Páginas vistas en total

sábado, 3 de octubre de 2015

Regression. Comentario.




Ficha técnica, sinopsis, críticas,trailer (Pinchad aquí)

Comentario: 

Hasta qué punto sienten los españoles que Amenábar es el cineasta más respetado y que logra el mayor consenso allende nuestras fronteras lo prueba la expectación que ha generado el estreno de su última película, que ha empujado a alguna multisala a proyectar doce sesiones del film, en versión doblada u original, que, el público,  a pesar de alguna que otra mala crítica (Cartelera Turía la ha valorado con un 1, mostrando la más absoluta parcialidad, por razones que desconocemos), le ha dado una puntuación por encima del 7, aunque por debajo del 9,6 que le otorga el público americano, a quien, en definitiva va dirigida esta película, - también a un mercado internacional -,  por razones no sólo de inversión, sino de conocimiento del género y de sus características.

Lo que demuestra, desde el comienzo del film, del que está ausente, como ocurre casi siempre con las películas de este joven realizador, la violencia explícita, es que Amenábar ha madurado, se ha hecho mayor, ha entendido como pocos que no hay que utilizar palabras cuando se puede expresar lo mismo con las cámaras. Desde el primer momento también nos hace sentir que Bruce Kenner (Ethan Hawke) es un ser vulnerable, y lo consigue con travellings que lo hacen entrar y salir en campo constantemente para mostrar los frecuentes cambios de ánimo, su fragilidad, su flaqueza e incluso  su debilidad ante la sensibilidad femenina en una situación de absoluta soledad, tras una ruptura sentimental. El inquietante plano secuencia, en gran parte subjetivo, en el que un hombre encapuchado pasa revista al espacio visible de la comisaría hasta que entra en campo, se repite bien avanzada la película, sustituyendo a Gray por Kenner, supone una auténtica revelación de por donde quiere conducir su relato. Si se lee bien la escritura audiovisual el espectador se va dando cuenta de que  la historia satánica que se teje en la estructura superficial no se corresponde con el background, el subtexto del film: el pecado de la carne, (la homosexualidad, la pederastia, falsa o no, la degradación, el alcoholismo...) ,y  una joven de 17 años que decide cambiar de vida y es consciente de su poder, apoyada en su intento de destruir a su familia, un grupo de individuos degenerados, por la iglesia decimonónica, un reflejo de la América profunda y severa del Medio Oeste que constituyen el paisaje en el que se inscribe esta historia. Y esto sí es una marca del autor, siempre presente en su obra de manera más o menos explícita.

Y esta lectura sí la sabe hacer el espectador, que sabe que Bruce Kenner pierde la batalla contra el 'mal', que por fin reconoce el policía, por razones bien diferentes a las del padre de Angela o su hermano John, y que verá con sorpresa como el globo se desinfla sin que la tela de araña se rompa, porque se teje de la forma más sutil y dañina, un tema que ha sido tratado por grandes maestros del género y un reto del que Amenábar sale más que airoso. El cineasta logra desconcertar hasta el último instante al señalar dos posibles víctimas o villanos: los que señala la cámara y lo que intuye la experiencia del espectador. A veces la intuición nos engaña. Un film inteligente realizado por un cineasta maduro, que no sólo fija su estilo, sino que lo hace avanzar; han pasado muchos años desde que hiciera 'Tesis' (1996), una obra de juventud, que impactó por el tema, las películas snuff, un camino que utiliza a modo de macguffin en 'Regressión', y no es lógico que nadie espere que vuelva a repetir aquella experiencia, que impactó por la novedad y la frescura de su autor que le proporcionaban su corta edad. Ahora vuelve convertido en uno de los grandes del cine, midiendo sus fuerzas con las de otros grandes realizadores norteamericanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario