Páginas vistas en total

domingo, 8 de noviembre de 2015

La novia de Chucky. Ronny Yu



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Bride Of Chcky.
País: Estados Unidos.
Año: 1998.
Duración: 85 minutos.

Dirección:  Ronny Yu.
Guión: Don Mancini.
Dirección de Fotografía:  Peter Pau.
Música: Graeme Revell.
Diseño de los Muñecos: David Kirschner.
Efectos:  Kevin Yagher (Freddy Krueger).
Montaje: David Wu Randolph Bricker.


Productores: David Kirschner y Grace Gilroy.
Co-Producción: Laura Moskowitz
Productores ejecutivos: Don Manciny y Grace Gilroy.
Diseño de producción Alicia Keyman.
Universal Pictures presenta una producción de David Kirschner.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Jennifer Tully: Voz de Tiffany y Real,
Brad Dourif: Voz de Chucky,
Katherine Heigl: Jade,
Nick Stabile: Jesse,
John Ritter: Jefe Warren Kincaid,
Gordon Michael Woolvet : David Collins,
Alexis Arquette: Damien Baylock,
Michael Johnson: Agente Norton,
Lawrence Dane: Teniente Preston,
James Gallander: Russ,
Janet Kidder: Diane,
Kathy Najimy: Motel Maid,
Vince Corazza: Oficial Bob Bailey.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Tiffany, la ex-amante y cómplice de Charles Lee Ray, el Extrangulador de  Lake Shore, adquiere los restos de Chucky y el muñeco al que Charles traspasó su alma antes de morir. Recompone el muñeco como puede y lleva a cabo el mismo ritual vudú para devolverle a Chucky el alma de su novio fallecido. Para probar sus recuperadas fuerzas el engendro asesina al novio gótico de la entusiasmada Tiffany. Después quiere recuperar el amuleto que llevaba Ray cuando murió y con el que fue enterrado, para volver a tener un cuerpo humano.

Para Tiffany es la ocasión perfecta para recordarle a Ray que le había prometido casarse con ella, pero éste, a través de Chucky se burla de Tiffany y sus deseos de matrimonio. En un ataque de furia Tiffany encierra a Chucky junto a una muñeca a la que ha vestido de novia. La reacción de Chuky no se hace esperar: logra salir de su encierro y electrocuta a Tiffany en la bañera, para después transferir su alma al cuerpo de la muñeca que ella le había ofrecido como compañera.

Ronny Yu



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Ronny Yu tiene el tacto y la sensibilidad para introducir de forma distendida en un film más divertido que de 'terror' la imposibilidad trascendida de la pareja de que tanto hablaba Bergman en sus películas, ahora a unos muñecos de plástico terroríficos, que han logrado gran celebridad en las pantallas, traspasando todos los límites de la experiencia posible. Real es una fémina ingenua e inocente hasta que Chucky, con un manual de rituales de vudú para torpes, le introduce el 'alma' de Tiffany, la ex-novia de Charles Lee Ray, 'El Extrangulador Lake Shore'. Esta historia tan bizarra se inscribe en un clima de adolescentes que evoca el slasher norteamericano, y sagas como las que iniciaron  Cunnigham (Viernes 13), Wes Craven (Scream, Pesadilla en Elm Street), o películas como Halloween de John Carpenter, de las décadas de los 70 y los 80, en las que los policías parecen institutrices que cuidan de los jóvenes de los suburbios, ante el abandono de sus obligaciones por parte de los progenitores, cuya ausencia aprovechan los jóvenes para practicar el sexo precoz. En este caso Jade es huérfana de padre y madre, y está al cuidado de un jefe de policía que se excede en sus funciones, a pesar de que su relación con  su novio Jesse, (Nick Stabile), es casta y tiene como objetivo prioritario el matrimonio. La secuencia del motel en el que pasan la noche de bodas, pone en evidencia cómo los poderes sobrenaturales castigan a los libidinosos y preservan a los puros.

En este film, una buena parte de los protagonistas han descendido de nivel de vida y ya no habitan en acomodados barrios de los suburbios, a excepción de Jade, (Katherine Heigl), sino en un poblado de caravanas, en el que conviven estrechamente y entablando unas relaciones de vecindad muy difíciles en casas exentas rodeadas de jardín y una valla protectora. Cuando Tiffany es introducida en el cuerpo de la muñeca, ésta no sólo pierde su inocencia y su  expresión de bondad, sino que su naciente perversión comienza a reflejarse en el rostro, lo que sucede no solo en la ficción sino en la realidad, un hecho que ha dado pie a una expresión popular, un reflejo del sentimiento de la gente de su creencia en que 'la cara es el espejo del alma'. Tiffany, interpretada por la actriz cómica Jennifer Tilly (Mentiroso compulsivo),  por el contrario, es capaz de esconder tras una  apariencia ingenua e ignorante, a la par que muy provocativa, las mayores perversiones, no sólo relacionadas con el sexo.

Las relaciones de Chucky y Real es descaradamente desigual, aunque ambos no tienen reparos en practicar juntos las atrocidades más gordas a todos aquellos que se cruzan en su camino y suponen un obstáculo en sus objetivos. Es en el interior de la pareja donde domina el maltrecho muñeco que acaba provocando la ruina de ambos. Un film muy divertido del realizador chino, que ya supo conectar y entretener a su público en Freddy vs. Jason, (2003), que penetró en la idiosincrasia de Occidente y el modo de vida de las clases medias americanas y el modo en que los blancos sacan provecho de un bien común como los agentes del orden, pagados con los impuestos de toda la población, convertidos en policías de barrio, montados en sus nuevos cuadrúpedos, sus coches de cuatro ruedas con las características luces y sirenas que anuncian su presencia y cuyos jinetes no siempre cumplen su cometido con la honestidad y pulcritud que sería exigible. Es precisamente cuando actúan de esta forma cuando se convierten en objetivo de los perversos muñecos, y no con un sentido moral de ejemplaridad, sino porque se interponen entre ellos y sus propósitos, para los que necesitan a Jade y Jesse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario