Páginas vistas en total

domingo, 14 de febrero de 2016

Europa One. Sebastian Cordero.




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: Europa Report.
País: Estados Unidos.
Año: 2013.
Duración: 86 minutos.

Dirección:Sebastian Cordero.
Guión: Philip Gelatt.
Casting: Avy Kauffamn, C.S.A., Leeba Zakharov
Dirección de Fotografía: Enrique Chediak.
Música: Bear McCreary; supervisor: Jim Black.
Edición: Aaron Yanes, A.C.E.
Alexander Kopit, Craig Mckay, A.C.E. y Livio Sánchez.
Director artístico. Michael Ahern.
Decorador del set: Danielle Webb.
Supervisor efectos visuales: John Bair.
Coordinador especialistas: Brian Smyj.

Diseño de Vestuario: Anna Terrazas.
Jefe de departamento de maquillaje y peluquería: Leo Won.

Productores: Kevin Mishen, Ben Browning.
Co-productor: Andy Berman.
Productores ejecutivos: Michael Maher, Jeremy Kipp Walker
Diseño de producción: Eugenio Caballero.
Compañías. Productoras: Wayfare Entertainment Ventures LLC. Misher Films.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Sharlito Copley: James Corrigan,
Michael Nyqvist: Andrei Block,
Daniel Wu:  William Xu,
Anamaria Marinca: Rosa Dasque,
Christian Camargo: Daniel Luxembourg,
Embeth  Daviditz: Dr, Unger,
Karolina Wydra.: Katya Petrovna,
Dan Fogler: Dr. Sokolov,
Isiah Whitlock Jr.: Dr. Pamlik.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Seis de los mejores astronautas del mundo se embarcan en una ambiciosa misión: encontrar muestras de vida en Europa, la luna glacial de Júpiter. Cuando un fallo técnico provoca la muerte de un miembro del equipo descubren que no pueden comunicarse con la Tierra


;;::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

El film ha merecido grandes elogios de la crítica europea y norteamericana, sin un sólo punto rojo que arruine  su brillante curriculum, excepto por lo que atañe a la valoración del público que recoge Rotten Tomatoes, que le otorga un aprobado raspado con una aceptación del 58 por ciento de los que han accedido al visionado de la cinta; . El entusiasmo de la crítica radica en que Sebastian Cordero, con un bajísimo presupuesto,al menos en apariencia, ya que los títulos de crédito desdicen esta impresión,  algo que se materializa en la sencillez de los decorados, concentrados en un espacio muy reducido, la mezcla de texturas y el hecho  de que los responsables de este proyecto hayan conseguido hilar, con mayor o menos acierto, un verdadero film de metraje encontrado. No obstante hay un pequeño desliz, que conocen bien aquellos autores noveles que se presentan a los certámenes para creadores independientes sin una financiación adecuada: el protagonismo de Sharlito  Copley, que alcanzó notariedad como el actor fetiche de Neil Blomkamp o el de  Michael Nyqvist , protagonista de la saga Milennium; Avy Kaufman dirigiendo el casting y un largo listado de profesionales de todo tipo.

 Sebastián Cordero, realizador, escritor y editor ecuatoriano, conocido por 'Ratas, ratones y rateros', su opera prima, en la que narra la historia de un delincuente que comete varios crímenes en el submundo en el que habita, se puso al frente de este innovador proyecto. El film paseó por prestigiosos festivales ,- Sundance, Cannes, Venecia...), unos eventos que siempre me hace cuestionarme  por qué le gusta tanto a cierta gente ver películas en las que grupos humanos marginales viven en la frontera entre lo humano y el inframundo, e imaginar qué satisface a todos aquellos que ven tanta penuria en  carísimas televisiones de sus inmensos yates, un hecho habitual en festivales como Cannes. Probablemente quien vive cerca de estas tristes realidades se siente más incómodo y prefiere, cuando se gasta el dinero para ir al cine, soñar con mundos mejores. Un pensamiento que verbaliza Malcolm Brinnin en 'Set fire to the Stars' ; "Prefiero a la raza humana cuando duerme, cuando sueña." Aunque en el umbral de la consciencia también se pueden tener pesadillas.

El film es verdaderamente interesante para quienes deseen acceder al conocimiento de qué es una película de metraje encontrado o 'found footage' una técnica utilizada en las películas de terror y falsos documentales y muy apropiada para historias espaciales en las que es fácil reproducir un escenario que evoque el interior de una nave (que nadie sabe cómo es) con viejos objetos que se encuentran en las casas y unas cuantas luces que se suponen que  permiten leer códigos que transmiten datos de interés para las tripulaciones que, en realidad, a nadie le importan demasiado. El film se inscribe de pleno en la nueva era tecnológica, que está dejando fuera de onda a todo tipo de profesionales reacios a incorporarse a la nueva sociedad del conocimiento, pertrechados en su castillo medieval desde donde protegen la cultura superior que creen defender prescindiendo de los ordenadores como si de bichas se tratatra; la película se lanzó en primer lugar en iTunes Store de EE.UU. y video on demand , el 27 de junio de 2013 y el 2 de agosto pasó a las salas de cine. En iTunes estuvo disponible sólo para pantallas que tuvieran incorporado High-bandwidth Digital Content Protection (HDCP).

Cordero comienza el film con una voz en off que sitúa la acción en el contexto de una misión espacial, la de la nave Europa Wentures,  la primera con el objetivo de enviar hombres y mujeres, de cualquier lugar de la Tierra, al espacio. Durante más de seis meses el hombre contempló cada momento de la operación, hasta que se perdió toda comunicación con ellos. A partir de ese momento comienza un relato en el que cualquier aprendiz es capaz de encontrar los trucos utilizados para ahorrar recursos que exigen mayores inversiones (primerísimos primeros planos, elipsis muy oportunas y sacrificio de personajes como el que interpreta Sharlito, un papel de perdedor al que ya está acostumbrado.., Lo que diferencia estas odiseas cuando se hacen en el cono sur, aunque las financie el norte, es que el espectador debe abandonar la convicción de que todo lo negativo que dispone el diabolus ex machina (Daniel Tubau) es tan difícil de contrarrestar como lo que dispone el Deus ex machina; aquí ya no está el héroe  individual norteamericano y cada uno se las apaña como puede para sobrevivir, y las muertes no son heroicas, sino un tanto ridículas.

La película es, pues, un buen ejemplo de hipertexto en los que el autor puede abrir diversas ventanas simultáneamente, que el joven tecnológico es capaz de descodificar sin problemas.  Es imposible saber cómo progresará este nuevo modo de representación y cómo recordaremos estas películas que dieron los primeros pasos en la nueva dirección, aunque no todas las que se realizan consiguen los grados de cutrez y bizarrismo que, como pequeños flashes jalonan los 86 minutos de metraje de Europa One, algunos tan sabrosos como los saludos que se dispensan entre sí los astronautas que descienden al planeta Europa y los que permanecen en la nave, unas imágenes en las que no nos dejan ver enteros a los que suponemos, porque forma parte de nuestro imaginario, flotando ingrávidos.

Mas como afirma Daniel Tubau, las fronteras entre la ficción y la realidad se están desdibujando y quien cree ser aficionado a la novela realista está perdiendo la perspectiva al creer que porque no le propongan lugares extraños, llenos de objetos raros y seres extravagantes se sitúa plenamente en un terreno tangible y mensurable, cuando hace ya mucho tiempo que hay "pesadas máquinas que se elevan en el aire, coches que recorren autopistas de cinco carriles a velocidades de vértigo, trenes que apenas tardan tres horas en recorrer medio país, aparatos que hablan, puertas que se abren con sólo acercarse a ellas, escaleras y suelos que se deslizan, pequeños artilugios que nos permiten hablar con un amigo que está en China," etc., cuando la verdadera fantasía está constituida  por ese extraño mundo "de seres que visten fajas y refajos, corpiños y sombreros de hongo y abuelas de Madrid que tardan tres días en comunicarse con sus nietos de Barcelona, que son la auténtica ficción de la actualidad" (1). Cordero juega con su público al hacer un film que, en apariencia,  podría realizar cualquier chaval con su Ipod o Smartphone, con los que se graban a sí mismos simulando que son las cámaras de las naves o de los personajes, cuando, en realidad, detrás de esas imágenes tan modestas en apariencia, hay un gran equipo de producción y un elenco de actores de lujo. Algo más fácil de simular que un film  que narra la historia de una época que ya no existe, cuyos decorados, vestuario y atrezzo son de dominio público, y el empleo de grandes recursos se hace más evidente.


(1) El guión del siglo XXI. El futuro de la narrativa en el mundo digital. Alba Editorial. Colección Fuera de campo.pág. 111)

No hay comentarios:

Publicar un comentario