Páginas vistas en total

lunes, 15 de febrero de 2016

El cielo puede esperar. Warren Beatty.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Haven Can Wait.
País: Estados Unidos.
Año: 1978.
Duración: 97 minutos.

Dirección: Warren Beatty & Buck Henry.
Guión: Elaine May y Warren Beatty., basado en la obra de teatro de Harry Segali. Remake del film de Alexander Hall 'El difunto protesta', 1941.
Casting: Pat Mock
Dirección de Fotografía: William A. Fraker, A.S.C.
Música: Dave Crussin.
Edición: Don Zimmerman, Robert C.Jones; Milton Lustig.
Director artístico: Edwin O'Donovan
Decorador del set: George Gaines.

Diseño de Vestuario: Richard Bruno Julie Christie y Dynan  Cannon: Theadora Van Runkle; 
Maquillaje: Lee Harmon.
Peluquería: Lynda Gurasich

Productor: Warren Beatty .
Productores ejecutivos: Howard W. Koch, Jr. y Charles H.Maguire.
Diseño de producción: Paul Sylbert.
Compañías. Productoras: Paramount.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Warren Beatty: Joe Pendleton,
Julie Christie: Betty Logan,
James Mason: Mr. Jordan,
Charles Godrin: Tony Abbot,
Dyan Cannon: Julia Farnsworth,
Buck Henry: el escolta,
Vincent Gardenia: Krim
Jack Warden: Max Corkle.
Joseph Maher: Sisk,
Hamilton Kamp: Bentley,
Arthur Malet: Everett,
Stephanie Faracy,
Jannie Linero: Lavinia
Dolph Sweet: Jefe de cocina,
R.G.Armstrong.: Manager general,
...

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:

Joe, un jugador de rugby, es atropellado y dado por muerto. Sin embargo, el ángel que lo acompaña al cielo descubre que ha cometido un error, pues a Joe aún le faltan unos años para morir. Cuando deciden devolverlo a la Tierra, descubren que su cuerpo ha sido incinerado, asi que deben buscar otro cuerpo.

Premios:
1978: Oscar: Mejor dirección artística. 9 nominaciones
1978: 3 Globos de Oro, incluyendo Mejor película - Comedia o Musical



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

El carismático actor, productor, guionista y director  Warren Beatty, hermano de la también deliciosa Shirley MacLaine, tras debutar en el cine, junto con Natalie Wood en una  película de culto dirigida por Elia Kazan, 'Esplendor en la hierba', (1961), inicia una carrera  jalonada de premios y reconocimientos artísticos, una existencia, al menos en apariencia, envidiable por su éxito con las mujeres más míticas del cine del momento, entre las que se encuentran Jane Fonda, Brigitte Bardot, Maria Callas, Vivien Leigh, Natalie Wood, Diane Keaton, Cher, Joan Collins, Daryl Hannah o Madonna, hasta que contrajo matrimonio con Anette Bening en 1991, hecho por el que ha sido considerado en su país como uno de los últimos sex symbol.

Desde sus inicios comenzó a trabajar con los mejores directores, -John Frankenheimer , (Su propio infierno (1962); Arthur Penn, Acosados (1965); Robert Altman, Los vividores (1971); Alan J.Pakula, El último testigo (1974). Decide dar el paso y ponerse detrás de las cámas con  'El cielo puede esperar'  (1978), nominada a 8 premios Oscar, un trabajo por el que alcanzó el reconocimiento definitivo  en 1981 con Rojos. por el que obtuvo la estatuilla dorada más deseada por los realizadores de Norteamérica y fuera de ella. En 1999 fue galardonado con el  Premio en memoria de Irving G. Thalberg, que se otorga desde 1937 en la misma ceremonia de los Oscar a personajes especialmente significados en el mundo de la producción cinematográfica.

Busto de Irving G.Thalberg.


Warren Beatti entra, pues, en la dirección por la puerta grande, reconocido por los certámenes de cine más ilustres de su país, los que otorga la Academia de Cine,  y los que concede la crítica, los Globos de Oro a la Mejor Película. Haven Can Wait es un remake del film dirigido por Alexander Hall en 1941, 'El difunto protesta'; Beatty se permite licencias como el cambio de profesión del protagonista, que ya no es boxeador ni disfruta del cognomen de 'Púgil volador', sino el capitán de un equipo de fútbol americano, el deporte más popular de Estados Unidos, que no muere pilotando su avioneta, sino que, de posición económica más modesta, es atropellado en un túnel por el que circula en con su bicicleta por un vehículo que incumple las normas de circulación y se salta la doble línea continua. El resto es un remake que reproduce el film de  Hall con bastante lealtad.

'El cielo puede esperar' es una obra sencilla, bien narrada, sin excesivas pretensiones; una comedia alocada en la que se pueden observar vestigios de la screwball de los años 30 y con cierta liberalidad en el tratamiento de las relaciones de la pareja, a pesar de las normas que imponía el Código Hays en las que aconsejaba evitar representar la infidelidad en la gran pantalla. La posibilidad que le otorga al fallecido el encargado de recibir las almas de los muertos, Mr. Jordan, interpretado por James Mason, de transitar por diferentes cuerpos sin ser reconocido, convierte la historia en una aventura de viajes de la que se pueden extraer algunas enseñanzas acerca de la condición humana. Joe Pendleton conserva algunas inclinaciones propias de su primera existencia dentro de un cuerpo humano, como el amor a la música y en especial a los instrumentos de viento. Cuando se corrija el error e inicie la recta definitiva de su existencia hacia un final mucho más lejano del que el mundo sobrenatural le había atribuido por error, se evaporarán sus recuerdos y sus aficiones, con la excepción de su dedicación al fútbol al alojarse en el cuerpo de un compañero, muerto a causa de un traumatismo cerebral mientras juega un partido.

Es curioso que la cadena privada TIVO introduzca esta película en su parrilla mientras Estados Unidos se debate en torno a la práctica de un deporte que produce lesiones cerebrales importantes, denunciada por el neuropatólogo forense nigeriano Doctor Bennett Omalu, que ha inspirado la última película protagonizada por Will Smith, dirigida por Peter Landesman y producido por Ridley Scott, (2016). Hasta que este médico dio la voz de alarma, parece que no había muchos problemas para reconocer que ciertos deportes matan a quienes los practican, como hace el tabaco con los fumadores, algo que se consideraba como un riesgo asumido por quienes elegían dedicar su vida a determinadas actividades. La diferencia que existe entre la denuncia que hace 'La verdad duele' y la de Michael Mann en 'El dilema', que muchos toman como referencia para establecer comparaciones, que denuncia la violencia estructural que ejercen las Grandes Compañias, suministradoras de nicotina, que se aseguran la adicción de sus clientes al producto de consumo masivo mediante lo que llaman 'estimulo de impacto' que se consigue a través de la incorporación de una  mezcla de amoniaco y comarina (cinelodeon.com), es que la sociedad conservadora, tras la incorporación de la mujer a un hábito centenario de los hombres, mostró un rechazo generalizado del tabaco y sometió a una persecución sin tregua a los fumadores, mostrándose como víctimas pasivas del consumo de un tabaco, que en otros tiempos las esposas 'con posibles' compraban a su maridos, en forma de enormes puros habanos.

El rugby es un deporte nacional, un gran negocio y un entretenimiento fundamental para las masas, que no están dispuestas a prescindir de él. Este hecho hace más difícil combatir sus efectos e incluso suicida llevar la polémica al cine. No en vano Warren Beatty convierte al boxeador, un deporte mucho menos extendido, aunque igual de violento, en un digno representante del pueblo americano, un deporte tan incrustado en la vida cotidiana de los americanos que llega a unir y dividir a las familias, un hecho que ocupa un lugar fundamental en el film de David O.Russell, 'El lado bueno de las cosas'.



No hay comentarios:

Publicar un comentario