Páginas vistas en total

Adsense




jueves, 7 de enero de 2016

Confidencias (Grupo de familia en un interno). Comentario.








Ficha técnica, sinopsis, trailer. (Pinchad aquí).

Comentario:

La homosexualidad ha sido objeto de análisis por cineastas de cualquier latitud (norteamericanos como Gus Van Sant, asiáticos como Wong Kar Wai o Europeos como Pasolini y Visconti). Luchino Visconti di Modrone, conde de Lonato Pozzolo, miembro de una familia de la más antigua aristocracia lombarda, los Visconti, cuyo linaje se remonta al Renacimiento,cuando se enfrentaron las familias más nobles de las distintas ciudades-estado de Italia, que lucharon entre sí hasta la constitución de la nación italiana. Hijo del Duque Giussepe Visconti, se vinculó desde muy joven al teatro de ópera la Escala de Milán, una de las pasiones de la familia. Comprometido antifascista e izquierdista de convicción realizó una serie de películas de estilo neorrealista, (La tierra tiembla, 1948, ), social, (Rocco y sus hermanos, 1060), político, (La caída de los dioses, una metáfora sobre el mal y la corrupción moral de una familia alemana vinculada con el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial.) y otras muchas en las que la familia era el centro y que emanaban por sus poros el espíritu aristocrático del director, como El Gatopardo. En Luis II de Baviera, Confidencias o Muerte en Venecia revela su simpatía por los espíritus rebeldes, aunque refinados, y se decanta por la ambigüedad sexual de sus protagonistas.


El aristócrata cineasta se interesó por los juegos amorosos de la alta burguesía y la nobleza, en especial en este film y en el que dedica a Luis II de Baviera, no por casualidad interpretados por el mismo actor, Helmut Berger, , que gozaban de patente de corso en sus desmanes y usaban y abusaban de gente más joven, inteligente y bella que ellos. El actor alemán, "hermoso como una daga" (1) ha sabido transmitir como nadie " a través de una pantalla de cine, la terrible, compleja y altamente seductora impronta de Lucifer, según Javier Menéndes Flores. "Sólo un rostro como el suyo poseía la inquietante belleza y el destello de malignidad necesarios" para representar papeles que produjeran a la vez admiración y rechazo"; su descubridor, protector y amante, el propio Visconti, calificó su belleza de demoníaca, insana y sexualmente pervertida. (Vamos, estaba loco por él). Nacido de buena familia, según el autor de 'Guapos de leyenda' se adivinaba en el fulgor de su mirada un mundo interior rico en degeneración y lujuria.

Las dos figuras centrales de 'Gruppo di Famiglia in un interno' son el Profesor, un aristócrata intelectual, rodeado de libros y obras de arte, y el joven 'mantenido' de la condesa, interpretado por Helmut Berger, un antiguo estudiante universitario que arruinó su carrera en la revolución de 1968, pero que poseía todo lo que un hombre o mujer pueden desear: belleza e inteligencia. Su amante sólo tenía dinero y mucho, y tanto ella como su marido estaban dispuestos a conservarlo a cualquier precio, aunque para ello tuvieran que organizar un golpe de estado y asesinar a doce parlamentarios comunistas, cuando el PCI obtenía mayorías en Roma. Este descubrimiento y sus consecuencias (palizas, interrogatorios...) permanece en una zona absolutamente oscura, de la que Konrad no quiere salir, consciente de que su desaparición no le iba a importar a nadie. Esta creencia explica su pragmatismo y su aparente falta de dignidad, aunque se abre ante el culto profesor que siente por él algo más que un deseo de hablar con una persona inteligente.

El resto de la familia, amoral, sin principios ni reglas, - no las necesitan -, se mueven por su casa y por la ajena como elefante por cacharrería, investigan todas las habitaciones y rincones, más o menos secretos de la casa del profesor, practican un menage a troi en su salón, se comen sus viandas y dejan los restos para que se encarguen de su limpieza las sirvientas...; altivos, sin prejuicios, modernos en habitaciones minimalistas, usando y abusando todos a la vez del bello konrad. Mas, en contra de lo que pudiera parecer, esta forma de comportarse no ofende al profesor, sino que representa su alter ego, al que domina y al que no deja expresarse, represión que acabó cansando a su propia esposa. Cuando finalmente el joven amancebado muere es precisamente él el que queda huérfano, sólo y desesperado, después de haber dejado en libertad sus deseos ocultos, al menos como voyeur, reprimidos durante tando tiempo. Visconti murió en 1976, una época de libertad en Europa, en la que se  podía ser noble, rico, comunista  y homosexual, con la condición de no ser tan rebelde y contestatario como Passolini, que murió asesinado de forma atroz. Hoy Nanni Moretti en Caro diario hace un recorrido por Roma con su moto y nos muestra el abandono miserable de la estela funeraria levantada en el lugar del crimen, que refleja el olvido de sus conciudadanos.


(1) Guapos de leyenda. Los hombres más bellos del cine. Javier Menéndez Fllores. Ediciones B, Colección No Ficción/Crónica. Pag´s. 61-68)

No hay comentarios:

Publicar un comentario