Páginas vistas en total

martes, 29 de marzo de 2016

Hithcock/Truffaut





Hoy, Alex Vicente  publica en el diario 'El País' una breve reseña de la entrevista que realizó François Truffaut en 1962 a Alfred Hictchcock, -'El cine según Alfred Hitchcock',- Con frecuencia se olvida a Claude Chabrol, que protagonizó una pequeña historia muy entrañable y divertida, cuando junto a su compañero Truffaut entrevistó al genio en 1955 la Costa Azul. Al dirigirse ambos jóvenes al encuentro con el maestro del suspense, carecían hasta de una modesta grabadora para la entrevista y la pidieron prestada, pero la mala suerte quiso que cuando ambos jóvenes se encontraban en el estudio donde el americano trabajaba en 'Atrapa a un ladrón', Chabrol pisó lo que creía que era un charco y sin embargo era un simulacro de pequeño estanque. La consecuencia fue que se hundió en el agua y los entrevistadores se quedaron sin grabadora. Esta pequeña y triste historia, que da cuenta de la humildad de los recursos de los cineastas de la Nouvelle Vague, la relata el propio Truffaut en el libro que ahora se ha convertido en película, un documental,  dirigido por Ken Jones, que llega el viernes a la cartelera, para cuya andadura se calientan ya los motores,

Se ha lanzado una nueva edición del libro, una nueva oportunidad para comprarlo, no solo quienes no lo han leído y tengan mucho interés por el cine, sino aquellos que, como yo, lo tenemos destruido de tanto manosearlo. Una guía imprescindible para entender el cine de Hitchcock, en cuya adaptación a la gran pantalla intervienen los directores más destacados de la actualidad, algunos tan solo un poco mayores que este entrañable cineasta que osó enfrentarse incluso a Bazin y a algunos compañeros de 'Cahiers du Cinema' al colocar a Hitchcock a la misma altura que Fellini o Bergman. La película se basa, según Alex Vicente,  en el encuentro realizado en  agosto de 1962, cuando ambos " acordaron darse cita durante ocho días en una salita de los estudios Universal en Los Ángeles, con dos micros de corbata, una intérprete –Helen Scott, que trabajaba en la oficina neoyorquina del organismo para la promoción del cine francés– y un fotógrafo, Philippe Halsman, que documentaría el encuentro en una serie de conocidas instantáneas. Durante 27 horas y a lo largo de 500 preguntas, Hitchcock detalló cómo había construido todas y cada una de sus películas." Cualquiera que haya seguido nuestro blog conoce las frecuentes citas a este libro, una joya imprescindible en cualquier biblioteca, por pequeña que sea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario