Páginas vistas en total

martes, 8 de marzo de 2016

De Lovely. Irwin Winkler.







:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: De Lovely.
País: Estados Unidos.
Año: 2004.
Duración: 120 minutos.

Dirección: Irwin Winkler.
Guión: Jay Cocks.
Casting: Nina Gold.
Dirección de Fotografía: Tony Pierce-Roberts.
Música: Cole Porter.
Edición: Julie Monroe.
Dirección artística: John Hill.
Decorador del set: John Busch.

Diseño de vestuario: Janty Yates.

Productores: Rob Cowan,  Charles Winkler, Irwin Winkler.
Productores ejecutivos: Simon Channing Williams, Gail Egan.
Productor en línea: Georgina Lowe.
Diseño de producción: Eve Stewart.
Compañía  Productora y  distribuidora: Metro Goldwyn Mayer

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Kevin Kline:Cole Porter,
Ashley Judd : Linda Porter,
Jonathan Pryce : Gabe,
Kevin McNally : Gerald Murphy,
Sandra Nelson : Sara Murphy,
Allan Corduner : Monty Woolley,
Peter Polycarpou : L.B. Mayer,
Keith Allen : Irving Berlin,
James Wilby : Edward Thomas,
Kevin McKidd : Bobby Reed,
Richard Dillane : Bill Wrather,
Edward Baker-Duly : Boris Kochno,
Angie Hill : Ellin Berlin,
Harry Ditson : Dr. Moorhead,
Tayler Hamilton : Honoria Murphy
Más créditos en Imdb.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Película musical sobre Cole Porter, uno de los grandes compositores americanos autor de alguna de las mejores canciones del siglo XX, narra su vida pública y su vida íntima, dirigida por Irwin Winkler, ganador de un Oscar a la mejor película por Rocky y  protagonizada por el oscarizado Sylvester Stallone.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario

De lovely, magnífico biopic musical , (siglas de Biographical Picture), entrañable e inolvidable película que se te queda agarrada en el alma; el mejor homenaje al hombre que hizo feliz a una generación con su música, y que hará feliz a la gente cada vez que suene en cualquier circunstancia y lugar, una película que habla de lo que se identifica con 'el deber ser' que aquí coincide con el ser. Una buena dirección,una magnifica  ambientación y unos actores que han dado lo mejor de sí. Un título que destaca especialmente por el tratamiento que hace de la orientación sexual de uno de los músicos más destacados de Norteamericana, Cole Porter, cuyos temas han sido interpretados por los mejores músicos y cantantes de cualquier latitud y que trabajó para el cine, en concreto para la propia MGM, lo que entonces supuso una claudicación, en una sociedad que todavía apreciaba el buen hacer. El matrimonio es tratado como una unión entre dos personas, incómoda a veces, pero tolerante y tolerada por la mujer, como parece que era habitual en esa época y clase social; el entorno económico del compositor le proporcionaba constantemente jóvenes para su satisfacción, aunque tuvo que sufrir algún que otro chantaje. La esposa, una encantadora Ashley Judd, era mayor que él en la vida real, había estado casada y se enamoró de la música de Porter. En cada estreno le regalaba una pitillera, que se convertirá en un objeto que, al hacerse viejo, sentado en una silla de ruedas a causa de un accidente , le recordará el tiempo perdido, la época de su esplendor humano y profesional.




La puesta en escena adopta la forma de una representación teatral, en la que van desfilando todos los seres que tuvieron un peso emocional en su vida, alguno de los cuales ya había muerto. Destila un gran respeto hacia las tendencias sexuales de los hombres y genera la ilusión de que, incluso dentro de una pareja, pueda reinar el respeto a las necesidades vitales del otro; Porter buscaba todas las formas de amor posible y nunca las encontraba en una sola persona, en un solo sexo.. Es un film hermoso, con mucho glamur aunque se le hayan criticado la adaptación de los temas a los tiempos actuales. Kevin Klein interpreta el papel de su vida, en el que sabe representar a un hombre, Cole Porter, que era sobre todo su música. La película comienza con el “Night and Day“ (dedicada a su coreógrafo Nelson Barclift ) de “La alegre divorciada " (1932) y concluye con el “In the still of the night” de 1937.







En  De-Lovely, Cole Porter, muerta su esposa, evoca sus fantasmas como en un musical, y va repasando su vida, recuperando su tiempo perdido, en el que fue feliz, gozó de todos los placeres de la vida y fue recompensado, por ofrecer su buena música, con una de las mujeres más equilibrada, comprensiva, elegante...que alguien pueda jamás soñar. Y no era fácil para ella; es francamente hermoso imaginar que una mujer como esta, elegante, culta, con glamour, estuviera dispuesta a sacrificar tanto por un poco de música, como ella misma confiesa. A cambio siempre gozó del gran amor de Porter, traicionado por sus frecuentes escarceos con otros hombres, grandes pasiones amorosas, de las que ella era plenamente consciente. Esto no es nada aceptable para la moral de la época y ni siquiera para la actual . Pero este camino, que no siempre estuvo lleno de rosas, como le dice Linda, si estuvo sembrado de la música inmortal del compositor, que acabó como muchos otros trabajando para Hollywood, el gran 'Mecenas' de nuestro tiempo. Eran los tiempos del glamour y la elegancia, la palabra dicha en tono bajo y discreta, las grandes pasiones controvertidas... Este ha sido hasta ahora el gran papel de Kevin Kline. El film se publicita por la Metro como divertidísimo; yo no lo veo así, sino más bien triste y nostálgico. Una pitillera, que Linda regala a su marido en cada estreno, irá marcando los cambios espirituales y emocionales de Porter. Si algo nos deja ver esta ventana abierta al mundo que es el cine, es un ejemplo de tolerancia y racionalidad; Porter compartió con su esposa su vida amorosa, pero le dio los días de vino y rosas de los que pocas mujeres pueden hacer gala.

Con celuloide blanco y negro, color, cartón piedra, y otros artificios de la gran factoría de las ilusiones que fue Hollywood, la Metro Goldwin Mayer levantó el mayor homenaje a un músico que hizo un poco más grande su país, y al que Woody Allen conjuró en 'Midnight in Paris'. Un regalo para los sentidos y para el que tenga la suficiente sensibilidad para captarlo. La mujer siempre fue el sustento del gran hombre, pero la cuestión que se plantea es ¿quién estará allí si ella cae? Una respuesta que el espectador se puede dar estos días en los que la película se inclye en las cadenas que tienen TIVO.












No hay comentarios:

Publicar un comentario