Páginas vistas en total

domingo, 13 de diciembre de 2015

Pasolini. Abel Ferrara.




:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: Pasolini.
País:Francia-Italia-Bélgica, con el apoyo de Eurimages.
Año: 2014.
Duración: 82 minutos.
Género: biopic.

Dirección: Abel Ferrara.
Guión: Maurizio Braucci, basado en una idea de Abel Ferrara y Nicola Tranquillino.
Casting: Gabriella Giannattasio, u.i,c.d.
Dirección de Fotografía: Stefano Falivene.
Música:  Matthäus-Passion, BWB 244 de Johan Sebastian Bach; Gloria (Missa Luba an African Mass); Credo (Missa Luba an African Mass), producida por Job Marse, Colette Melsen.
Sonido: Julien Momenceau, Silvia Moraes, Thomas Gauder.
Edición: Fabio Nunziata.
Consultor creativo: Chris Zois.
Director artístico: Ami Nail Monem

Diseño de Vestuario: Rossano Marchi.
Responsable de maquillaje: Turid Foll Vik.
Responsable de peluquería: Fernando Merolla.

Productores: Therry Lounas, Conchita Airoldi, Joseph Rouschop.
Co-productores: David Hurst, Valérie Bournonville.
Productores ejecutivos: Camille Chandellier, Costanza Coldagelli.
Productores asociados: Augusto Caminito, Santo Casini.
Productor en línea: Francesco Tatò.
Diseño de producción: Igor Gabriel.
Compañías: Productoras: Capricci, Ukrania Pictures, Tarantula, Dublin Films con Arte France Cinèma: Olivier Pére-Remi Burah. Funny Balloons.
Film considerado de interés cultural por el Ministero Dei Beni e Delle Actività Culturali e Dei Turismo. Direzione Generale per il Cinema, con la participación de Canal 1 y Arte France. Apoyo de la Región de Aquitania y la Region Des Pays  de la Loire...Y el apoyo del Italian Tax Credit, y del Tax Belgian del Gobierno federal.

Periódicos como 'La Stampa' de Milán, cediendo entrevistas como la que ocupa la parte central del discurso, 'Siamo tutti in pericolo' (Furio Colombo, 8 de Noviembre de 1975); interview con Philippe Bouvard (Antenne 2, 31 de Octubre de 1975), o interview 'Pasolini on de Sade' (Gordon Bachmann, mayo 1975) y 'Loccandia Accatione' (Carlo Levy, SIA, 2014).

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Willem Dafoe
Ninetto Davoli
Ricardo Scamarcio
Valerio Mastandrea
Roberto Zibetti
Andrea Bosca
Giada Colagrande
Damiano Tamilia
Francesco Siciliano
Luca Lionello
Salvatore Ruocco
Adriana Asti
Maria de Medeiros


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Un día, una vida. En Roma, la noche del  2 de Noviembre de  1975, el  icónico poeta y cineasta Pier Paolo Pasolini es asesinado. Pasolini es el símbolo del arte que lucha contra el poder. Sus escritos son escandalosos, sus películas son perseguidas por los censores, muchas personas lo aman y muchas lo odian. El día de su muerte, Pasolini pasa sus últimas horas con su querida madre y después con sus mejores amigos; finalmente se sumerge en la noche en su Alfa Romeo en busca de aventuras en la Ciudad Eterna. Al amanecer, Pasolini es hallado muerto en la playa de Ostia, en las afueras de la ciudad.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario.

Vamos a intentar acercarnos con la mayor gravedad posible a una película que rinde homenaje a un hombre pasional, contradictorio, intelectual, que fue asesinado en un playa que desempeñó un magno papel de marco de grandes tragedias, en las que murieron tantos hombres por causas colectivas que no les concernian. y que ahora se ceba en uno solo, que sin embargo representa todo aquello que las masas a las que señala con el dedo más odian y que esconden, como denunciaba Dante, bajo un manto de hipocresía: la playa de Ostia. Nanni Moretti nos lleva con su característica vespa , un icono de Roma, al lugar en el que, con nocturnidad y alevosía, fue asesinado  Pasolini y en el que literalmente se pudre el cutre monumento que fue levantado en su memoria (Caro Diario. 1993). Frente a este hecho triste y constatable por cualquier visitante de Roma, Abel Ferrara levanta otro monumento al cineasta, una película dirigida a un público seleccionado entre aquellos que disfrutaron con el realizador y se identificaron con el hombre, que tanto quería a su madre, con la que estuvo charlando varias horas antes de los luctuosos acontecimientos, como si presintiera su muerte. Ferrara (director de 'Teniente corrupto') cierra su film con unas palabras que pone en boca de uno de los protagonistas de una película cualquiera: "He seguido una bobada (refiriéndose al cometa bíblico), pero si no lo hubiera hecho no hubiera conocido la Tierra."


Un lema preside el edificio que los romanos llaman 'El Coliseo Moderno'. situado en el barrio construido por Mussolini, el EUR ; "pueblo de poetas, de artistas, de héroes, de santos, de pensadores, de científicos, de navegantes, de transmigradores". Pues este mismo pueblo calificado de esta manera fue el que liquidó de la forma más cruel a una voz discordante, un 'divergente' en todos los sentidos, -humano, político, social, etc..-, Un hombre que pensaba que escandalizar es un derecho; ser escandalizado es un placer, y quienes se niegan a ser escandalizados con unos moralistas. Cuando dijo esto, al ser preguntado por 'Saló o los 120 días de Sodoma', era perfectamente consciente de que, como había ocurrido anteriormente, pagaría cara su falta. Abel Ferrara comienza, pues, su discurso con un aserto: "El sexo es política." Por eso, cuando mataron a Pasolini, no sólo eliminaron al hombre molesto,y  no solo por provocador, sino al agitador de las mentes inteligentes.

Tras un breve preámbulo en el que el realizador nos proporciona unas cuantas pinceladas nos presenta al hombre. Sus cámaras entran en una Roma nocturna, irreconocible, la que visitan los chaperos, mientras su voz en off nos habla de una novela escrita con el lenguaje de los periódicos, de las revistas, de las cartas privadas e incluso de la  poesía. "El mío no es un cuento, -sigue la voz en off que representa al desaparecido Pasolini-, es una parábola cuyo significado es la relación de un autor con su forma de crear." Abel Ferrara intenta por todos los medios que nos interesemos por el personaje, que nos identifiquemos con él y para ello se sirve de todo tipo de elementos que provocan extrañamiento: velados, filtros de colores desconcertantes, planos ligeramente aberrantes, distorsiones de los objetos y las personas filmadas y música clásica y en parte diegética (Johan Sebastian Bach o la Misa Luba an African Mass), que nos conmocionan y nos obligan a plantearnos que lo que  mataron unos jóvenes fascistoides e intolerantes aquella aciaga noche del 2 de Noviembre de 1975; no fue a un cineasta, condenado y encarcelado por ateísmo, que aconsejaba a su  familia al auto-exilio, sino una forma de vida que los asesinos ni entendían ni soportaban: una familia de hábitos sencillos, que vivía en una casa cómoda y discreta como quería, en la que la mayor riqueza la constituía el intercambio de experiencias de sus miembros, ya fuera escribiendo guiones o novelas, doblando voces. fumando o haciendo cine. Una razón por la que cuida cualquier detalle que aporte información sobre los personajes está muy cuidado, ya sean fragmentos generalmente objeto de elipsis al ser considerados de escasa importancia, o cualquier gesto significativo.

Pier Paolo, llamado cariñosamente por sus familiares y amigos Pieruti, creía, como le confiesa a Furio Colombo de 'La Stampa' de Milán, que simplemente machacando constantemente en el mismo clavo podía acabar derribando toda una casa, el sistema. La tragedia del hombre, pensaba, (y no es una reflexión en absoluto despreciable), consiste en que ya no hay seres humanos, sino extrañas locomotoras que chocan entre sí, porque se sustentan en un pervertido sistema educativo unipesonal y obligatorio, que forma a todos por igual, desde las clases dirigentes ( burgueses que se comportan como si pertenecieran a la realeza) hasta el más pobre y los empuja a la arena con el objetivo de adquirir cada vez más cosas a cualquier precio. Esta es la razón por la que todos queremos lo mismo (buena ropa, coches, casas, vacaciones...) y para conseguirlas nos comportamos de la misma manera. Si tenemos la oportunidad de acceder a un comité político, accedemos, si tenemos información bursátil privilegiada la aprovechamos. Es entonces cuando usamos el bate de hierro y ejercemos la violencia. Pero no todos tienen acceso al bate.

