Páginas vistas en total

miércoles, 27 de abril de 2016

Grandes esperanzas.Julian Jarrold. (Televisión)






Ficha técnica:


Título original: Great Expectations-
País: Reino Unido.
Año: 1999,
Duración: 168  minutos.

Dirección Julian Jarrold.
Guión: basada en la novela de Charles Dickens, puesta en escena y dramatizada por Tony Marchant.
Casting: Gail Stevens y Maureen Duff.
Dirección de Fotografía. David Odd.
Música: Peter Salem.
Editor: Chris Gill.
Director artístico: Charmian Adams.
Decorador del set : Penny Crawford.

Diseño de Vestuario: Odile Dicks-Mireaux.
Diseño de maquillaje; Fran Needham.
Maquillaje; Nicola Matthews, Eve Wignall.

Productor: David Snodin.
Productor asociado: Melanie Howard.
Diseño de producción: Alice Normington.
Compañías. Productoras: BBC asociado con WGBH Boston.

Intérpretes:


Joan Gruffudd: Pip.
Bernard Hill: Abel Magwitch,
Justine Waddell: Estella,
Charlotte Rampling: Miss Havisham,
Clive Russell: Joe Gargery,
Ian McDiarmind: Jaggers,
Emma Cunniffe: Biddy,
Daniel Evans; Herbert Pocket.
Nicholas Woodeson: Wemmick,
Tony Curran: Orlick,
Lesley Sharp: Mrs.Joe,
Terence Rigby: Pumblechoock,
Gabriel Thompson; joven Pip,
Gemma Gregory: Joven Estella.

Sinopsis: 


Esta trama de amor, dinero y honor está basada en la obra 'Great Expectations' de Charls Dickens. El sueño del joven Pip (Joan Gruffudd) es llegar a ser caballero, pero su destino es ser herrero, hasta que un día un benefactor anónimo se convertirá en su protector logrando asi materializar sus anheladas ilusiones. Durante toda su vida permanece enamorado de la joven Estella ( Justine Waddell) una mujer que desde niña fue educada por la Señorita Havisham (Charlotte Rampling) para no amar a los hombres.

Premios:


1999: Premios BAFTA TV: Mejor vestuario. 5 nominaciones, incluyendo mejor fotografía
1999: Emmy: Nominada a mejor miniserie


Comentario:


Magnífica puesta en escena de la obra de Charles Dickens, 'Grandes esperanzas', una novela que fue publicada por All The Year Round desde el 1 de diciembre de 1860  hasta agosto de 1861, considerada como una de las más grandes y sofisticadas obras del autor que ha sido adaptada en más de 250 ocasiones al teatro y el cine. Un Bildungsroman o novela de aprendizaje, género literario que narra la transición de la niñez a la vida adulta, que en la ficción protagoniza Phillip Pirrip (Pip). Julian Jarrold ubica su historia en el contexto de una incipiente revolución industrial en la que perviven restos del pasado, como la institución de los gremios, en los que no carece de importancia poder ingresar en cualquier oficio por el escalón más bajo, como aprendiz, un hecho que provocará la envidia de los  más desfavorecidos, que no sentirán nada parecido a la fraternidad que proclamaban los franceses en 1789, sino un odio visceral a quienes habían logrado penetrar en un oficio, aunque sea por el puesto más bajo.

Pip sueña con ser caballero, y la entrada en casa de Miss Havisham, una dama de rancio abolengo, que descansa sus huesos en estancias decadentes, ostentosamente abandonadas, cuyos restos del esplendor del pasado yacen cubiertos por varas capas de polvo, acrecienta sus sueño de lograrlo. El decrépito caserón está habitado por dos mujeres, la noble señora y una chica adoptada, Stella, educada en el rencor y el odio a los hombres; ambas seducen al niño que entra en la mansión para entretenerlas y desarrolla 'grandes esperanzas', que más tarde verá satisfechas, aunque  su benefactor no es quien él imagina.

Londres no sólo es una ciudad grande y populosa, sino un lugar con abundantes zonas agrestes, sucias, toscas y groseras, cuyas calles rezuman sangre de las matanzas de animales realizadas in situ, en insalubres mercados; los edificios nobles se muestran oscuros y las calles, populosas, no solo carecen de brillantez, sino que aparecen puercas, inmundas, mugrientas y pobladas por ciudadanos vulgares; los caballeros viven en casas que no conocen la brocha y la pintura, con muebles modestos alquilados, que progresan a costa de relacionarse. Un mundo que se acaba y  que dará paso a un nuevo siglo que conocerá no sólo el desarrollo del capitalismo, sino sus crisis que desembocaron en dos grandes guerras que desangraron Europa, una tragedia de la que se vieron libres los  habitantes del nuevo mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario