Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

sábado, 27 de febrero de 2016

El novio de mi madre. Amy Heckerling





::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: I Cool Never Be Your Woman.
País: Estados Unidos.
Año: 2006.
Duración: 91 minutos.

Dirección: Amy Heckerling.
Guión: Amy Heckerling.
Casting: Daniel HubbardAnnie McCarthy y Jay Scully
Dirección de Fotografía: Brian Tufano, b.s.c.
Música: Mike Hedges; supervisor: Phil Hoper.
Edición: Cate Coggins.
Director artístico: Patrick Rolfe.
Decorador del set: Robert Wischhusen-Hoyes.

Diseño de Vestuario: Say Cunnifle.
Peluquería y maquillaje: Nicola Matthews, Lesley Smith.

Productores: Cerise Hallam Larkin., Philippe Martínez y Alan Latham.
Productor ejecutivo: David Gorton. Karinne Behr, Elie Samaha, Alastair Burlingham.
Productores asociados: Twink Capplan, Hugh Spurling.
Diseño de Producción: Jen Henson
Estudio: Bauer Martinez Entertainment,
Compañías: DeAPlaneta presenta a Templar Production en asociación con Formula Films.y Lucky7 Production.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Intérpretes: 

Michelle Pfeiffer: Rosie,
Paul Rudd: Adam.
Sarah Alexander: Jeannie,
Stacey Dash: Brianna
Jon Lovitz: Nathan,
Fred Villard: Marty,
Saoirse Ronan: Izzie,
Tracey Ullman: Madre Naturaleza,
...


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:

Rosie (Michelle Pfeiffer) ,  es una madre soltera de 40 años, una mujer madura que vive en Los Ángeles,cuya hija, Izzie /Saoirse Ronan),  está entrando en la adolescencia y sale con un tipo llamado Dylan (Rory Copus). Dirige un programa  de televisión tiene problemas de audiencia, razón por la que su jefe quiere sustituirlo por un reallity y para colmo su ayudante, Jeannie (Sarah Alexander),  intenta sabotearla. Las cosas no van mejor en su intimidad: su marido va a tener un bebé con una mujer joven. En un casting para el programa conoce a Adam Perl, (Paul Rudd) un joven actor del que queda prendada, pero le cohibe la creencia de que en el mundo del espectáculo las mujeres maduras no salen con hombres más jóvenes.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

El novio de mi madre se podría encuadrar entre las comedias que abordan la cuestión de género, películas intimistas realizadas con una financiación modesta que muchos encuadrarían sin problemas en la llamada serie B. El équipo técnico, (los putos amos como los llama Tim Miller en Deadpool) cuenta con mujeres en los puestos creativos más importantes, -guionista, director, director...-, aquellos desde los que depende el éxito o el fracaso del film. El subtexto está constituido por la edad del hombre y la mujer, una cuestión fundamental en la sociedad patriarcal que atribuye a la 'hembra' el papel de reproductora y cuidadora del hogar y de la familia; cualquier relación concebida fuera de este marco, en la que ella ya ha superado la edad idónea para fecundar hijos, es condenada por la superestructura religiosa creada a tal efecto. Por otra parte, y como se encargan de subrayar las imágenes en las que se inscriben los títulos inciales, muchos individuos de ambos sexos acuden a los cirujanos plásticos para que suavicen los estragos que el paso del tiempo han provocado en su cuerpo (flaccidez, arrugas...No es ningún secreto que los cuerpos jóvenes están mejor dotados para la seducción, una cuestión que ha dado lugar a un subgénero cinematográfico cuyo máximo protagonista es el cuerpo; muchos hombres, entre los que se encuentran algunos críticos, alabaron la película de François Ozon (2014), en la que su protagonista, una joven de cuerpo adolescente en formación se prostituía por placer con todo  tipo de hombres, con idependencia de su edad, al tiempo que denostaba la cinta del austriaco Ulrich  Siedl, Paraíso amor (2914), en la que invertía el sexo de los protagonistas y convertía en trabajadores del sexo a jóvenes keniatas.

Amy Heckerling elige a una mujer rellenita para representar la alegoría de la Naturaleza,; esta figura apela al público y lo sitúa en el contexto en el que la cineasta,- una niña llavín judía. una chica nacida y criada en el Bronx, a la que le encantaba ir a  la residencia de su abuela en Brooklyn donde pasaban horas viendo cine, en casa y en Coney Island-, va a situar una historia romántica que, aunque no desafía frontalmente a la sociedad patriarcal, si socava uno de sus cimientos más importantes; la solidez de la institución matrimonial, sustituida por una relación libremente establecida entre una 'Sra. Robinson' de 40 años y un joven de 29, una relación en la que la mujer profesional e independiente no busca la reproducción, sino simplemente el placer.

Amy Heckerling

La citada 'alegoría de la Naturaleza' actúa como un 'pepito grillo' que alecciona al público de esta película de serie B apelándo directamente a su conciencia mediante la ruptura de la cuarta pared y adentra al público en el contexto en el que Rosie y Adam van a vivir su historia de amor. Nos recuerda que "en lo más alto de la cadena alimenticia están los humanos, al que el hombre olvidó pronto. Y llegaron los niños del baby-boom, esos hijos mimados de la posguerra que tuvieron la oportunidad de pasarse la vida haciendo aquello que les venía en gana. En los tiempos en los que los hombres iban a la guerra,  toda su agresividad la descargaban en los combates, pero al decidir hacerse pacifistas y quedarse en casa; las mujeres comenzaron a luchar por su igualdad, a hacerse profesionales, dejando la maternidad para más adelante. Mientras ellos crecían obsesionados por el dinero y acumulando posesiones inútiles, hacían lo que les daba la gana, sin percatarse de que estaban agotando los recursos naturales, contaminando el agua y haciendo agujeros en el cielo. Pero ahora verán, se harán viejos, no les gustará su cuerpo  y se quitarán la piel del culo para ponérsela en la cara. No es natural. Querrán ser jóvenes para siempre jamás y yo les diré: 'Y una mierda chatos'.

'El novio de mi madre' es un film modesto que reflexiona sobre la producción audiovisual desde el cine, cuya protagonista, Rosie, vive en su vida cotidiana todo aquello que las producciones televisivas intentan excluir de sus producciones y que son fundamentales para la consecución de la felicidad por parte del ser humano: las relaciones de pareja, el deterior del medio ambiente, la precariedad del trabajo, la educación de los hijos en una familia monoparental. Hay una pequeña trampa que demuestra que hombres y mujeres no han superado las crisis sucesivas de la edad (la de los 40, la de los 50...hasta que llega un momento en el que todos dejan de contar las décadas y se preocupan  más por su hígado y sus riñones que por la tersura de su piel), y es el empeño en enfatizar los 10 años que los separan, y presentarlos al mismo tiempo diez años más jóvenes de lo que eran cuando se hizo la película,  una cuestión  que carece de toda importancia y que demuestra que el hombre sigue sin percatarse de un lema que lo  ha acompañado desde que se asentó y construyó ciudades, dando lugar a  la civilización :  'tempus fugit' y hay que aprovechar el momento.

Una nueva oportunidad para disfrutar del encanto de Saoirse Ronan niña. Un film que podéis ver en el Videoclub a que tiene acceso TIVO,de forma gratuita.




No hay comentarios:

Publicar un comentario