Páginas vistas en total

viernes, 1 de abril de 2016

Madame Marguerite. Xavier Giannoli.



Cartel, ficha técnica, intérpretes, sinopsis y trailer. (Pinchad aquí)

Comentario:


Catherine Frot, que nos ha encandilado con películas como 'Odette, una comedia sobre la felicidad' (2007), , vuelve a tener prendado al público en torno a una mujer que, apoyada en su riqueza personal, decidió formar parte del Olimpo de las bellas artes, a pesar de carecer de todo tipo de condiciones para ejercer de prima dona del bel canto. una actitud tolerada por todos por diferentes razones: unos por servilismo, otros por depender de ella para mantener su nivel de vida, como el marido...Junto a ellos, el mayordomo negro que actúa como un deux ex machina dirigiendo  el recorrido vital de la protagonista, desde la primera vez que se caracteriza como uno de los personajes de las grandes óperas que representa en privado hasta que él mismo decide el modo en que se debe resolver esta tragicomedia, en la que como afirma Javier Ocaña ocurre como en el cuento de Andersen 'El traje nuevo del emperador', al que nadie se atreve a decirle que va desnudo.





Nando Salvá, muy duro con la mayor parte de los filmes con que se enfrenta, pone el acento negativo al film de Xavier Giannoli:" Madame Marguerite' trata de ser ambigua pero más bien resulta confusa: acumula personajes y subtramas que jamás desarrolla, quiere ser tragicómica pero solo da bandazos entre lo trágico y lo cómico, e intenta racionalizar lo que debería haber permanecido un misterio: el porqué de todo cuanto de iluso, desesperado y patético tiene el ser humano." (Madame Margherite: Retrato sin foco.Diario 'El Periódico, 31 de marzo de 2016).




No es una obra maestra, pero si es una película agradable, bien construida en la que lo trágico y lo cómico definen a una mujer que tuvo mucho dinero y le faltó mucho amor, y a la que el destino, de la mano de su mayordomo, condujo, poco a poco  a un trágico final. Las cámaras de Xavier Giannoli miran con cariño a la mujer que hizo felices a los nihilistas y anarquistas de la época, que vieron en ella una afrenta  a la clase dominante, a sus obras de caridad y a su falta de generosidad, por mucho que se organizaran en sociedades antropológicas en pro de los huérfanos de guerra o los ex-combatientes. Una mujer que no dudó en cantar de forma horrenda en garitos, ataviada con una semana sobre las que se proyectaban denuncias contra los abusos de los explotadores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario