Páginas vistas en total

martes, 12 de abril de 2016

Superstición. Kenneth Hope.











Ficha técnica;

Título original: Superstition
País: Holanda, Luxemburgo/Reino Unido.
Año: 1982
Duración: 95 minutos

Dirección:
Guión: Paul Hoffman y Kaye Dennis, basado en la historia original de Stephen Volk.
Casting: Sarah Bearsdall.
Dirección de Fotografía: Stephen Smith.
Música: John Ewbank.
Editor: Kevin Whelan.
Coordinador departamento artístico: Barbara Westra.
Diseñador del set: Lijntje Helweg.

Diseño de Vestuario: Sabine Snijders.
Maquillaje: Sara Meerman
Peluquería: Patrick de Loor.


Productores: Bob Hubar y Denis Wigman.
Productores ejecutivos: Terry Glinwood.
Co-productor: Jimmy De Brabant.
Productor en línea: Ingrid Van Eig.
Diseño de Producción: Wilbert Van Dorp.
Big Time Films, Movie Masters II CV en asociación con Delux Productions S.A., Woodline Productions Ltd, con el soporte de INNOCAP.

Film dedicado a la memoria de Dennis Hope.


Intérpretes:


Mark Strong:Antonio Gabrieli,
Sienna Guilloru: Julie McCullough.
David Warner: Juez Padovani,
Frances Barber: Isabella Flores,
Alice Krige: Mirella Cenci,
Derek De Lint: Alessandro Cenci,
Charlotte Rampling: Frances Matteo,
David Schofield: Roberto Fallaci-



Sinopsis:


Julie es una niñera inglesa de 19 años contratada por un adinerado matrimonio para que cuide de su bebé. Cuando el pequeño muere en  un misterioso incendio que destroza el hogar familiar todos los dedos señalan a la joven recién llegada y Julie cae en una terrible pesadilla. Acusada de asesinato y considerada por la opinión pública como una bruja, Julie es cul pable hasta que se demuestre su inocencia. Superstición está basada en un hecho real que estremeció a Italia en 1980.


Comentario:



Kenneth Hope, quien dedica esta película a Dennis Hope, tras su breve paso por la escuela de Arte Hereford Kenneth, se trasladó a Londres, con el objetivo de convertirse en un fotógrafo profesional. En 1974 se trasladó a Amsterdam, donde colaboró con la revista 'Avenida', de difusión internacional, lo que favoreció la inclusión de sus trabajos en publicaciones de prestigio  como Vogue, Esquire o The Sunday Times, que alternaba con proyectos de carácter más personal que hoy se pueden ver en museos y colecciones privadas, tanto de Europa como de Estados Unidos. Desde 1989 hasta 1991 fue profesor de fotografía en la Real Academia de Bellas Artes de La Haya, en los Países Bajos, trabajó en publicidad y dirigió anuncios y vídeos musicales, creando su propia productora Lavventura. En 2001 lanzó su primer largometraje 'Superstición', que es el que ahora comentamos.

'Supertición' es un film ecléctico  que  se queda a mitad de camino del documental, el cine con vocación de realidad y el thriller de 'terror', sin lograr sobresalir en ninguno  de estos géneros. Parece que nadie haya visto este film, del que apenas ha quedado rastro, a pesar de contar con el protagonismo de Mark Strong y Charlotte Rampling. (Se aconseja ver Maps to the Stars de David Cronenberg , 1915, para entender por qué estas estrellas se prestan a trabajar en estas películas). Este film fantasma está realizado con un lenguaje audiovisual muy similar al que usan algunos de los realizadores que compiten en el certamen de cine independiente de Sundance, que parece haber creado su propio estilo (primerísimos primeros planos, que ahorran mucho dinero en el diseño del set y el trabajo del regidor y dificultan la contextualización del personajes); el director y su guionistas optan por una estructura circular y  un intento absurdo de explicar un fenómenos de poltergeist  con argumentos científicos. Es como querer casar el evolucionismo y el creacionismo y fundirlos en un mismo discurso, una simbiosis que parece buscar la película en el personaje de Frances Matteo (Charlotte Rampling), monja,  psiquiatra  y, al parecer, experta en fenómenos naturales. Ignoramos qué había en el cerebro de Hope.


Un físico, que actúa como testigo de la defensa en el juicio contra la chica-pirómana, nos intenta demostrar que los acontecimientos que se produjeron por aquel tiempo en Italia respondían a  una actividad  poltergeist que utilizaba como vehículo a una persona vulnerable, sobre la que centraba la actividad: Generalmente este  vehículo era una mujer joven que había pasado por situaciones estresantes en su vida. La mayoría de los sujetos vivían lejos de la casa en la que se producían los incidentes, en especial en familias donde había un significativo grado de tensión. Esto contado así ni tiene lógica ni genera interés, aunque conduce a una de las sentencias más curiosas de las que se producen en las películas de juicios: se declara a la chica  culpable de incendio doloso, pero inocente en cuanto al resultado del hecho de quemar una habitación a propósito: la muerte de un bebé que dormía en su cuna.

Que nadie se preocupe porque esto no es un spoiler, ya que la película continúa y tiene un broche final 'espectacularmente ridículo', y no queremos entrar en las razones' por las que los padres del niño podían ser merecedores de este castigo, ni por qué el destino juntó al abogado y su defendida. No sé dónde se puede encontrar esta película, si bien la red no parece el lugar; yo la encontré en una tienda de segunda mano. Un film que demuestra que el thriller de terror no es un género fuerte en Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario