Páginas vistas en total

Adsense




lunes, 11 de enero de 2016

David Bowie nos ha dejado. In memoriam.




David Bowie, el rey del glam, el icono de la cultura popular, el joven atrevido y andrógino que se adelantó tanto a su tiempo que las nuevas generaciones corren para alcanzarlo ha muerto y nos ha recordado a todos que  'tempus fugit'. Un hombre que prestó su imagen en diversas ocasiones a la gran pantalla y que nos lega un hijo, Duncan Jones, que ha superado con creces al artífice de '2001:una odisea del espacio', que inspiró su Space Odity,  nos ha dejado. Se ha ido demasiado pronto, en una era que parecía dominada por la ciencia y la tecnología, en la que el hombre se sentía inmortal y beneficiario de una economía sostenible, un falso constructo intelectual que la avaricia de unos pocos se ha encargado de desmontar sumiendo en la oscuridad y la miseria  a la humanidad y estancando con sus recortes las investigaciones, olvidando que el hombre es mortal, sin exclusión de quienes ponen frenos a la lucha contra la enfermedad. Pero Bowie hace ya mucho tiempo que es inmortal y no habrá que hacer muchos esfuerzos para recordarlo vivo.



Hoy todos los periódicos se vuelcan, porque todos los que tienen uso de razón han crecido con él y han disfrutado con sus canciones, que han alentado al último astronauta, interpretado por Matt Damon cuando era el único habitante de Marte en el último film de Ridley Scott. Hoy todos lo recuerdan grave, en blanco y negro. Nosotros preferimos hacerlo en color, cuando brillaba de provocación y se alineaba con los rebeldes y con aquellos que necesitaban romper prejuicios, para quienes se convirtió en un icono, como se encarga de recordarnos en 2005 la entrañable C.R.A.Z.Y. (Loca) de Marc Vallée, cuyo protagonista encuentra la liberación en la música y las formas del cantante británico.









El hombre más bello hasta el final, que nos miraba intensamente con uno ojo de cada color, el que escribió Héroes  y lo interpretó para nosotros se ha ido discretamente, apenas cumplidos los 69 años.


IN MEMORIAM



 



Hoy los periódico nos hablan de su curriculum artístico, de su actividad como cantante, productor discográfico, arreglista y actor y se construyen apresurados vídeos en su memoria, con la pretensión de que el mito esté más vivo que nunca. Un twitt de Duncan Jones confirmaba la noticia del desenlace del secreto mejor guardado: “Lamento mucho y me entristece decir que es verdad”


Diario 'El Mundo'.
Diario 'El País'.
Diario 'ABC'
Diario 'La Vanguardia'.


Quien hizo de sí mismo la máxima representación de la belleza equívoca nos deja un duro alegato de la decrepitud y el fin de la vida en el vídeo que lanza su obra póstuma: Blackstar, publicado tres días antes de su muerte, dejándonos un recordatorio del Α y el Ω de nuestro paso por la vida.



 

1 comentario:

  1. David Bowie tuvo tiempo de dar el visto bueno a un vídeo que rescata para la actualidad el espíritu del barroco que nos recuerda que el tiempo huye y somos mortales. El más bello entre los bellos,el rey del glam nos deja esta seria advertencia, en cuyos frios paisajes se insertan figuras fantasmales; la imagen del cantante británico dará trabajo a los semiólogos. ¡Hasta luego compañero!

    ResponderEliminar