisión que pueblan un estudio de este medio. ¿Está criticando Lamberto un medio de comunicación, la TV, que vomita porquerías infinitamente más grandes que las ironías y denuncias que él produce? Tal vez. Una buena película para ver con los amigos en una noche muy divertida.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario