Páginas vistas en total

La Revelación: Nuevo Nuncajamás

viernes, 1 de abril de 2016

Kiki. El amor se hace. Paco León.






Ficha técnica.


Título original: Kiki . El amor se hace.
País: España.
Año 2016.
Duración: 102 minutos.

Dirección: Paco León.
Guionistas:Paco León, Josh Lawson, Fernando Pérez.
Diseño de Fotografía: Kiko de la Rica.


Productores: Álvaro Agustín, Ghislain Barrois, Andrés Martín.
Compañías. Productoras y distribuidoras: Vértigo Films y Telecinco Cinema.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes

Sergio Torrico:
Paco León: Paco,
Alexandra Jiménez : Sandra,
Belén Cuesta : Belén,
Álex García : Álex,
Natalia de Molina:  Natalia,
Javier Rey : Javier,
Luis Callejo : Antonio,
Luis Bermejo: José Luis,
Candela Peña : Mª Candelaria,
David Mora : Rubén.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:


El tercer largometraje de Paco León mezcla cinco divertidas historias de amor que contarán con peculiares filias sexuales. Todos los personajes coincidirán en un calenturiento verano madrileño. Dacrifilia, Elifilia, Somnofilia y Harpaxofilia son las curiosas formas de obtener placer de sus protagonistas. Para disfrutar de sus atípicos gustos deberán descubrir cómo hacer que puedan formar parte de sus vidas. No cabe duda de que todos ellos romperán tabúes para adentrarse en esta nueva y apasionante etapa donde se entregarán al amor y el placer. Una comedia erótico-festiva protagonizada por el propio Paco León, que irá acompañado por actores como Belén Cuesta, Natalia de Molina, Alexandra Jiménez, Álex García y Luis Callejo. Tras las dos películas de 'Carmina', Paco León trae su nueva y divertida película.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

ciertos sectores del público español se sienten seguros en sus butacas ejerciendo de voyeurs, mirando a aquellos que, poseyendo un glamour cutre y barato, son un réplica de los sectores de las clases altas, representados por blogueras como MyPeeptoes, en realidad Paula Ordovás, que nos muestran sus bolsos de Carrefour o de Buitoni o zapatos de todo a 3 euros o Dolce Gabbana; Calzoncillos Calvin Clavin Klein, que los hay incluso para niños, o Ferrys guarros como los del famoso policía Torrente, interpretado por Santiago Segura. Son las dos caras de la misma moneda: la glamurosa de verdad y la bizarra-vicaria del que quiere imitar a los más ricos. Con los primeros grupos de espectadores se extasían, viven su particular feel good movie, con los segundos se divierten, como los antiguos nobles con sus bufones, en un país como el nuestro en los que la abundante pequeña nobleza con calzones remendados que escondían bajos sus viejas capas, de lo que hacía chanza nuestro ilustre Quevedo en 'El Buscón', renace,en un momento en que parecía que España se había modernizado, aunque la crisis nos ha hecho retroceder varios años y cada vez aumenta el número de los que visten ropas hechas por los 'chinos',muchos de ellos españoles de origen o de adopción', medio esclavos, que sueñan que algún días se podrán comprar aunque sea unos guantes de Loewe, como los que anunciaba la hija de Ana Belén, con gran escándalo de otros sectores que no se sienten identificados con la idiosincrasia quasi dominante.


Jordi Costa se siente complacido con el nuevo film de Paco León, que parece que ahora se ampara en la demagogia de la diferencia. Afirma que el cineasta ha abordado el proyecto con muy buen gusto, que no hay que confundir con la pacatería, y con una sensualidad gozosa que busca la identidad en la diferencia; tras establecer referentes con la película australiana, dirigida por Josh Lawson (2014),  The Little Death, incrementa su preocupación por la estilización visual, pero bordea, inspirado en los recursos del australiano los manierismos de la imagen publicitaria. (Luz de cintura para abajo.Diario 'El País', 31de marzo de 2016).


Desiréde Fez rebaja el entusiasmo ante este remake de The Little Death, marcando distancias con la película al comenzar su artículo diciendo que es más la película de un gran director que una buena película, aunque, tal y como está el patio, es bastante mejor que la mayoría de comedias españolas actuales (...) Es una bendita alternativa, y ya sólo por eso esmuytentador perdonarle todos los males (...) Centrada en las parafilias (desviaciones sexuales) de varios personajes, 'Kiki, el amor se hace' confirma el talento y la gracia de Paco León como director." ( 'Kiki, el amor se hace': más director que película. www.elespañol-com, dirigido por Pedro J.Ramirez. cita en Filmafinity).



Jordi Batlle Caminal, que siempre apuesta (o casi siempre) por la crítica constructiva, da muchas pistas que favorecen al público en la toma de la decisión de acudir al cine o no, obedeciendo a su libre albedrío:  " (...) en su tercer largometraje suficientes nexos de unión con el díptico consagrado a la ya totémica Carmina para poder hablar de un cineasta personal, con universo propio: una visión más bien áspera y descreída de las relaciones humanas, un agudo sentido de la observación de conductas en ambientes cotidianos y un puñado de personajes tirando a excéntricos dibujados con sabios trazos de espontaneidad serían sus constantes. Y, sobre todo, una innata habilidad para el diálogo: sus criaturas hablan torrencialmente, tienen una necesidad de expresarse verbalmente muy pronunciada. y las de León, expresión suprema del fulgor dialéctico de la palabra, son para mirarlas con el oído. (... )." El film se centra en las parafilias de un conjunto de parejas y el catálogo es jugoso. Tenemos a una chica que confiesa excitarse cuando es víctima de un atraco, navaja al cuello. Otra se calienta con el contacto manual con la seda. Una tercera sólo llega al pleno orgasmo cuando ve llorar al marido. Etcétera. Hay relatos orales hilarantes, algunos con altas dosis de escatología: la chica que evoca una lluvia dorada sobre su rostro, insoportable por el hedor fruto de los espárragos consumidos, o la descripción de la hija que vende bragas usadas, a mejor precio si hay rastros excrementales. No es que León (...) pretenda recrearse en una suerte de cinéma cochon (porno, para entendernos) vulgar, sino que apuesta por un cine libre, sin prejuicios ni coartadas, y por el lenguaje de la calle..." ("Kiki: el amor se hace': Comedia para el oído. Diario 'La Vanguardia, 1 de abril de 2016). ¡Ya estamos con el lenguaje de la calle...¿Qué calle? La viejo dilema de los intelectuales entre si había que elevar el nivel del pueblo o rebajar el nivel del arte, parece que se ha resuelto a favor de la segunda de las posibilidades, pero se han pasado tanto de frenada que hasta ese pueblo disfruta sintiendo su superioridad ante la bazofia que se le ofrece.



No hay comentarios:

Publicar un comentario