Páginas vistas en total

Adsense




domingo, 7 de febrero de 2016

Viaje al centro de la Tierra. Eric Brevig.






:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Journey to the Century of tje Earth.
País: Estados Unidos.
Año: 2008.
Duración: 105 minutos.

Dirección: Eric Brevig.
Guión: Michael Weiss & Jennifer Flackett y Mark Levin.
Casting: Vera Miller y Elisabeth Rudolph.
Dirección de Fotografía.Chuck Shuman,
Música: Andrew Lockington.
Edición: Steven Rosenblum, Paul Martin Smith.

Diseño de Vestuario: Mario Davignon.
Maquillaje: Kathryn Casault.
Peluquería: Coral Guidoux.

Productores: Beau Flynn, Charlotte Huggins,
Productores ejecutivos: Toby Emmerich, Brendan Fraser, Tripp Vinson.
Productor en línea: Iceland.
Diseño de producción: David Sandefur
TriPictures, New Line Cinema, Walden Media.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Brendan Fraser: Trevor Anderson,
Josh Hutcherson: Sean Anderson,
Anita Brien: Hannah Asgeirsson,
Seth Meyers: Profesor Alan Kitzens.
Jean Michel Paré: Max Anderson,
Jane Wheeler: Elizabethz,
Frank Fontaine: Hombre viejo.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Durante una expedición científica en Islandia, iniciada tras el descubrimiento de unos documentos de su hermano, fallecido cuando realizaba un trabajo e campo similar al que ellos emprenden, el visionario científico Trevor Anderson (Brendan Fraser), su sobrino, hijo del hermano finado, Sean (Josh Hutcherson) y su hermosa guía regional, Hannah (Anita Briem), quedan atrapados en una cueva. La única posibilidad de escapar de allí es adentrándose en las entrañas de la Tierra. Recorriendo mundos jamás vistos, el trío se encuentra cara a cara con criaturas increíbles. Pero la actividad volcánica del lugar es cada vez más intensa, por lo que deberán encontrar urgentemente una manera de poder volver a la superficie antes de que sea demasiado tarde.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Comentario:

Introducido estos días en la programación del canal  Hollywood, buscando el entretenimiento de los menores de la casa, el film  de Eric Brevig, que toma como referente la famosa novela de ciencia-ficción de Jules Gabriel Verne, precursor de la ciencia-ficción y de la moderna novela de aventuras, Viaje al centro de la Tierra,(1864), que corresponde a su etapade creación más naïf y fresca,  que se ha denominado del descubrimiento, cuando todavía la vida no había arrasado sus ilusiones y, agotado, se había lanzado a escribir relatos sombríos. La película de Brevig representa un entretenimiento inocuo que quizás defraude a quienes están ya acostumbrados a efectos especiales aplicados a la recreación de universos más imaginativos (y descender al centro de la Tierra los exige) cada vez que un cineasta da vida a los sueños de una mente poderosamente imaginativa como la del escritor cuya vida se dilató a lo largo del siglo XIX y conoció el cambio de siglo, muriendo en 1905, cuando muchas cosas ya estaba cambiando en el mundo del arte,y ya era previsible hasta qué punto iban a repercutir de forma definitiva en la literatura. El simple descubrimiento de la fotografía equivalía a un terremoto que iba a desmoronar la representación pictórica nacida al calor del Renacimiento de todas las artes.

La crítica ha tratado el film de forma tibia, en la que se reconoce que la única forma de disfrutar del producto, que alguno llama de feria, es decidiéndose a verla en 3D, provisto de las imprescindibles gafas, aunque el visionado en formato televisivo es suficiente para imaginar que, con la excepción del pájaro azul fosforescente y el salto por unas piedras de un campo magnético, poco hay en que los expertos en esta nueva tecnología puedan apoyarse con cierta garantía de éxito. Y a  quien piense que los niños con esto tienen bastante, hay que recordarles que la mayoría de ellos, incluso aquellos cuyos padres no pueden pagar las entradas de toda una familia para acudir a una sala de proyecciones, disponen de los suficientes medios para distinguir, (mucho más que grandes sectores de adultos), cuando lo que se les ofrece tiene calidad o es simplemente un producto de entretenimiento de serie B. No son pocos los jóvenes  que ya manejan estas técnicas y que intentan cada día pequeñas representaciones de su realidad en tres dimensiones.

Un buen elenco de actores y algunos gags escatológicos, que encantan a los jóvenes, como ya descubriera Joseph Fourier , socialista utópico inspirador de los jardines de infancia,  cuya vida transcurrió a caballo del siglo XVIII y XIX, que afirmó en sus escritos que lo que menos molestaba a los niños del trabajo penoso a que los sometió la revolución industrial, eran ensuciarse el cuerpo y evitar la ducha, salvan al film de la escasa fantasía de la puesta en escena de un film en el que se invirtieron 60 millones de dólares. Cuando uno cuestiona películas como 'Parque Jurásico', le queda poco margen para valorar un film como el que dirige Eric Brevig, perteneciente a un género que la población demanda para  satisfacer la necesidad de satisfacer la imaginación de los más jóvenes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario