Páginas vistas en total

Adsense




sábado, 13 de febrero de 2016

La solución final.. Frank Pierson.




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: Conspiracy.
País: Estados Unidos.
Año: 2001.
Duración: 95 minutos.
Drama histórico.

Dirección: Frank Pierson.
Guión: Loring Mandel.
Casting: Suzanne Crowley & Gilly Poole (U.K.); Linda Lowy, C.S.A. & John Brace (U.S.)
Dirección de Fotografía: Stephen Goldblatt.A.S.C., B.S.C.
Edición: Peter Zinner, A.C.E.
Director artístico: Kenneth Wheatley.
Decorador del set: Brian Savegar.

Diseño de Vestuario: Rosalind Ebbut.
Jefe de maquillaje y peluquería: Mr.Branagh: Tina Earnshaw; Mr. Tucci: Carol Hemming.

Producción: Frank Doelger, Nick Guillot.
Productores ejecutivos: Frank Pierson, Peter Zinner. Frank Doelger, David M. Thompson.
Productor asociado: Cory McCrum-Abdo.
Diseño de producción: Peter Mullins.
Co-producción USA/Gran Bretaña, HBO, BBC Films

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

 Kenneth Branagh: Reinhard Heydrich,
Stanley Tucci,: Adolf Eichman,
Colin Firth,: Doctor Wilheim Stuckart:
Owen Teale.: Doctor Roland Freisler
Jonathan Coy: Newmann,
Brendan Coyle: Müller,
Ben Daniels: Bühler,
Barnaby Kay:Lange,
Kevin McNally: Luther,
Ian McNeice: Klopfer,
Brian Pettifer: Meyer.
Ewan Stewart: Leibbrandt,
Peter Sullyvan: Schömgarth,
David Threlfall: Kritzinger,
Nicholas Woodeson: Hofman,

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

El 20 de enero de 1942, 15 hombres acabarían sellando el destino de la población judía. Tras los noventa minutos de la reunión, el plan del proyecto de Solución Final de Hitler estaba listo. Adolf Eichman preparó 30 copias del acta de la reunión que, al caer el Reich, desaparecieron o fueron destruidas. El Protocolo de Waansee, que apareció en la oficina del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reich, es el único documento en el que los detalles del maníaco plan de Hitler fueron codificados.

Llegaron a Wannsse como altos mandos del ejército alemán. Dos horas después, eran conspiradores en el asesinato de millones de judíos. Esta es la histora de la reunión de alto secreto en la que 15 hombres discutieron y aprobaron las ideas de la infame "Solución Final" de Hitler. Adolf Eichman preparó 30 copias de alto secreto de lo que fue la reunión.. Con la caída del Reich, todas desaparecieron o fueron destruidas, excepto una. El Protocolo de Wannsee, encontrado en el Ministerio de Asuntos Exteriores es el único documento donde los detalles del maníaco plan de Hitler están recopilados y son la base para 'Conspiracy', que relata esta siniestra reunión del Alto Mando Alemán movilizado por Reinhard Heydrick. para llevar a cabo el exterminio de los judíos.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Premios:

2001: Emmy: Mejor actor (Kenneth Branagh) y guión. 10 nominaciones
2002: Premios BAFTA TV: Mejor telefilm. Nominada a mejor actor de drama (Branagh)
2001: Globos de oro: Mejor actor sec. serie, miniserie o película TV (Tucci). 3 nominaciones.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Frank Pierson, guionista y director neoyorquino, galardonado con el Oscar al Mejor Guión por 'Tarde de perros', (1975), fue el encargado por la HBO asociada con la BBC de poner en escena la Conferencia de Gross Wannsee, celebrada el 20 de enero de 1942, en la que se decidió el exterminio del pueblo judío y la forma en que había que llevarlo a cabo de forma cómoda, barata y eficiente: el asesinato masivo en cámaras en las que se los asfixiaba con monóxido de carbono. Para contar esta terrible historia el realizador contó con los mejores actores norteamericanos e ingleses, verdaderos profesionales capaces de dotar de la mayor dignidad un tema que no admite la poesía en ninguna de sus manifestaciones, entre los que se encuentran Kenneth Branagh, Colin Firth o Stanley Tucci.

El film, hecho para la televisión, de un gran valor informativo para quienes desconocen esta parte de la historia a la que cualquier apelativo que apliquemos resultará casi una justificación, (como afirma uno de los 15, el Doctor Freisler, la palabra guerra no es suficiente, habrá que inventar otra para definir lo que estaban proyectando hacer) comienza con una voz en off que introduce al espectador en esa sala de reuniones de una finca requisada a los judíos, cuyas paredes fueron testigo de la planificación del holocausto: "Adolph Hitler invadió Polonia en 1939  y dio comienzo la II Guerra Mundial; en el invierno de 1942 . Sus ejércitos se estaban muriendo de hambre y de frío en las estepas de Rusia y su mejor general falleció de un ataque al corazón. Además América había entrado en la guerra. Por primera vez el sueño de Hitler de un imperio alemán que  durase mil años se ensombrecía.. Mientras él nombraba y destituía generales y el invierno se recrudecía, quince de sus hombres recibieron la orden de abandonar sus puestos de mando y ministerios para reunirse en una tranquila residencia junto a un lago en Wannssee, cerca de Berlín y lejos de los fragores del frente. En dos horas aquellos hombres cambiaron el mundo para siempre. Solo una prueba de lo que allí se decidió pudo ser rescatada del naufragio de lo que iba a ser el Reich de los mil años.

Con un estilo conciso y depurado Frank Pierson va a introducir al espectador en una reunión, en la que los asistentes debaten sobre la forma más efectiva y con menos desgaste moral para los soldados alemanes, así como más económico y eficaz de ejecutar a 2.500 judios por hora, con un objetivo de alcanzar una productividad de 60.000 asesinatos diarios, a lo que se debía añadir la limpieza de las cámaras de gas y la eliminación de residuos. Fusilarlos, además de ser costoso emocionalmente para los soldados alemanes, requería mucho más tiempo para lograr el exterminio del pueblo judio de la faz de la tierra. La nota cómica, apta para mentes insanas como las de los ministros, militares y miembros de la gestapo reunidos, la pone Adolf Eichmann, cuando afirma que tras morir asfixiados los hombres, mujeres y niños sometidos a las letales emanaciones del gas letal, salen de color rosa, una apreciación que molesta a algunos y divierte a otros. Entran rojos y salen rosas, insiste Eichmann. Individuos de la dureza del oficial nazi Reinhardt Heydrich, (interpretado por Kenneth Branagh) el carnicero al que Hitler describió como 'el hombre de corazón de hierro', y popularmente designado como 'El Verdugo', 'El Carnicero de Praga' o 'la Bestia Rubia', capaz de especular con la forma más eficaz, rápida y barata de deshacerse de millones de personas se estremecía oyendo a Schubert .

Pocos sobrevivieron, pero menos aún fueron los condenados por sus crímenes, ni tan siquiera castigados, por falta de pruebas; otros murieron en combate. Sólo fueron ejecutados el  Dr. Joseph Bühler, ajusticiado en 1958 en Cracow (Polonia); Coronel de las SS Karl Schöngarth, condenado por un tribunal militar británico, ejecutado en 1956; Adolf Eichmann, capturado en Argentina por agentes israelíes  en 1960, juzgado, condenado y ahorcado por crímenes contra la humanidad en Jerusalén, el 1 de mayo de 1962. Sería conveniente revisar los escritos de Hannah Arendt e incluso ver la película de Margarette Von Trotta, para entender a la intelectual judeo/alemana.

A modo de justificación de la  filósofa se dice que, Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», el «pozo de maldad» como lo presentaba la mayor parte de la prensa. Los actos de Eichmann no eran disculpables, ni él inocente, pero estos actos no fueron realizados porque Eichmann estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócrata, un operario dentro de un sistema basado en los actos de exterminio. Sobre este análisis Arendt acuñó la expresión «banalidad del mal» para expresar que algunos individuos actúan dentro de las reglas del sistema al que pertenecen sin reflexionar sobre sus actos. No se preocupan por las consecuencias de sus actos, sólo por el cumplimiento de las órdenes. La tortura, la ejecución de seres humanos o la práctica de actos «malvados» no son considerados a partir de sus efectos o de su resultado final, con tal que las órdenes para ejecutarlos provengan de estamentos superiores. Algo que parece contradecir la copia de Martin Luther de la Conferencia de la villa de Gross Wannssee,  descubierta en el Ministerio de Asuntos Exteriores Alemán, por investigadores americanos en 1947, el único documento que queda de ella, y por algunos testimonios durante el juicio  que demostraron que Adolf Eichman no era especialmente antisemita, pero, según parece entró en conflicto con el propio Heydrich por el exceso de celo en el cumplimiento del deber, e incluso se negó a obedecer las órdenes de Himmler de acabar con estos asesinatos masivos.

Este film y otros muchos, así como toda la literatura sobre el tema demuestra que la cuestión no está cerrada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario