Páginas vistas en total

viernes, 11 de diciembre de 2015

Papá o mamá. Martin Bourboulon






::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original:
País: Francia.
Año: 2015.
Duración: 85 minutos.

Dirección: Martin Bourboulon.
Guión:Matthiew Delaporte y Alexandre de la Patellière, basado en un historia original de Guillaume Clicquot.
Casting: Justine Léocadie.
Director de Fotografía: Lauren Dailland
Música original: Jérôme Rebotier.


Edición: Virginie Bruant.
Dirección artística : Stéphane Taillasson.
Decoración del set: Arnaud Bouniort.

Diseño de Vestuario: Anne Schotte.

Productores: Alexandre de la Patellière y Dimitri Rassam.
Director de producción: Benoît Pilot.
Co-producción: Adrian Politowski, Gilles Waterkeyn, Serge de Poucoues, Sylvain Goldberg, Romain Le Grand, Matthieu Delaporte.
Compañías: Capter2, co-producida por Pathé, M6 Films, Jouror Films, Fargo Films, Umedia, , asociada con Ufund, Softvcine con la participación de Canal+ , Cine + M6 W9.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:::
Laurent Lafitte : Vincent Leroy,
Marina Foïx: Florence Leroy,
Alexandre Desrousseaux : Mathias Leroy,
Anna Lemarchand : Emma Leroy,
Achille Potier : Julien Leroy,
Judith El Zein : Virginie,
Michaël Abiteboul : Paul,
Vanessa Guide : Marion,
Michel Vuillermoz : Coutine,
Anne Le Ny : la juez,
Yves Verhoeven : Henri,
Yannick Choirat : Xavier,
Jean-Baptiste Fonck : Simon,
Más créditos en Imdb.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Florencia y Vincent son un matrimonio de triunfadores. Por ello, cuando llega el momento de su divorcio, ambos quieren vencer. La lucha por la custodia de sus hijos y, en definitiva, por salir vencedores del trámite, será encarnizada. Laurent Lafitte ('No se lo digas a nadie') y Marina Foïs ('22 balas') interpretan al matrimonio Leroy y sus hijos están interpretados por los actores Alexandre Desrousseaux y Judith El Zein ('El nombre' -'Le Prenom'-). El director del film es Martin Bourboulon, que debuta como director principal en el cine tras ser el asistente en 'Bon Voyage' o 'La verdad sobre Charlie'. Antes de entrar en el cine, Martin Bourboulon ha trabajado en la televisión y en el cortometraje. Este es su primer largometraje.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

La crítica, en general, ha sido muy positiva, y en las páginas españolas predomina el verde:

Javier Ocaña, partiendo de una comparación con 'La familia de los Rose' concluye que: "A pesar de que Bourboulon y sus guionistas llegan hasta las últimas consecuencias (sí, también hay hostias, en una secuencia suicida que sin embargo sale muy bien parada), los dardos envenenados, el dolor y la risa, nunca hacen mella en los hijos y sí en el comportamiento de los padres. Y he ahí la gran paradoja de la película, y lo que la convierte en una curiosa anomalía: que el patetismo, el egoísmo, el ridículo y la violencia de las acciones de los progenitores, esos comportamientos sacados de quicio, son muy reconocibles en la realidad, pero no en parejas que quieran librarse de sus hijos, sino en gente que los quiere y ansía sentirse amada por ellos." (La Guerra de los Leroy, diario 'El País', 10 de diciembre de 2015).




Francisco Marinero hace una crítica muy similar:"En el prólogo, dos jóvenes tienen una pelea con desenlace de pasión amorosa; 15 años después, esos novios forman un matrimonio con tres hijos que se dispone a divorciarse de forma amistosa. El problema lo constituyen los niños, a los que ni se atreven a comunicar su decisión y que se convierten en un obstáculo en sus respectivas carreras profesionales, ambas brillantes (...) Entonces, el planteamiento habitualmente propicio al melodrama pasa a ser el de una comedia progresivamente absurda y disparatada, con el tono comedido característico de las pequeñas y agradables comedias costumbristas francesas, con interpretaciones muy convincentes de unos actores que procuran que la simpatía prevalezca sobre la caricatura cómica..."(¿Quién quiere la custodia? Diario 'El Mundo', 10 de diciembre de 2015).



No hay comentarios:

Publicar un comentario