Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

miércoles, 23 de marzo de 2016

Somewhere. Sofia Coppola.










Comentario:

Sofía Coppola, una cineasta, hija de Francis Ford Coppola, ha hecho un cine con una mirada muy delicada  e indie a las mujeres, sus chica en etapas diferentes de la vida, (la adolescencia con su encantadora, bien cuando penetra en los problemas de las adolescentes, 'Las Vírgenes Suicidas' (1999), la joven María Antonieta con sus zapatillas deportivas y corriendo por los pasillos de Versalles,(2006), la solitaria protagonista de Lost in translation (2003), y posterior a Somewhere 'The Bling Ring' (2013), unas películas únicas que definen a su autora como una de las más sobresalientes de fines del siglo XX y principios del XXI.

Somewhere es un film autobiográfico que comienza con una metáfora que informa acerca de la forma de vida de todos aquellos que se dedican al cine, en este caso un actor Johnny Marco, interpretado por Stephen Dorff, utilizando un recurso linguístico muy sencillo: coloca una cámara fija en un punto determinado de lo que puede ser un circuito de carreras, y comienza a filmar a un coche que va describiendo círculos sin interrupción, hasta llegar al agotamiento.  Entre tanto andar los caminos y desandarlos después la rutina de la vida cotidiana del protagonista, de hotel en hotel, de brazos de una mujer a los de otra, hace preguntarse al espectador si es una forma de vida que merece ser vivida, una conclusión a la que también llegará el propio hombre de éxito, aplaudido por todos y rodeado de aquello que, en apariencia, es lo que de verdad importa.

La siguiente secuencia muestra un pequeño accidente en la escalera de un hotel, que le produce una lesión en el brazo. De este modo, dos hechos le obligan a detener su ritmo de vida habitual: el accidente que le retiene en la cama algún tiempo y la convivencia obligada con su hija Cloe (Elle Fanning). En la primera parte del film, lenta y minimalista, el protagonista muestra una actitud pasiva, siempre durmiendo, duchándose, pendiente del móvil , transformado en un voyeur, que contrata a unas strippers, o acompañado de su hija con la que convive estrechamente,( duerme en la misma cama, la acompaña a patinar, mientras la observa cuando se desliza en una pista de hielo, en un tiempo que se hace eterno para el espectador, la lleva a las fiestas  y a los casinos de Las Vegas.Su único contacto con los adultos es en fiestas sociales, en las que entra y sale con discreción buscando el objeto de su deseo sexual, sesiones fotográficas, ruedas de prensa, galas o premios. Su vida es una cotidianidad de diseño.

En la segunda parte combina la estancia en hoteles de lujo, con piscina en la habitación, con apartamentos más íntimos, acompañado siempre por su hija, con la que hace lo que cualquier padre haría con la suya: jugar a la playstation, ver series en televisión (Friends), preparar comidas, ir a comprar al supermercado..., seguidos por coches anónimos, y recibiendo insultos por el móvil. Vive la notoriedad con aparente indiferencia y desaliño, y la imagen que transmite la cineasta, que vivió algo parecido en su infancia y adolescencia, no es la del brillo y el glamour hollywoodiense, sino la de la intimidad de muchos famosos.

Los planos desesperadamente largos del comienzo muestran el lento transcurrir del tiempo que acompaña al aburrimiento y el hastío de un hombre acostumbrado a moverse constantemente por motivos profesionales; posteriormente la cámara intentará retener esos momentos que no quiere que se le escapen, tomando plácidamente el sol en la piscina, tocando el piano mientras la joven se desparrama en el sofá... Cuando deja a su hija en el campamento vuelve a una casa que ha dejado de ser un hogar, aunque todavía quedan los restos de la última comida o cena con ella, cuyo recuerdo aún queda en el ambiente,  ahora irrespirable; se mira en el espejo buscando su alter ego que le satisface más. .La última imagen nos muestra a Johnny bajando del coche en el que al principio daba vueltas sin parar y alejarse andando por la carretera tras abandonar el lujoso deportivo en el arcén, Nuevamente el cine se analiza a sí mismo, se toma como referente en la figura de un actor, y nos muestra su vida cotidiana desacralizada, contada por una cineasta, hija de uno de los mejores realizadores que ha dado Norteamérica, que ha sabido desarrollar un estilo propio, muy alejado del de su padre y que aporta la mirada de una mujer, cuyas películas han gozado siempre del aplauso de la crítica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario