Páginas vistas en total

miércoles, 18 de mayo de 2016

La Fábula de isidoro. Julio Fuertes Tarín.





Estos días se amontonan los eventos culturales en torno a Julio Fuertes Tarín y Juan Pastor (integrantes de Johnny B. Zero ). Hoy el protagonista de la historia (la real y la ficticia ) era Julio, parapetado constantemente detrás de un cartel que anunciaba que él  era 'el autor' y una imagen un tanto cutrona de San Pancracio  (para los eruditos: en latín, Pancratius; en griego, Άγιος Πανκράτιος; en italiano, San Pancrazio; en inglés, Saint Pancras ; dato obtenido en Wikipedia, de acuerdo con los nuevos tiempos), al que iluminaba una enorme vela, mientras una cafetera-cronometro marcaba el tiempo de Héctor Sansano, que actuaba como 'maestro de ceremonias', al tiempo que Juanma liberaba sonidos de su guitarra, deslizando de tanto en tanto alguna que otra nota conocida. En las sillas de esta agradable librería,  Bartleby, ubicada en la emblemática calle de Cádiz, una de las que atraviesan el barrio gentrificado de Al Russafi de Valencia, un público único, interesado por la música, la literatura, el arte e incluso la filosofía y el cine. Había de todo.

En torno a ellos, pues, los que tienen algo que decir en la cultura valenciana, que no podían faltar a la cita de Julio, que para la ocasión había elegido una camisa picassiana, que junto a su actitud provocativa y desprejuiciada ha conseguido convertir una presentación de un libro, un hecho cultural cada vez más infrecuente, en un evento único, en el que hasta el público ha puesto lo mejor de sí mismo. Es magnífico estar rodeada de gente que todavía tiene ganas de gritarle al mundo que tiene algo que expresar, algo que comunicar, y, para ello, nada mejor que una librería-café-ocasional, que proporciona un marco inigualable para un acto como el que protagonizaba nuestro amigo Julio. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario