Páginas vistas en total

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Calvary. Comentario.









Ficha técnica, sinopsis, (pinchad aquí);  notas de producción, trailer. (Pinchad aquí)


Comentario:

John Michale McDonaugh vierte en Calvary los peores ingredientes, las sustancias más nocivas que constituyen el entramado más oscuro sobre el que se sustenta la sociedad actual. La introducción pone en guardia al espectador sobre lo que va a ver,y con este objetivo utiliza unos versos de San Agustín que rezan :"No desesperes: Uno de los ladrones se salvó; No confíes demasiado: Uno de los ladrones se condenó." Tras estas terribles advertencias al ser humano, grabadas en una pantalla negra, un sacerdote, el Padre James, corre la cortinilla de su confesionario y escucha un revelación terrible:" La primera vez que probé el semen tenía siete años."  Lo que escucha el sacerdote es tan atroz y espantoso que no necesita de mayor explicación. Esta confesión viene  acompañada de una advertencia: si bien el sacerdote no es culpable de nada va a pagar por todo el colectivo. La conclusión del film es coherente con este principio: 'Un amigo es un enemigo que todavía no te ha atacado", un aserto que responde a un pesimismo que de gratuito no tiene nada, sino que el hombre se lo ha ganado a pulso después de grandes torturas físicas y psicológicas. El Padre James debe  morir precisamente porque es inocente;  su ejecutor le da un plazo para que  se ponga en paz con Dios, antes de sufrir la pena del calvario para redimirse y redimir a los demás y para que cargue con el dolor de otros, una situación que desde el punto de vista laico se considera absolutamente injusta, pero que la religión justifica en su figura más sobresaliente: Jesucristo.

Tras este planteamiento inicial, el cuerpo del film, la fase de confrontación de la realidad, la parte del guión que aporta elementos que nos van a conducir a la comprensión de la resolución del tema, está constituida por una serie de secuencias  en las que irán pasando ante los ojos de los espectadores las faltas más nimias y las más graves de los feligreses, que van desde los tormentos de la conciencia más livianas al asesinato en serie y el canibalismo del cura católico que debe pagar por todos ellos. La palabra calvario se asocia con los siete últimos días de la vida de Jesús, los mismos que el asesino da de margen al párroco, que debe elegir entre sacrificarse o huir. Brenda Gleeson representa el papel de un hombre bueno que tomó los hábitos tras la muerte de su esposa, abandonó una buena posición económica, aunque en cierta medida dejó desamparada a su única hija. En esta encrucijada decide mantenerse fiel a sus principios, en contra de la posición que mantienen con frecuencia los ministros de la Iglesia. Un cura, pues, que carga con una iglesia corrupta y una sociedad depravada.

Un film interesante, clásico en su puesta en escena y su estructura, y, curiosamente, revolucionario en su contenido, a la vez que lleva  a sus feligreses la esperanza de que otra iglesia es posible, sin tener que sacrificar a sus mejores hombres como James dispuestos a dar su vida por ella. Del mismo modo que el mundo acepta que el hijo del dios de los cristianos sufriera en el pasado humillaciones, fuera atormentado y pagara por los demás muriendo en una cruz, la sociedad no lleva mal que un sacerdote honrado, o cualquier pastor de almas, pague por las culpas de la Iglesia y por los pecados de la colectividad. Una sociedad irresponsable e igualmente corrupta, que busca constantemente a un salvador. Yorgos Lanthimos denunció en Alps la corrupción del poder tan pronto como cuatro personas se agrupan para emprender un negocio o  crear una formación política, pero pocos cineastas se han decidido a dedicar un film a narrar cómo se corrompe una sociedad que no está dispuesta a esforzarse por cambiar nada y espera que sean aquellos a los que señala con el dedo como los más venales, los políticos, los que deben resolver sus problemas. Interesante visión cristiana del papel que deben jugar los ciudadanos en la erradicación de la corrupción, la neutralización del poder y la búsqueda de la justicia y la igualdad. Un final estremecedor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario