Páginas vistas en total

lunes, 9 de mayo de 2016

Declaradme culpable.Sidney Lumet.




Ficha técnica;


Título original: Find Me Gikty.
País:Estados Unidos.
Año: 2008
122 minutos.

Dirección: Sidney Lumet.
Guión: Sidney Lumet.
Casting: Ellen Chenoweth y Susie Farris.
Director de Fotografía: Ron Fortunato, A,S,C.
Música: Jonathan Tunick.
Edición: Tom Swaetwout.
Director artístico: Emily Beck.
Decorador del set: Ron Von Blomberg.

Diseño de Vestuario: Tina Nigro.
Responsable de maquillaje: Kelly Gleason,
Estilista de peluquerñia: Kerrie Smith.

Productor: Bob Yari, Robert Greenhut, T.J.Mancini, Bob DeBrino.
Co-productores: Tina Nigro, Frank DiGiacomo, Robert Katz, Ernst-August.Schneider.
Productor asociado: Wolfgagg Schamburg-
Productor ejecutivo: George Vitetzakis Oliver Hengst.
Diseño de producción: Christopher Nowal.
Compaías: Yari Film Group Releasing y Bob Yari Productions presenta en asociación con  el Syndicate Films International.MHF Zweite Aademy Film Production, One Race Films Production.


Interpretes:


Vin Diesen: Jackie DiNorcio
Frank Pietrangolare: Carlo Mascarpone,
Peter Dinklage.: Ben Klandis,
Linus Roache: Sean Kierney,
Ron Silver: Juez Finestein,
Annabella Sciorra: Bella DiNorsio,
Alex Rocco: Nick Calabrese,
Jerry Adler: Abogado de Jackie,
Richard DeDomenico: Tom Napoli,
Aleksa Palladino: Marina DiNorsio.
Robert Stanton: Chris Newberger,
Marcia Jean Kurtz: Sara Stiles,
Domenick Lombardozzi
Peter McRobbie: Peter Petraki,
Chuck Cooper: James Washington,


Sinopsis:


El Gobierno de los Estados Unidos sentó en el banquillo a 30 miembros de la familia Lucchese, con el objetivo de acabar con la mafia New Jersey.  Jackie, uno de sus miembros, decidió enfrentarse al juicio defendiéndose a sí mismo. La película está basada en la historia real de Giacomo DiNorcio, Jacki Dee'.


Comentario:



Lumet construye el film que gusta sobremanera a los críticos, en torno al código de honor del hampa, la historia de un juicio contada sin glorificaciones ni celebraciones de los personajes; el protagonista, Vin Diesen, es tomado por las cámaras como si de un documental se tratara, um buen ejemplo de cinema verité con un resultado increíble, pero basado en una historia real. Así que Roma locuta, causa finita (habiendo hablado Roma, todos a callar). Que un jurado dejara libre al clan de los Lucchese no es que sea increíble, sin embargo lo que más sorprende es la alegría que muestran todos, absueltos y juzgadores, frente a la confusión de los fiscales, que habían querido pactar las penas con los presos porque no lo tenían todo bien atado. La actitud del héroe, que renuncia al abogado,  de no denunciar a los amigos, cueste lo que cueste, se gana al jurado.

Mientras en España se ha considerado un film elegante y divertido (Javier Ocaña), a la altuna del mejor cine de Lumet, en Estados Unidos se ha rebajado bastante el nivel de entusiasmo, aunque salvo raras excepciones, como Peter Travers de Rolling Stone, ha sido bien considerada.

Esra semana la ofrecen los periódicos, una oportunidad para ver un film no muy fácil de encontrar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario