Páginas vistas en total

Adsense




sábado, 3 de octubre de 2015

Greenberg. Noah Baumbach




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Greenberg.
País: Estados Unidos.
Año: 2010.
Duración: 107 minutos.

Dirección: Noah Baumbach.
Guión: Noah Baumbach, basado en una historia de Jennifer Jason Leigh & Noah Baumbach.
Casting: Francine Maisler, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Harrys Savide. a.s.c.
Música: James Murphy; supervisor: George Drakoulas.
Edición: Tim Streeto.
Director artístico: Curt Beech.
Decorador del set: Elizabeth Keenan, s.d.s.a.
Mezcla de sonido: Felix Andrew; supervisión y mezcla posproducción: Paul Hsu.

Diseño de Vestuario: Mark Bridges;  supervisor de vestuario: Eden C. Coblenz.
Jefe de Departamento de maquillaje: Jean A.Black.
Jefe de Departamento de peluquería: Lori Guidrez.

Productores: Scott Rudin, Jennifer Jason Leigh.
Productor ejecutivo: Lila Yacoub.
Diseño de producción: Ford Wheeler.
Focus Features presenta una producción de Scott Rudin

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Ben Stiller:Roger Greenberg,
Greta Gerwic: Florence Marr,
Rhys Ifans:  Ivan Schrank, 
Juno Temple: Muriel,
Jennifer Jason Leigh
Mark Duplass: Eric Beller, 
Dave Franco: Rich,
Chris Messina: Philip Greenberg, 
Brie Larson: Sara
Max Hoffman: Jerry,
Trent Gill: Niño,
Nick Nordella: Niño.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Roger Greenberg (Stiller) es un soltero cuarentón que se dedica a no hacer de forma totalmente deliberada. Buscando un lugar donde iniciar una nueva vida, Greenberg acepta mudarse a Los Angeles para cuidar la casa de su hermana mientras está ausente e intenta conectar de nuevo con un miembro de la antigua banda en la que tocaba (Rhys Ifans) y con su ex novia  (Jennifer Jason Leigh) . Pero, sin embargo, los viejos amigos no son necesariamente los mejores amigos y Greenberg comienza a conectar con la asistente personal de su hermano, Florence (Greta Gerwick). A pesar de que  intenta por todos los medios no sentirse atraído. Greenberg se da cuenta de que finalmente puede haber encontrado una razón para ser feliz.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

Las críticas están muy polarizadas entre quienes se sienten completamente identificados con el personaje que interpreta Ben Stiller y los ambientes en que se desenvuelve, dentro de una estética indie desteñida y desleída, y quienes no se sienten en absoluto identificados. Seleccionamos dos críticas que representan ambas posiciones enfrentadas:

Luís Martínez, del diario 'El Mundo' analiza este film, 'propio de un genio'en el contexto del Festival de Berlín, y se muestra entusiasmado por esta película indie, dirigida por Noah Baumbach y su actriz-fetiche, a partir de este momento: "A su lado, Noah Baumbach. El guionista de cabecera de Wes Anderson presentaba 'Greenberg', su tercera película tras 'Historias de Brooklyn' y 'Margot y la boda'. El director, de nuevo, juega a 'deconstruir' (signifique esto lo que signifique) la comedia para convertir la superficie de la pantalla en un extraño campo de juego tan emotivo como divertido; tan exasperante como gratificante. Es decir, entre tanta rima absurda, una película descarada y brillante que, ahora sí, hace de su director algo más que un simple referente. Llamésele genio. Luego lo aclaramos." (Entre el posmodernismo, el trashmodernismo y la metaficción. Diario 'El Mundo', 14 de febrero de 2010).

Carlos Boyero, poco afín al cine indie, no muestra ningún entusiasmo ante la 'genialidad' del guionista de Wes Anderson y su protagonista Ben Stiller, ese  "señor tan presuntamente gracioso (...). El arranque, con un interminable plano fijo de una mujer que va conduciendo ya te asegura que estás ante una muestra de cine independiente, de esas apuestas radicales que tanto valoran los festivales y la impostura autosatisfecha. Esa intimidante carta de presentación deriva afortunadamente en una película con cierto ritmo y en la que ocurren cosas, aunque ni ellas ni los personajes que las viven te provoquen algo más que una mueca de hastío. Stiller interpreta a un cuarentón existencialista que acaba de salir de un psiquiátrico y que retorna a la gente y el escenario en el que pasó su juventud. Resulta que en el pasado quiso ser músico pero acabó de carpintero en Nueva York. Ni sus sueños rotos, ni la sadomasoquista relación de este fulano insoportable con una joven fascinada, su antigua novia, su hermano y un amigo redimido de las drogas, tienen el menor enganche para un espectador con paladar. Greenberg pretende ser un retrato penetrante de una generación desencantada, pero tanto los integrados como los apocalípticos resultan insoportables. Y encima tienes que aguantar todo el rato el careto de Stiller haciendo de excéntrico atormentado." ( Yimou copia mal y Banski seduce. Carlos Boyero, Berlín, 14 de febrero de 2010).


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Noah Baumbach cuenta la historia de un joven de cuarenta años desencantado, que cuando era joven quiso ser músico y cuando llegó al momento crucial, en el que muchos hombres  sienten que se les va la juventud y sufren una crisis existencial, opta por no hacer nada y cuidar de su hermano y de su perro, relacionarse con la canguro de su sobrino y con un compañero de su antiguo grupo de música, que ha seguido una trayectoria diferente: se casó. tiene un hijo y ha 'madurado' mientras veía cómo se escapaban sus ilusiones. La conversación entre Greenberg e Ivan es absolutamente delirante y Ben Stiller hace un trabajo lamentable.

Podía haber sido una buena historia, pero no lo es; carece de interés, Ben Stiller resulta molesto, desangelado, apático y nada creíble; nos alegramos de que haya alguien como Luís Martínez que se haya divertido tanto con esta película y haya visto el genio cinematográfico que emergía con Noah Baumbach, pero no hemos sentido nada de eso. Lo lamento.

Moah Baumbach intelectualiza su producción y nos informa de que quería dotar a su película de un aire de novela, a lo Philip Roth, John Updike o Saul Bellow, una versión cinematográfica sin ninguna adaptación, que realmente abordara al personaje como en el cine, como se hacía, según el realizador, en la década de los 70 en aquellas grandes películas de Hal Ashby  ('El casero', 1970, Harold & Maude, 1971...) o Altman, que exploraban los personajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario