Páginas vistas en total

Adsense




miércoles, 25 de mayo de 2016

Black Rain. Ridley Scott.







Ficha técnica:


Título original: Black Rain.
País: Estados Unidos.
Año: 1989.
Duración: 120 minutos

Dirección: Ridley Scott.
Guión: Craig Bolotin y Warren Lewis.
Dirección de Fotografía: Jan de Bont..
Casting: Dianne Crittenden; Japón: Nobuaki Murokooa
Música: Hans Zimmerhard , C.Goddard, John M.Dwyer..
Edición: Tom Rolf, a.c.e.
Directores artísticos: John J.Moore y Herman F.Zimmerman.
Decoradores del set: John Alan Hicks, Leslie Bloom, Ric
Coordinador de especialistas.Bobby Bass.

Diseño de Vestuario: Ellen Mirojnick-
Maquillaje: Richard Dean, Christina Smith, Monty Westmore, Fred C. Blau.
Peluquería: LyndellQuiyou, Kathryn L.Blondell, Susan V.Kalinowski.

Productores: Stanley R.Jaffe y Sherry Lansing.
Productores ejecutivos: Craig Bolotin y Julie Kirkham.
Productor asociado:Alan Poul.
Diseño de producción:Norris Spencer.
Compañías.Paramount Pictures para Jaffe/Lansing, asociados con Michael Douglas y Ridley Scott Filmssing Productions


Intérpretes:



Michael Douglas: Nick,
Andy García: Charlie,
Ken Katakura: Masahiro,
Kate Kapdhaw:Joyce,
Yusaku Matsuda: Sato,
Shigeru Koyama: Oshashi, 
John Spencer: Oliver
Guts Ishimatsu: Katayama,
...:


Sinopsis



El director Ridley Scott, responsable de dos de los más importantes thrillers de Hollywood,'Alien el octavo pasajero'  y 'Blade Runner', vuelve a sorprender con 'Black Rain',en la que Michael Douglas y Andy García, interpretan a dos policías de New York,cuyo trabajo como escoltas de un peligroso asesino que han detenido y deben repatriar a Japón conduce a los bajos fondos de Osaka, directamente en el centro de una brutal y encarnizada Yakuza, o mafia japonesa que tiene su origen en el siglo XVII, en cuyo seno se libra una brutal batalla por elpoder.


Comentario:


Black Rain (Lluvia negra) es no sólo la más ignorada, sino la más ecléctica y referencial de las que ha hecho Ridley Scott, y desde luego muy mal entendida por la crítica. El post de Alberto Abuin llega a decir que :"De hecho, el título es uno de los menos apropiados que se han puesto en un film, pues su relación con la historia que se narra en el mismo apenas existe, por no decir que parece que se ha puesto simplemente porque es un título llamativo." (1) Remata su análisis con un esfuerzo de erudición  para explicar el gusto del realizador por las buddy movies, retrotrayéndose a 'Los duelistas', una película de Scott en 1977. Nos quedamos un tanto perplejos porque no sabemos a qué pareja se refiere: ¿A la que forman los dos policías americanos? ¿La del policía japonés Katakura y el vaquero Nick, una vez asesinado  Charlie, el agente que interpreta Andy García? ¿los corruptos Sato y Nick? Demasiadas parejas.





Ridley Scott comienza justificando el título de su película como pocos realizadores han hecho, insertado los primeros títulos en  el disco rojo que emblematiza al sol naciente, que Japón lleva en su bandera, y que popularizó Steven Spielberg en 'El imperio del sol', e, imitando la presentación de la saga de Indiana Jones,  realiza un fundido que sobreimpresiona un globo terráqueo ubicado en un jardín neoyorquino, colocado de tal forma que deja ver el continente americano (Cono Norte y Sur). Si Japón había iniciado su revolución occidentalizadora y capitalista en la era Meijí, que algunos relacionan con la Revolución Francesa, aunque desembocó en una monarquía absoluta, las bombas de Hirosima y Nagasaki, la 'lluvia negra' de que hablan todos, no sólo acabó con los restos que quedaban de la cultura propia de Japón, sino que creó subproductos como Sato, un asesino al que se enfrenta  el Oyabun de la Yakuza de Osaka,  porque valora, como cualquier norteamericano (según creen los japoneses) ante todo el dinero. Los vencedores les hicieron tragar sus valores y les quitaron su honor. Otros, como el policía Katakura, orgullosos del progreso que estaba experimentando su país en la década de los 80,cuando  no sabían que el ídolo de los pies de barro tenía los días contados, llega incluso a manifestar que el futuro es suyo, porque mientras los americanos sólo saben hacer cine y música, ellos construyen las máquinas.




Este es el contexto en el que Scott introduce una historia difícil de catalogar (¿film de acción, thriller, western? un poco de todo). Todo está medido desde que arranca el film y Michael Douglas entra en campo por el margen inferior derecho y ladeando el globo terráqueo, montado en su motocicleta  se dirige hacia el puente de Brooklyn, tomado en un plano tan extraño, que se reconoce casi únicamente porque en la lejanía se yerguen todavía las llamadas popularmente 'Torres Gemelas' del World Trade Center, mientras suena 'Living on the Edge of the Night, interpretada por Yggy Pop, que evoca  'Easy Reader' de Dennis Hopper (1969), el himno de una generación que luchó por su libertad. Hay algo que diferencia a Nick de su compañero Charlie: le dobla la edad, ha tenido más tiempo para corromperse que él, y ya sabe que las cosas no son blancas o negras, sino que su propia ciudad está dominada por el gris, y que es fácil quedarse con un dinero de 'nadie' cuando se está muy  necesitado. Un tema que tratará, entre otros muchos, Werner Herzog en 'Teniente corrupto'(2009).






Mientras está sometido a una comisión de investigación junto a otros compañeros, se encarga a Nick escoltar a un gángster, un joven mafioso japonés, que ha pasado al lado más oscuro, porque los jefes de las yakuzas no le conceden la categoría de  Oyabun que él cree que merece. Entonces comienza la marcha, no hacia el Oeste, sino hacia el Este,  de un justiciero, mitad defensor de la ley, mitad forajido, que se enfrentará a las formas del pueblo colonizado y sometido. El choque entre ambas civilizaciones está servido y cada cual pondrá en juego las capacidades y destrezas adquiridas: Sato, un japonés occidentalizado, no sólo controla las artes marciales,sino ha adquirido el dominio de una máquina muy occidental: la moto de carreras que maneja como el mejor deportista de élite. Nick es un líder con esta máquina, pero no domina la lucha asiática, sino el individualismo mamporrero americano y la capacidad de enfrentarse a todo el mundo él solo, aunque, finalmente se le sumará el colega japonés, que entiende que sus jefes tampoco son tan ejemplares. Al fin, Nick, 'solo ante el peligro', ganará la batalla, y si el héroe de  Zinnermann, acabado el duelo, tira su estrella al suelo, el nuevo sheriff americano le hace un regalo a su compañero nipón no  demasiado difícil de interpretar.





Un film nada complaciente con la sociedad americana (ya nos gustarían autocríticas así en nuestro país);  casi se podría decir que roza la misantropía, en la que individuos que hace mucho tiempo que han dejado de ser inocentes, conservan al menos un valor: la camaradería, el amor al compañero por el que es gratificante jugarse la vida. Poco más. Ni familia, ni estado, ni amor romántico, sino algún contacto sexual ocasional. Alguno dirá, y puede que tenga razón, que la película es maniquea, que Scott sobreestima la idiosincrasia americana y su sistema de valores, pero, al mismo tiempo, no puede negar que cuestiona la decencia de las instituciones y su vaquero es un hombre endeudado, que hace carreras con su motocicleta por dinero, que se quedó con parte de un botín policial, una acción en la que le acompañó más de un policía y que, terminado su trabajo en Osaka, vuelve a esa vida cotidiana, en la que los edificios de Manhattan están muy lejos de él y los suyos. Casi tanto como de Japón.





El film tiene todo lo que precisa para pasarlo bien un amante del cine de acción, que, teniendo al frente a Ridley Scott no puede defraudar, pero también incluye una clara e inteligente denuncia de la colonización de oriente por los occidentales, y los rencores que este hecho ha producido. El trailer ha sido visitado por casi medio millón de usuarios, a pesar de haber sido despreciado por la prensa.


(1) Críticas ala carta/ 'Black Rain' de Ridley Scott. Blog de cine, 7 de junio de 2011.





No hay comentarios:

Publicar un comentario