Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

viernes, 26 de febrero de 2016

El regalo. Joel Edgerton.






Ficha técnica:


Título original: The Gift.
País: Estados Unidos.
Año: 2015.
Duración: 108 minutos.
Estreno en España: 18 de marzo de 2016.

Dirección: Joel Edgerton.
Guión: Joel Edgerton.
Casting: Terry Taylor.
Dirección de Fotografía: Eduard Grau.
Música. Danny  Benski, Saunder Jurriaans.
Edición: Luke Noolan.
Dirección artística: Lorin Flemming.
Decorador del set: Matthew Flood Ferguson.

Diseño de Vestuario: Terry Anderson.

Productores: Jason Blum, Joel Edgerton, Rebecca Yeldhalm.
Productores ejecutivos: Jeanette Brill, Luc Etienne,  Couper Samuelson,
Productor asociado: David Joseph Craig, Dana Sano, Beatriz Sequeira.
Diseño de producción: Richard Sherman.
Compañías. Productoras: Blue-Tongue Films, Blumhouse Productions.



Intérpretes:

Jason Bateman: Simon,
Rebecca Hall: Robyn,
Joel Edgerton : Gordo,
Allison Tolman : Lucy
Tim Griffin: Kevin 'KK' Keelor,
Busy Philipps: Duffy,
Adam Lazarre-White: Ron,
Más créditos en Imdb.



Sinopsis:


La vida de una pareja bien acomodada, que se ha mudado a  a una maravillosa casa en la costa de California, cambia radicalmente cuando comienza a recibir misteriosos regalos de un antiguo compañero de clase. Ciertos secretos del pasado saldrán a la luz después de más de 20 años.


Premios (Filmaffinity) :


2015: Festival de Sitges: Mejor actor (Edgerton)
2015: Sindicato de Directores (DGA): Nominado a mejor nuevo director.





Críticas:

La crítica ha sido unánime en el reconocimiento del trabajo de Joel Edgerton, el joven actor australiano, al otro lado de la cámara, que ha participado en películas como Kinky Boots, en la que interpretó a  Charlie Price, al joven Owen Lars en la saga de  Star Wars Episode II: Attack of the Clones y en Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith, a Brendan Conlon en la película Warrior, a Tom Buchanan en el El gran Gatsby,  a Rhamses II en la película Exodus: Gods and Kings o John Connolly en Black Mass. En esta película que él mismo dirige, su primer largometraje como director, tras  los cortos  The List (2008) y Monkeys (2011).



Carlos Boyero escribe un buen artículo, con cuya premisa estamos de acuerdo, en la que reconoce abiertamente sus " prejuicios hacia el cine que se proclama indie (me he tragado tanto truño con estilo minimalista y pretensiones trascendentes...), resulta que los proyectos supuestamente pequeños son los que me llegan últimamente más adentro" . El regalo la escribe, la dirige y la protagoniza Joel Edgerton, cuyo careto me suena aunque no haya interpretado ningún personaje que me resulte memorable. Está rodada con cuatro dólares, en cinco interiores, con intérpretes que deben de ser colegas y consecuentemente a ínfimo precio (...) y no le hacen falta medios espectaculares para crear intriga, para que el espectador jamás se ausente, para que tengas tantas dudas como los protagonistas para saber qué les está ocurriendo, las sospechas de que alguien miente o mienten todos, que no existe nada evidente, que todo es retorcido y amenazante, que lo aparentemente transparente puede esconder comportamientos abyectos, que si la vida te ha ido bien puede fortalecer tu imagen ejemplar como ciudadano, profesional, marido, aunque siempre hayas sido un hijoputa, que las máscaras funcionan en sociedad o íntimamente, a condición de ser un embaucador con estilo, pero que todas las coartadas pueden derrumbarse con el paso del tiempo, ante situaciones límite." (1)




Alberto Luchini va un poco más lejos: "En su ópera prima como director, el actor australiano Joel Edgerton (a cuya carrera habrá que estar atentos) se ha atrevido con un doble salto mortal sin red que se desarrolla en dos pistas: por un lado la del cine de género puro y duro, ya que a primera vista la película es un thriller psicológico de manual, muy en la línea de los que triunfaban a principios de la década de los 90, tipo De repente... un extraño o Mujer blanca soltera busca, pero, profundizando algo más en ella, nos encontramos con cine de autor puro y duro que subvierte desde una perspectiva muy personal (además de dirigir, Edgerton escribe el guion y encarna al mefistofélico personaje sobre el que gira la trama y es imposible imaginarse a cualquier otro en su lugar) los cánones tradicionales del género al que se adscribe e incluye una muy poco disimulada crítica al idealizado american way of life de la burguesía WASP." (personas blancas descendientes de los primeros colonos, que cree en los valores tradicionales norteamericanos). (2)



Para Federico Marín Bellón "La película contiene retazos de un sinfín de títulos anteriores, pero tiene la virtud de sabe aprovechar algo bueno de cada uno y aportar sus propios giros, hasta la inevitable guinda final con la que Edgerton echa el resto. Con tanta referencia (del «Caché» de Haneke a «De repente, un extraño», de Schlesinger), es difícil encontrar auténticas novedades. Lo cierto, sin embargo, es que la trama avanza a paso ligero sin anticipar nunca la siguiente sorpresa, por más que si una cosa queda clara es que ese viejo amigo reencontrado no traerá nada bueno a la estabilidad familiar." (3)




Nando Salvá, tan exigente como siempre añade un matiz (desconocemos cuántas veces ha hecho pinitos para realizar algún film, aunque pequeño, no se le exigen las obras maestras que realizaron los críticos de Cahiers du Cinéma en torno a Bazin, en la década de los 60 ), con el que  sus compañeros no parecen estar de acuerdo: "Lo que al principio amenaza con ser otro 'thriller' de venganza en la línea de 'Atracción fatal' subvierte luego la fórmula mezclándola con elementos de 'Sospechosos habituales'. Mientras combina traumas de infancia con destellos de efectivo horror, Joel Edgerton -director, guionista y coprotagonista- frustra nuestras expectativas sobre quién es aquí el depredador y quién la víctima, y mantiene la duda hasta hacernos tener las uñas clavadas a la butaca. Lástima que al final acabe sucumbiendo a muchas de las convenciones de género que hasta entonces tan hábilmente había evitado." (4)




Salvador Llopart se une al coro de los que alaban la opera prima de Edgerton: " El regalo se sobrepone a sus propias premisas. Lo que al principio vemos claro no lo es tanto después. Su gran virtud es la imprevisibilidad. El regalo podría ser una historia de Highsmith, donde todo es lo contrario de lo que parece. Una historia siniestra que florece en su ambigüedad. El filme arranca con un extraño que se cuela en una familia aparentemente perfecta, y lo hace pidiendo reparaciones del pasado. La vida de esa pareja irá cambiando a medida que, poco a poco, un antiguo compañero del marido se empiece a colar en sus vidas. ¿Demasiado previsible?¿Les parece? Pues no se dejen engañar. Edgerton es más hábil que todo eso, y les hará pensar que transitan un camino cuando, en realidad, avanzan por otro bien distinto. (5)


(1) ¡Ay, los agravios de la infancia!, diario 'El País', 17 de marzode 2016.
(2) El regalo: thriller de autor, diario 'El Mundo, 17 de marzo de 2016.
(3) Crítica de "El regalo": de repente, un conocido. Diario ABC, 15 de marzo de 2016.
(4) 'El regalo': una caja con sorpresa. Diario 'El Periódico', 17 de marzo de 2016.
(5) 'El regalo': Patricia Highsmith al revés. Diario 'La Vanguardia', 18 de marzo de 2016.



No hay comentarios:

Publicar un comentario