Páginas vistas en total

jueves, 17 de diciembre de 2015

Educación sibriana. Gabriele Salvatores.





::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Educazione siberiana.
País: Italia.
Año: 2012.
Duración: 109 minutos.

Dirección: Gabriele Salvatores.
Guión: Gabriele Salvatores, Stefano Rulli y Sandro Petraglia, según la novela de  Nicolai Lilin, adaptada por Stefano Rulli y Sandro Petraglia.
Dirección de Fotografía: Italo Petriccione. Color.
Música: Mauro Pagani. 
Montaje: Massimo Fiocchi.

Productores:  Maurizio Totti, Marco Chimenz, Giovanni Stabilini y Gina Gardini.
Compañía: Productora: Cattleya.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

John Malkovich: Abuelo Kuzja,
Arnas Fedaravicius: Kolima,
Villus Tumallavicius: Gagarin,
Eleanor Tomlinson: Xenja,
Jonas Trukanas: Mel,
Vitalji Porshnev: Vitalic,
Peter Stormare: Ink,,
Armas Sliesoraltis: Kolima, niño,
Pijus Grude:  Gagarin, niño,
Erikas Zaremba: Vitalic, niño.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Rodada en inglés y basada en un libro de Nicolai Lilin, narra la adolescencia y formación del escritor dentro de la comunidad de los Urka, irreductibles criminales siberianos que fueron deportados a Transnitria (entre Moldavia y Ucrania) por orden de Stalin en los años 30. La historia se desarrolla poco antes de la caída de la Unión Soviética.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

Joaquín Torán es bastante duro con el film del cineasta italiano:"Luis Buñuel llamaba alimenticias a aquellas películas de calidad discutible y que le servían para comer. El maestro de Calanda tuvo varias en su haber y seguramente viera muchas otras. De haber podido, habría metido en ese saco sin titubear a  Educación siberiana (Educación Siberiana, Gabriele Salvatores, 2014). La película es floja, pobre, insulsa y por momentos cutre. Presenta una factura técnica global de telefilm de sábado por la tarde. Sólo su banda sonora, en la que conviven David Bowie o Fréderick Chopin, y una fotografía preciosa, que devora los helados paisajes esteparios y resalta a personajes que los actores no logran configurar, se salvan del suspenso general..." (Educación Siberiana. Una estepa alimenticia. Dirigido por...Noviembre 2015).

El diario 'El Mundo' hace una comentario tan gris como la propia película: "Se presenta avalada por varios David de Donatello pero da toda la impresión de que Gabriele Salvatores la concibió y realizó para el mercado internacional (Salvatores ganó el Oscar, en 1992, por Mediterráneo). De nuevo, escenario exótico y contexto bélico -aunque, al contrario de aquella comedia, éste es un drama en país inhóspito- y acumulación de tópicos que anulan la credibilidad de la crónica de la niñez y juventud violentas del protagonista, miembro del clan de los sicilianos, una de las bandas criminales desterradas al suroeste de la URSS." (Recuerdos del Este, Diario 'El Mundo', 29 de octubre de 2015).



No hay comentarios:

Publicar un comentario