Páginas vistas en total

domingo, 4 de octubre de 2015

Raíces profundas.Georges Stevens



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Shane.
País: Estados Unidos.
Año: 1952.
Duración: 113 minutos.

Dirección: George Stevens
Guión: A.B. Guthrie, Jr.; diálogo adicional: Jack Sher, basada en la novela de Jack Schaefer.
Director de Fotografía: Loyal Griggs, a.s.c. Consultor de technicolor Richard Mueller.
Música: Victor Young.
Edicion: William Hornbeck, .c.e. y Tom McAdoo.
Dirección artística: Hal Pereira y Walter Tyler.
Decoración del set: Emile Kuri.
Sonido: Harry Lindgren y Gene Garvin.
Diseño de Vestuario: Edith Head.
Supervisión de maquillaje: Wally Westmore.

Productor: Georges Stevens.
Productor asociado: Ivan Moffat.
Compañías. Paramount Picture

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Alan Ladd: Shane,
Jean Arthur: Marian Starret,
Van Hefflin: Starret,
Jack Palance: Jack Wilson,
Ben Johnson: Chris Calloway,
Edgard Buchanan: Fred Lewis,
Emile Meyer: Rufus Ryker,
Elisha Cook, Jr.: Stonewall Torrell,
Douglas Spencer: Axel 'Swede' Shipstead,
John Dierkes: Morgan Ryker,
Ellen Corby: Mrs. Liz Torrey,
Paul McVey: Sam Grafton
John Miller:  Will Atkey,
Edith Evanson: Mrs. Shipstead,
Leonard Strong: Ernie Wright,
Ray Spiker: Axel Johnson,
Janice Carroll: Susan Lewis,
Martin Mason: Ed Howells,
Helen Brown: Martha Lewis,
Nancy Kulp: Mrs. Howells.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

La legendaria versión realizada por el aplaudido director George Stevens de este auténtico mito del oeste, consiguió seis nominaciones al Oscar, y convirtió a 'Raíces profundas' en un clásico del cine orteamericano. La historia lleva a Alan Lad. un pistolero retirado y vagabundo, a salir en defensa de una familia de granjeros que viven aterrorizados por un rico ganadero y un pistolero (Jack Palance) contratado por éste. Cuando pelea en la última y decisiva batalla, Shane ve llegado el final  de su forma de vida. Misteriosa, variada y evocadora, la película se ve realzada por las intensas actuaciones de un magnífico reparto.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:


George Stevens es un cineasta formado en el estudio, que formuló por primera vez la defensa del cine como la manifestación artística del siglo XX, creando con otros cineastas el Gremio de Directores. Tras ver un documental que elogiaba a Hitler, Triumph of the will de Leni Riefensthal, se enroló en el ejército norteamericano que desembarcó en Normandia. Rodó las imágenes del campo de Dachau que dieron la vuelta al mundo y desenmascaró el holocausto nazi. A su vuelta a EE.UU. abandonó la comedia y creó unos estudios, Liberty Films, con directores como Capra. Su cine ha pasado a la Historia como un 'modelo de realización cinematográfica'. 

La idea que subyace en muchos de sus filmes es la compasión ( del latín cum/patior, padecer con) , cuyo resultado es una mirada humana hacia el comportamiento de los hombres, a pesar de la gravedad de los errores que puedan cometer, consiguiendo el respeto de directores como Capra, Pakula, Mankiewicz, Weis o Zimmermann, entre otros. La combinación de cámaras fijas, contrapuestas a escenas con varios, planos y fundidos de escasa duración, en Shane, que yuxtaponen secuencias,primeros planos por encima del hombro (por primera vez), miradas y gestos de los actores, y el escore musical, construyen, realizado por Victor Young, una diégesis visual, de un realizador que comprendió muy pronto el lenguaje cinematográfico. (Cinelodeon.com. Un lugar en el sol, 28 de julio de 2011)

George Stevens comienza su película con un respeto absoluto a las convenciones del género. Un hombre, montado en su caballo, con botas, espuelas y sombrero entra en campo por el extremo izquierdo del encuadre y llega a un pequeño puerto de montaña desde el que se distingue un valle polvoriento sembrado de cerros-testigo y recorrido por un serpenteante riachuelo que se divide en diferentes brazos; el hombre desciende por la ladera cubierta de vegetación y se detiene para otear  el horizonte. Estamos en el Oeste y se va a representar una hazaña épica propia del western.

Mientras desfilan los títulos de crédito el caballero sigue cabalgando en busca de signos de civilización, atravesando el río y  campos cercados, hasta entrar en contacto con los primeros colonos que viven en ranchos aislados sometidos a la presión de los primitivos ganaderos que estaban haciendo su acumulación capitalista amedrantando a los pequeños labriegos, pisoteando sus cosechas, derribando sus cercados e incluso contratando pistoleros. Un factor corría a favor de los narradores de los años 50 y era la juventud de la nación norteamericana, que permitía analizar muy de cerca la evolución de las sociedades que caminaban hacia los estados modernos, estudiar el hecho de las enclosures o cercado de los campos, (siglos XVIII y XIX),  que les precedieron en Inglaterra y plantear con gran sencillez y clarividencia la feroz lucha que enfrentó, en vísperas de la revolución industrial a campesinos y ganaderos, la génesis de la corrupción, nacida al amparo de las primeras instituciones (Dos cabalgan juntos de John Ford), el origen criminal de las fortunas...

Cuando comienzan las hostilidades, el héroe solitario, el germen del individualismo americano, Shane, interpretado por Alan Ladd, cruza su Rubicón particular y se dirige al poblado en son de guerra, hasta acabar con los facinerosos  que coartan a los colonos y arruinan sus esfuerzos. Restablecido el equilibrio, algo de lo que ha sido incapaz el cacique del pueblo, el que posee los únicos negocios existentes en la zona, y suministra desde ropa, aperos de labranza, comida y copas en el saloon, (en este núcleo no tenían todavía sheriff). el hombre prosigue su camino y sale del poblado, de la ficción y de la pantalla por el mismo ángulo por el que entró, y continúa su continuo peregrinar, su marcha hacia el oeste, un viaje constante que constituye la base semántica del western.

Hay quien ha señalado el amor platónico entre Shane y la mujer de Starret, y la admiración profunda del hijo de la pareja, un niño pequeño al que, como a todos le gusta disparar. Una nota poética, enfatizada por la persecución del pequeño y su perro a través del río, cuando el pistolero recorre por última vez la distancia que separa el rancho del pequeño núcleo poblacional, enmarcados en bellísimos paisajes, circundados por montañas de cumbres nevadas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario