Páginas vistas en total

jueves, 25 de febrero de 2016

El estrépito del silencio. (Masters of horror.) . Temporada 2.









::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original:  Sounds Like (Masters Of Horror)
País: Estados Unidos.
Año: 17 de Noviembre de 2006.
Duración: 62 minutos

Dirección: Brad Anderson.
Guión: Brad Anderson, basado en una historia corta de Mike O'Driscoll.
Dirección de Fotografía: Attila Szalai
Música: Anton Sanko.
Coordinador de especialistas: Jimm Dunn.
Director artístico: Teresa Weston.
Decorador del set: Ide Foyle.

Maquillaje efectos especiales: KNB EFX Group. Inc.
Responsable del maquillaje de los artistas: Michael Fields, Sarah Graham.

Productor asociado: Steve Best.
Compañías: Industria Entertainment., NYCE GUY Productions. STARZ Productions, www.mastersofhorro.net.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Chris Bauer: Larry Pearce.
Matty Pinochio: Tech,
Laura Margolis: brenda
Bicholas Elia: Hijo de Larry,
Grant Elliott: Doctor,
Richard Kahan: David,
Robert Underwood: Padre
Jaida Kong: Hija
Michael Daingerfield,
David Allan Pearson: Manager.,
David Lovgrn: Nimet Kanji: terapeuta.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:


'El estrépito del silencio' es un capítulo de la serie 'Masters of Horror, una serie de terror y misterio compuesta por 13 capítulos independientes de una hora de duración.Un hombre empieza a escuchar extrañas cacofonías, y poco a poco se va volviendo loco


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Brad Anderson nos cuenta la historia de un hombre corriente, un ciudadano medio americano que dispone de un buen trabajo en una empresa importante, un ejecutivo medio que sufre la pérdida más dolorosa, la de su pequeño hijo, víctima de una dolencia cardíaca. No es inusual que quien ha padecido un impacto traumático, quien ha sido golpeado fuertemente por la vida de una u otra forma en un momento puntual, haya asociado a su psique un hecho molesto, con frecuencia insignificante. que se daba al mismo tiempo que era víctima de su desgracia, y que reproduce su dolor una y otra vez, en cada ocasión en la que concurre esta circunstancia, ya sea el olor de la sangre seca en la nariz, si en ese momento quedaban residuos del fluido en los orificios nasales que provocaban un olor determinado. Esto es lo que le ocurre al protagonista, que no puede soportar el ruido más insignificante, que asocia al que producían las máquinas a las que estaba conectado su hijo pequeño, que no sobrevivió a una enfermedad del corazón y murió rodeado de instrumentos sonoros que lo mantenían con vida. Una pérdida que el padre no fue capaz de asimilar.

Larry asusta a un subordinado cuando le habla, indirectamente, de esta obsersión, que atribuya a que "a la mayoría de la gente le de miedo escuchar. Creen que si escuchan oirán lo que hay detrás de tanto ruido: el silencio. El silencio les da miedo, piensan que si el ruido es el sonido de la vida,  el silencio lo es de la muerte. Por esta razón deciden reunirse de ruidos que los hacen sentirse vivos, pero viven en una isla de negación, porque se niegan a escuchar de verdad, algo que nos conecta a todos para siempre." Poco a poco Brad Anderson va introduciendo al espectador en un mundo horroroso, en el que puede escuchar el más insignificante sonido que emite una hormiga cuando pasa a nuestro lado, un nido de ratas situado en cualquier rincón o el ruido que hacen los gusanos cuando devoran el cuerpo de su pequeño hijo muerto al que no dejan descansar en su tumba. Dividida en los convencionales tres actos reparadores de que habla Tubaut. tras una confrontación del espectador con un sufrimiento sin límites, la locura lo lleva a un terrible final.




No hay comentarios:

Publicar un comentario