Páginas vistas en total

Adsense




viernes, 29 de enero de 2016

El renacido. Crítica del blog.









Ficha técnica, sinopsis y trailer . (Pinchad aquí)

Notas de producción (Pinchad aquí)

Fotografías y trailer (Pinchad aquí)



Comentario:

El oscarizado Alejandro González Iñarritu, que fue galardonado con la anhelada estatuilla de oro por Birdman, recibiendo el premio de la Academia al Mejor Guión, Mejor Película y Mejor Director, tras haber sido nominado por 'Amores perros' en 2001 (Mejor película extranjera); 'Babel' 2006 (Mejor película y Mejor Director'; Biutiful (2010),  en la actualidad  compite a la categoría de Mejor Película y Mejor Director por The Revenant, protagonizada por Leonardo DiCaprio. El día 29 del mes en curso hace su presentación oficial ante la prensa de Cataluña.

El cineasta mejicano de 53 años trabajó desde joven en Europa y África y esta experiencia ha marcado su cine por medio de películas que ha localizado en los lugares en los que trabajó en una dirección opuesta a la que lo ha elevado al Olimpo de los dioses. Tras estos viajes y una vez de regreso a la Ciudad de Méjico ingresó en la Universidad iberoamericana, empezando su carrera en la estación mexicana de radio WFM, en la que llegó a alcanzar el puesto de director de rock y música eléctrica, un lugar que le permitió entrevistas a estrellas mundiales de rock y transmitir conciertos vía satélite: la emisora se convirtió en la número uno de su país, enriquecida por la música que compuso entre 1987 y 1989 para sus películas mexicanas.

En los años 50 creó ZFilms con Raúl Olivera cuyo objetivo era producir y dirigir películas, cortos, vídeos, anuncios y programas de televisión; en 1995 escribió y dirigió 'Detrás del dinero', un piloto de televisión protagonizado por Miguel Bosé. En 1999 su primer largometraje 'Amores perros', escrita por Guillermo Arriaga; en 2004 '21 Gramos', protagonizada por Sean Penn, Benicio del Toro y Naomi Watts, que ganó la copa Volpi para Sean Penn  como Mejor Actor en el Festival de Venecia. Al años siguiente, en 2005, Babel, con Cate Blanchet, Gael García Bernal y Brad Pitt, que le proporcionó el premio al Mejor Director (Prix de La Mise en Scene )del Festival de Cannes y siete nominaciones a los Óscar en la 79 Edición de la Academia de  Artes y Ciencias Cinematográficas, nominado además por la DGA (Directors Guild of America); Mejor Película en la categoría de Drama en los Globos de Oro de 2007. En 2008 y 2009 González Iñarritu dirigió y produjo Biutiful, protagonizada por Javier Bardem, con guión del prio Alejandro González Iñarritu, Nicolás Glacobone y Armando Bo Jr., creandose un grupo de colaboradores encargados de la elaboración de guiones. Javier Bardem ganó el premio al Mejor Actor en Cannes, un premio que compartió con Elio Germano por 'La nostra vita', segunda película en  castellano fue  nominada al Óscar a la Mejor Película Extranjera y a la Mejor Actuación Masculina.

El éxito definitivo le llego con Birdman en 2013, escrita por el mismo González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Armando Bo Jr y Alexander Dinelaris. La película está protagonizada por Michael Keaton, Naomi Watts, Edward Norton, Emma Stone, Zach Galifianakis, y Andrea Riseborough. Birdman se estrenó en los Estados Unidos el 17 de octubre de 2014.  Ahora de nuevo salta a la palestra con grandes expectativas, con 'The Revenant', protagtonizada por Leonardo DiCaprio, que acumuila varias norminaciones a los Premios Oscar. (Más información en Wikipedia)

El próximo día 30   este blog publicará su comentario, cuyo estreno está previsto en cines el próximo 5 de febrero de 2016.

Comentario del blog. Brutal Leonardo Di Caprio.


El mejicano Alejandro González Iñarritu entra en el universo gringo por la puerta grande, a través de la epopeya épica del pueblo americano que lo identifica como tal y le da categoría de nación: el western. Pero deja su impronta en el relato de la terrible aventura de un personaje real, Hugh Glass, un trampero, buscador de pieles, que tras atacado por un oso, que le arranco a trozos la suya propia y lo dejo medio muerto, sacó las fuerzas suficientes que le permitían sus flaquezas, para llegar al punto de 'civilización' más cercano, el Fuerte Kiowa. Este magnífico film ha sido considerado un epitome de la carrera cinematográfica de Iñarritu, en la que cualquier regla o ley ética se evapora y sucumbe ante la lucha por la supervivencia, que sólo consigue el  más fuerte o perspicaz, un territorio en el que no da tiempo a construir una moral, que no es otra cosa que la costumbre arraigada en un pueblo. Roberto Maroto, que no sólo destaca lo obvio, -la influencia de Terrence  Malick en Emmanuel Lubezky, de quien fue colaborador en otros tiempos-, subraya que "guionista y director desnudan el cuerpo narrativo de la novela original de Michael Punke, ciñéndose estrictamente al viaje físico, emocional de su protagonista, convirtiendo a la película en una suerte de resistencia para el espectador."( 1)

Dos hechos sirven de marco al desarrollo posterior del film: las condiciones de inseguridad en las que realizan su trabajo los tramperos, que despellejan a los animales y apilan sus cueros sangrantes preparados para el intercambio comercial, en el que intervienen todos los que pululan por los bosques, ya sean miembros de tribus autóctonas o grupos de hombres blancos de todas las nacionalidades, procedentes de la vieja Europa, a los que se les denomina por su país de origen: ingleses, franceses..., que tienden emboscadas a los tramperos de forma salvaje, asesinándolos sin piedad, para obtener armas, municiones o caballos en un intercambio comercial criminal, armas que utilizarán en sus posteriores razzias motivadas por la posesión de un territorio, la defensa personal o el rescate de uno de los suyos. Por otra parte  el enfrentamiento entre los buscadores de pieles basado en el rencor y el ataque de un inmenso lobo a Hugh,determinarán el curso de los acontecimientos. Todo ello se produce en las riberas de un río de aguas turbulentas, una metáfora de esta extraña, dolorosa y terrible simbiosis del hombre con la naturaleza.

La colaboración de Alejandro González Iñarritu, Emanuel Lubezky y Leonardo DiCaprio con la tecnología más avanzada favorece el objetivo del realizador: la inmersión del espectador gracias al uso, por primera vez en el mundo de una nueva tecnología, la cámara Arri Alexa 65-. "La variedad de registros con la que es capaz de trabajar la nueva cámara permite la total inmersión del espectador, en una suerte de imitación de la experiencia de la realidad virtual donde te transporta de manera casi física al interior de la imagen,.." Si a eso unimos las modernas instalaciones de que gozan algunos cines, como el ubicado en Barcelona, el único en que se puede disfrutar de la película tal y como ha sido concebida, se entenderá la expectación que ha levantado en algunos, curiosos frente a las novedades tecnológicas que advierten de los cambios que se deben operar también en las salas de exhibición.

Desde esos primeros minutos de arranque el espectador será testigo de la tragedia de la lucha por la supervivencia y la competencia que se establece entre los hombres y de estos con los animales, La inmensidad de la naturaleza captada por la cámara de Lubezky no es el locus amoenus del poeta, ni el sendero para el disfrute del deportista de montaña, ni las cimas nevadas invitan a ser alcanzadas por puro placer. Es la naturaleza inminens y hostil, en la que la nieve o el agua, en ocasiones redentora y reparadora, se torna con frecuencia amenazante, embravecida en los rápidos, en los que el hombre se debate entre la vida y la muerte, compartiendo con él el protagonismo de esta historia. El terrible accidente reduce la capacidad de Glass de defender a su hijo, un ser vulnerable por pertenecer, como su mujer, a un pueblo indígena, origen que delata el color de su piel, de defenderse él mismo y de combatir en igualdad de condiciones con cualquier enemigo, e inicia un feroz combate de su voluntad por sobrevivir guiado por la locura y el deseo de venganza, que lo arrastra al infierno, y lo obliga a mantener para ello una vida en la que ha sido despojado de lo que más quería: su familia. Se ha fabulado sobre el juego intelectual en el que el lobo de Wall Street, representado por Leonardo, merced a su colaboración con Scorsese en un duro alegato contra la crisis de2008 el símbolo del capitalismo, es machacado por el grizzili de Yellowstone, intentando extraer conclusiones erráticas y desarmantes a este hecho y al de que Leonardo DiCaprio se proteja desnudo dentro del cuerpo de su caballo muerto, una vez despojado de sus vísceras, una interpretación que carece de todo sentido, tomada en su literalidad. Un mal augurio para quien pretende acceder a la preciada estatuilla.

El protagonista, condenado a la inmovilidad y dependiente del grupo, capitaneado por el villano de la historia (que lo es porque también ha sido objeto de un feroz agresión que lo ha trastornado y lo ha convertido en un avaro y un racista), y luego solo y abandonado, luchara con denuedo apoyado en sus heridas físicas y psicológicas. Serán su impedimento e inferioridad de condiciones para curarse, alimentarse o combatir con los hombres y las fieras, los que redoblarán su resistencia para llegar al fin propuesto, cubierto por la piel del oso que ha causado su desgracia. Roberto Maroto insiste en la reivindicación de la identidad  del propio director, en el que  "el marcado carácter de expiación católico,en el que la presencia y el castigo del cuerpo son de honda inspiración cristiana", y tiene más peso en el film que el existencialismo  sartreano de raíces europeas. El final de la película así parece indicarlo. Iñarritu deja su impronta en este film, una obra difícilmente superable, y para muchos críticos su obra definitiva, en la que parece querer esconder la estructura bajo aparentes planos secuencias con apenas perceptibles cortes, algún salo temporal,.en especial flashback,  o imágenes oníricas, involucrando al espectador en una especie de antitrama en la que la estructura se diluye en un tema que da sentido a la película, situando en segundo plano el argumento  que el público se esfuerza por seguir; sueños, evocaciones, tragedias simultáneas, presencia de un villano, etc. anclan, sin embargo, su narrativa en la convención que lo precede y enraíza el film con sus predecesores.

Un título inexcusable, uno de los mejores de la temporada que no deja a nadie indiferente.









(1) Cabalgar con el diablo.Roberto Morato.Dirigido por..., enero 2016.


2 comentarios:

  1. Os informo que existe una versión anterior a la protagonizada por Leonardo

    ResponderEliminar
  2. Ya. no me extraña en absoluto, porque estamos viviendo unos momentos en los que los remakes, las precuelas y las secuelas, así como los spin-off, están a la orden del día. Pero yo te aseguro que lo que experimenté en el cine Phenomena Experience de Barcelona, la única sala preparada para reproducir el cine hecho con las tecnologías más avanzadas, no lo había experimentado nunca.Estamos viviendo momentos que recuerdan el principio del cinematógrafo y no hay que dejarlos escapar.

    ResponderEliminar