Es curioso lo que fue capaz de ver en 1975, cuando según el periodista de  La Stampa podía filtrar la luz a través del polvo. Pero, muchos se preguntarán: ¿Por qué queremos todos lo mismo? Porque quien tiene la capaz de manipularnos nos dice que esto es así, que éste es el modelo a seguir y que quererlo y conseguirlo es una virtud; no alcanzar el objetivo es un fracaso. Como consecuencia todos estamos atrapados en el mismo fiasco; todos estamos entrenados para conseguirlo todo como los gladiadores, para tener, poseer y destruir, sin percatarnos de que el infierno está ascendiendo a la superficie y llega bajo diferentes maneras y tras diversas máscaras; todos somos víctimas y culpables a la vez. Como un ángel exterminador, anuncia que la experiencia de la violencia ya no será privada, y quienes controlan las escuelas, la televisión, los periódicos complacientes con el poder económico son los conservadores de esta tradición que se basa en poseer para destruir.

Sin embargo, este espíritu anarquizante que  pretendía derribar el sistema, que sólo veía calidad humana en los pueblos primitivos, en lo que no saben ni siquiera leer, como le ocurría a Gauguin que se refugió en Haití , a pesar de que él era un hombre culto, de letras, siguió una trayectoria funesta que lo llevó de la lucidez al pesimismo, la infelicidad, la muerte y la desgracia de la persona a la que más quería: su madre, una mujer que ya había perdido otro hijo y que siempre estuvo a su lado animándolo como hizo la de Flaubert, aunque Ferrara presta poca atención a los verdaderos sentimientos de este personaje, salvo en el desgarro final; está claro que no está a la altura del retratado en 'Mamma Roma', una auténtica obra maestra. Ferrara reconoce ciertas coincidencias con Pasolini : "Creo que él vivió como una obsesión sus opciones sexuales, y esto me hace sentirlo muy cerca. He vivido la pesadilla de la adicción, la derrota, las pausas y las consecuencias. Y tal vez, como él, me he sentido juzgado como un ser incómodo, un problema para la moralidad común. Me parece interesante especialmente en su búsqueda de la libertad creativa absoluta, (...). Me gustaría hablar de él de la forma más alta, en una entrevista, para obtener respuestas nunca jamás aburridas. Siempre soy un americano italiano del Bronx ". PPP visto desde Ferrara: "No soy un detective, no investigo la historia en el último día de un héroe. La Reppublica). Claro que el director debe ser consciente de que la elección del perfil de los asesinos no es solo una decisión estética, sino que impone el sacrificio de la verdad, si es otra diferente a la opción elegida, que deja en un lugar bastante desairado a su héroe.

Sí, Pasolini propone destruir toda la escala de valores basada en una cruel competencia de los hombres en pro de un objetivo insignificante y perecedero. Su propuesta es individual: leer, hacer películas, sin percatarse de que la posesión más cara a la que puede acceder un hombre es su propia libertad, y cuando es requerido para dar una solución colectiva, lo deja para otro día. No tuvo tiempo, lo consumió dando martillazos a su clavo, pero no pudo cambiar nada. Ni siquiera ser recordado; algunos si lo tienen en cuenta, y cuando se acerca el aniversario de su muerte, uno de los nombres más importantes de la cultura del siglo XX, alguien, como Ferrara, lo trae de nuevo a la palestra. Las nuevas tecnologías, especialmente las televisiones y las redes sociales están favoreciendo el nacimiento de la telecracia, que ha demostrado que permite nuevos discursos pero que sigue estando en posesión de aquellos a los que denunciaba Pasolini hasta que fue asesinado en 1975.





No hay comentarios:

Publicar un comentario