Páginas vistas en total

Adsense




miércoles, 10 de febrero de 2016

Una cámara inusual. The Twilight Zone.




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: A most Unusual Camera.
País: Estados Unidos.
Año. Primera emisión: 16 de diciembre de 1960.
Duración: 51 minutos.

Dirección: John Rich..
Guión: Rod Serling.
Casting: Ethel Winant.
Dirección de Fotografía: George T.Clemens y William V.Skall.
Tema musical: Marius Constant.
Montaje: Bill Mosher, Leon Barsha, Jason H.Bernie.
Sonido: Franklin Milton y Charles  Scheid, Bill Edmondson.
Dirección artística: George W.Davis y Phil Barber, William Craig Smith, Robert Tyler Lee.
Efectos especiales: Virgil Beck.
Decorados: Henry Grace y H.Web Arrowsmith, Arthur Jeph Parker, Buck Henshaw.

Maquillaje: Bob Keats.

Productor: Buck Houghton.
Productor ejecutivo: Rod Serling.
Productor asociado: Del Reisman.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Brian Aherne:  Booth  Templeton,
Pippa Scott: Laura Templetton,
Sidne4y Pollack: Arthur Willis,
Dave Willock: Marty,
Charles S. Carlson: Barney Flueger,
King Calder: Sid Sperry,
Larry J.Blake: Freddie,
David Thursby: Eddie,
John Kroger: Ed Page.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Unos ladrones de poca monta están haciendo inventario de un botín que acaban de conseguir, dándose cuenta de que la mayor parte de éste no tiene ningún valor económico. Al cabo de un rato se fijan en una extraña cámara fotográfica, cuya virtud es que es capaz de retratar el futuro.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Jordi Ardid cree que "una de las reflexiones más obvias que pueden hacerse de este episodio tiene que ver con la diferencia entre lo que se plantea y lo que se desarrolla a lo largo de una escasa media hora de metraje. Por una parte, la historia sigue fiel al principio de insertar el elemento fantástico dentro de la cotidianidad, gracias a esa cámara que es capaz de predecir el futuro y fotografiarlo." Tras señalar la mediocridad del film, añade un argumento de descargo de Rod Serling: el episodio fue objeto de las tijeras del censor. especialmente en lo que se refiere al lenguaje de los personajes.

Aunque el episodio, como casi todos, gira en torno al bien y al mal, el poder de la ficción creada por el director y su guionista tiene menos fuerza representativa de la existencia de estos poderes benéficos y maléficos que descargan sus iras en una banda de raterillos de tres al cuarto, con los que finalmente se puede solidarizar el espectador, que entiende el deseo de prosperar de esta pobre gente y su incapacidad de conseguirlo a causa de su escasa formación que frustran las expectativas puestas en la cámara, que tampoco juega a su favor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario