Páginas vistas en total

Adsense




jueves, 22 de octubre de 2015

Goldeneye. Comentario.





Ficha técnica, sinopsis, críticas. (Pinchad aquí).


Comentario:

La nueva entrega de la vetusta y sólida saga del agente de la reina con licencia para matar, se inscribe en el mundo soviético que se estaba desmoronando tras la caída del muro de Berlín y, como consecuencia, muestra un bloque occidental altivo y seguro de si mismo, una idea que se materializa en los títulos de crédito, más pretenciosos y con menos impacto visual que los que le precedieron en el tiempo, más sobrios, de colores neutros y sombríos, y en la preceptiva persecución que precede al desenlace, en la que los símbolos del régimen que cae son maltratados y ridiculizados por las imágenes de monumentos emblemáticos del triunfo de los soviets y la implantación de un  sistema más socialista que comunista coronando los vehículos que los arrastran en su enloquecida carrera.

En este nuevo capítulo que cierra una etapa del agente más famoso del mundo, no faltan las bellas mujeres, las espías de lujo, que compiten con su cuerpo, sus maneras y su adiestramiento con el elegante Bond  y su oponente, villano de turno, en este caso interpretado por el no menos atractivo Sean Bean, que representa, ni más ni menos, que el papel de miembro de una familia de cosacos que consiguió sobrevivir a las depuraciones de 1922 y 1945 y que  ahora busca el enriquecimiento, aprovechando las condiciones que le ofrece el caos reinante en el 'nuevo país de las oportunidades' que emerge de la entropía que se expande por la confederación de estados más extensa de Europa.

Dos mujeres en torno a dos hombres, dos individuos que se enfrentan entre sí y contra su entorno, acompañados de dos mujeres que, como es habitual en la franquicia, no sólo utilizan las destrezas adquiridas para el combate, sino las armas de mujer con las que la naturaleza las ha dotado. Un nuevo capítulo de la saga más sexista de la historia, que demuestra que la mujer no se iguala al hombre simplemente con una buena formación y la independencia económica, permaneciendo, somo muestran las imágenes claramente, como segundonas y satélites del héroe y el antihéroe. No obstante, no se puede negar el cambio que supone el hecho de que la jefa suprema de los espías, M, sea interpretada por una mujer ya mayor, Judi Dench.

Algunos críticos ven un síntoma de los cambios económicos que se estaban produciendo en Europa en la sustitución del emblemático vehículo que utiliza el agente 007, el Aston Martin, por el prototipo alemán fabricado por la BMW, que por primera vez conduce el irlandés Pierce Brosnan, que volvería a protagonizar nuevos capítulos  años más tarde,- 'El mundo nunca es suficiente' (1999), dirigida por Michael Apted o 'Muere otro día' realizada por Lee Tamahori (2002) -, hasta que Daniel Craig le sustituyó en la representación del personaje para la gran pantalla en 2008 en 'Quantuum of Solace', a cuyo frente se coloca a Marc Forster. Pierce Brosnan se estrena con una secuencia inicial en la que vemos al espía, ( sin duda alguna, al especialista), deslizándose por la impresionante pared que cierra una inmensa presa, a través de la cual se filtra en el primero de los escenarios: el Centro de Armas Químicas Arkangel de la URSS, una acción espectacular que justifica el uso de la licencia criminal por parte del 'viejo kingsman'.




No hay comentarios:

Publicar un comentario