Páginas vistas en total

viernes, 5 de febrero de 2016

Exorcismo en el Vaticano. Mark Neveldine.





Ficha técnica:


Título original:  The Vatican Tapes.
País: Estados Unidos.
Año: 2015.
Duración:  91 minutos.
Estreno : 8 de enero de 2016.

Dirección: Mark Neveldine.
Guión: Christopher Borrelli y Chris Morgan, según un argumento de Michael C.Martin.y Christopher Borrell.
Casting: Rricia Wood, CSA, Deborah Aquila,  CSA
Diseño de Fotografía: Gerardo Mateo Madrazo. Color
Música:  Joseph Bishara.
Montaje: Eric Potter.
Director artístico: William V. Ryder
Decorador del set: Betty Berberian.

Diseño de Vestuario: Ann McKay.

Productores:  Chris Cowles, Gary Lucchesi, Chris Morgan y Tom Rosenberg.
Productores ejecutivos: Eric Reid, David Kern, James McQuaide, Chrisyopher Borrelli, Chris Fenton. Jackie Shenoo
Director de producción: Gerardo Madrazo, AMC,
Diseño de producción: Jerry Fleming.
Compañías. Productoras:  Pantellon Films, H2F Entertainment, Lakeshore Entertainment, Lionsgate; distribución: DeAPlaneta


Intérpretes:


Olivia Taylor Dudley: Angela,
Michael Peña:  Padre Lozano,
Dougray Scott: Roger Holmes,
Kathleen Robertson: Dra. Richards,
John Patrick Amedori: Pete,
Djmon Hounsou: Iman,
Michael Paré: Detective Harris,
Cas Anvar: Dr. Fahti,
Peter Anderson: Cardenal Bruun,
Alison Lohman: la paciente.



Sinopsis:


El film de Mark Neveldine narra la historia de una joven de 27 años quien, tras sufrir un accidente doméstico, se corta un dedo, acaba en el hospital y comienza a mostrar un comportamiento errático que conducirá a una posesión demoníaca. Una conclusión a la que llegan un grupo de sacerdotes que la examinan, y que deciden pedir autorización al Vaticano para realizar un exorcismo.


Críticas:

Mark Neveldine, colaborador habitual de Brian Taylor, que se ha situado al frente de películas de acción como Crank (2006), Crank: High Voltage (2009). Gamer (2009) o de Gosht Rider: Spirit of Vengeanze (2012) ingresa en el género de terror demoníaco con una película que ha pasado sin pena ni gloria, que se estrenó en algunos cines el 8 de enero del año en curso, y que supone una vuelta atrás en el reconocimiento de la existencia del Mal, que presupone a su vez la fe en fuerzas superiores del Bien.

Roberto Alcover Ortí sentencia que  los resultados están lejos de un mínimo artístico exigible' y en su primera película en solitario "se estrella contra un género que, pese a intentar llevárselo a su terreno, no controla con seguridad" . La película de Neveldine es "un largometraje más par engrosar las listas de subproductos que el género nos entrega cada año". (Exorcismo en el Vaticano. Terror desgastado. Dirigido por..., enero 2016).

Nando Salvá mantiene una postura más negativa ante el film: "Un nuevo 'greates thists' del cine de exorcismos, plagado de gruñidos, susurros, chillidos, gorjeos, contorsiones, seres que hablan lenguas muertas y hasta una escena en la que la poseída escupe huevos. Sorprende, en todo caso, la falta de humor mostrada por Mark Neveldine pese a lo increíblemente absurdo que es el material que maneja en términos de caracterización y narrativa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario